07/05/2021

«VEO GRAN CAPACIDAD EN EL PRESIDENTE»

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El ex Gobernador del Chaco destacó el liderazgo de Alberto Fernández, y su amplia convocatoria a todos en este difícil momento. El caso de la nación guaraní. Sus preocupaciones por la provincia en que ocupó la máxima magistratura.

El embajador argentino en el Paraguay y ex gobernador del Chaco, Domingo Peppo, destacó «la gran capacidad del Presidente, su liderazgo y su forma de gobernar con una participación muy amplia». A este y otros temas se refirió durante una entrevista concedida al programa dominical La Otra Campana, que se emite por LT7 Radio Corrientes en dúplex con LT12 Radio Guaraní, bajo la conducción del periodista Rubén Duarte. 

A continuación, los tramos más significativos del diálogo: 
-Desde su mirada como embajador de Argentina en el Paraguay, ¿cómo está la situación sanitaria en ese país?
-Paraguay hizo las cosas bastante bien y reaccionaron rápidamente en una serie de medidas y protocolos. Prácticamente de forma instantánea. Y hoy los resultados son buenos, reconocidos a nivel de América Latina y también por la OMS. Con 8 millones de habitantes, tiene cerca de 800 y pico de infectados. Solamente 11 fallecidos. Tienen una estructura de protocolos muy rígido que fueron aplicando y hoy están en una fase de apertura, que es la fase 2, de lo que llaman la cuarentena inteligente, que es muy interesante porque la economía acá se está moviendo. Estimo yo que dentro de un 60 o un 70 por ciento se está moviendo la economía paraguaya, con muchos protocolos de cuidados en cuanto a la protección sanitaria. La ciencia hasta hoy, nos debe, digo yo, la respuesta a este virus. Está en nosotros y en el cuidado para evitar la transmisión del mismo. Acá, en cualquier lugar donde se va a entrar, hay que mantener la distancia social, el tema del barbijo y los cuidados de limpieza de manos. Evidentemente, estas medidas le ha dado buenos resultados. El problema y el talón de Aquiles están en la frontera del Paraguay, en el departamento de Paraná que está al Sudeste del país, en el cual están pensando en aislar el mismo por el riesgo que tiene esa zona sabiendo que Brasil es un gran problema por el número de contagios. Es una evaluación constante, eso les permite ir viendo cómo se desarrolla el tema para ir avanzando.
-¿Qué agenda tenía prevista para estos meses hasta fin de año?
-La agenda cambió bruscamente. Veníamos con una agenda agresiva en la cuestión del vínculo económico-comercial. Paraguay, como país con estabilidad, estaba brindando posibilidades de inversión en la Argentina. Son consumidores, además, de muchos productos argentinos, lo cual nosotros queríamos potenciar. Eso se está dando en la actividad económica, se mantiene con algunas disminuciones tanto en importación como exportación. No tan bruscas, pero se mantienen. La idea era promover mucho más, sobre todo en algunos temas en que Argentina es un gran productor y que Paraguay todavía no es comprador, como es el caso de los automóviles, máquinas y después todo lo que es la cuestión inmobiliaria en materia de construcción. Acá hay un proceso inmobiliario muy interesante. Después hay otra agenda que es institucional, que tiene que ver con Yacyretá, con la energía. Es un tema también fundamental para nosotros. Hay un proceso de ampliación de Yacyretá, con una represa que está edificada y que si Dios quiere en julio comienza que es Aña Cuá. Eso aumenta su potencia y la posibilidad que en un futuro se pueda pensar en Corpus, una represa que está en la zona de Misiones o en la misma represa en la zona de Itatí. Son cuestiones que no hay que dejarlas de trabajar para que en el futuro se pueda cumplir. La Hidrovía, que es tan importante para nosotros como para los paraguayos, es un punto de estructura de transporte que es valiosísima. La cuestión ambiental y la cuestión de seguridad, son otros de los grandes temas que tenemos con Paraguay. Todos sabemos lo del narcotráfico, las cuestiones también del Paraná superior, o sea, una cantidad de cosas además de lo cultural, educativo, social y el posicionamiento de Argentina en el mundo con el tema del Mercosur y de los organismos.
-¿Qué nos puede decir de la gestión de Alberto Fernández?
-Lo que veo es una gran capacidad del Presidente, un liderazgo y una forma de gobernar con una participación muy amplia. Se rodeó de sus gobernadores, equipos técnicos profesionales que son los que asesoran en la cuestión sanitaria y desde ahí van surgiendo las resoluciones o las acciones que va tomando. Y en este contexto hoy la Argentina, si bien creo que estamos prácticamente en el pico de lo que es la cantidad de infectados, también es sobresaliente el resultado comparando con otros países. No quiero nombrar otros países, pero la realidad argentina con un gran conurbano de más de 20 millones de habitantes, me parece que las acciones que se están llevando adelante son adecuadas. Yo priorizo como él, el valor salud. Siempre digo que a la mañana cuando nos levantamos, lo primero que le pedimos a Dios es salud. Con salud, estamos en condiciones de pelearle a cualquier cosa, pero si no hay salud comunitaria ahí la cosa se complica.

La situación en la vecina orilla
-Le pedimos que hable del Chaco, que está con un problema realmente muy preocupante con el Covid-19.
-Es lamentable lo que está pasando y doloroso, pero se está trabajando. En el país somos la tercera provincia con mayor número de infectados, y de muertos también tenemos un número importante. Nos obliga a tener que reforzar mucho más las medidas para poder controlar este momento. Yo siempre digo que el problema del Chaco fue porque el caso cero generó contagios iniciales, que eso provocó que rápidamente la expansión del virus se dé por varios lugares y atacó al sistema de salud. Eso entró luego en las comunidades originarias del barrio Toba. La verdad que nos causó un nivel de contagio muy alto. Hoy, sé que el Gobierno está trabajando algunas medidas de volver el proceso a la apertura de algunas cuestiones, más que de apertura de control diría yo. La rigurosidad de control en el mismo para poder mantener y bajar el número de contagios. Y también evitar la circulación. Yo creo que el secreto de todo esto, que lo veo en Paraguay, Formosa y en otros lugares, es justamente el hecho de evitar las cuestiones sospechosas de casos. En mi caso, yo estoy en cuarentena, el día martes recién voy a liberarme. Me hicieron los hisopados, también a mi familia. El primero dio negativo y el segundo también, con lo cual recibimos el alta. El que tiene sospecha, como síntomas, ya lo aíslan. Lo llevan a lugares que acá son albergues, los cuales están monitoreados por el Ejército y las fuerzas de seguridad. Creo que a veces estas medidas que son antipáticas y duras, verdaderamente hacen mantener los resultados que vemos y que otros lugares como en el Chaco, no se han dado. Veo el esfuerzo que hace el Gobernador en tratar de coordinar todo esto y también de evitar la propagación hacia el interior. Hay que destacar que lo del Chaco, el grueso está en el Gran Resistencia, no está en el interior. Esto es meritorio y hay que tratar de contenerlo en ese lugar.
-Hoy por hoy decimos la palabra Brasil y es como que da miedo, ¿no? Es el quinto país en el mundo con más muertes por Covid-19.
-La verdad es que Brasil es una preocupación para nosotros porque estamos muy cerca. Brasil es un problema porque quedó demostrado que no se tomaron las medidas iniciales, que es donde había que lograr que el virus no se expanda como se expandió. Y hoy Brasil está viviendo un momento de preocupación muy difícil. Mucha gente que está en Brasil, se está queriendo ir. Desde el lugar que estoy, a veces recibo llamados de gente que quiere salir del país. Es triste, pero Dios quiera que todos encontremos la salida de esta situación, hasta tanto podamos tener la vacuna famosa o el remedio para una pronta recuperación. Mientras no está eso, está en la gente y en nosotros. Y a veces somos cabeza dura también, el ser humano, ¿no? El querer desafiar a estas cuestiones, pensando que no nos va a llegar.
-Embajador, el último minuto es para usted. Lo escucha todo el Noreste.
-Un saludo grande y desde el lugar donde estoy, ponerme a disposición de cada uno de mis hermanos argentinos. Estoy acá para trabajar en pos de superar todo esto y poder crecer, ese es el objetivo central. Que cada uno tenga la posibilidad de tener un trabajo, ver a nuestros hijos y decirles que tienen un futuro posible. En un país, como dijo el Presidente, tan desigual. Pensemos en los que tenemos en nuestro alrededor y de ver cómo construimos algo más equitativo. Que verdaderamente sea motivo y alternativa de crecimiento y de felicidad, que la gente pueda vivir dignamente. Desde mi lugar, estoy a disposición para trabajar con todos y cada uno de los que así lo requieran.

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!