07/07/2020

El Frente de Todos impuso su mayoría en el Senado y aprobó la creación de una comisión bicameral por el caso Vicentin

COMPARTIR

La norma, que solo votó el oficialismo, obtuvo 41 votos a favor. La oposición no acompañó la medida y hubo 29 votos en contra. Ahora el proyecto irá a la Cámara de Diputados

La oposición avisó desde el inicio. Juan Carlos Romero y Luis Naidenoff, presidentes del bloque Federal y del interbloque de Juntos por el Cambio, anunciaron que sus bloques no participarían del debate de tres convenios a consideración del Senado porque estaban por fuera del acuerdo reglamentario para las sesiones remotas. El radical formoseño alertó que no se desconectarían para facilitar el trámite pero que no votarían ni a favor ni en contra, como si estuvieran ausentes. Y dejó en claro que sí darían el debate y votarían en contra de la creación de la comisión Bicameral Investigadora del caso Vicentin “para no convalidar la transgresión al reglamento del Senado” respecto a que la iniciativa necesitaría 48 votos (dos tercios) y no la mitad más uno de los presentes. A pesar de los reclamos, el Frente de Todos votó la media sanción con 41 votos a favor, mayoría simple tras recordar que así creó comisiones el propio macrismo. “Están a tiempo, recuperen el rumbo”, pidió pasadas las 21, en los discursos de cierre, Naidenoff.

Después se sucedieron, una tras otra, cuestiones de privilegio en las que se enredaron los senadores y senadoras que cruzaron reproches pendientes de acusaciones mutuas en sesiones anteriores. Les llevó unos 40 minutos, al punto que el radical Julio Martínez de La Rioja preguntó si se tomarían toda la sesión para esos planteos.

Cristina Kirchner no los escuchó. Después de que se izara la bandera y cantaran el himno la reemplazó el misionero Maurice Closs, vice de la cámara, que sólo se quitaba el barbijo para moderar y de inmediato volvía a colocárselo sobre nariz y boca.

Tras cuatro discursos del oficialismo, se votó a favor de tres convenios, uno para la Eliminación de la Violencia y el Acoso en el Mundo del Trabajo; el segundo para la Extradición entre las Repúblicas de Argentina y Rumania y el tercero para la Extradición entre las Repúblicas de Argentina y Brasil. Closs se sorprendió cuando chequeó los votos en voz alta: “Senadora Lucila Crexell, ¿votó a favor?”. Ella respondió que sí desde Neuquén. Fue la única opositora que acompañó aún cuando comparte bloque con Romero, Carlos Reutemann y Clara Vega que como los senadores del PRO y de la UCR figuraron en el tablero como “ausentes”.

La asistencia volvió a ser casi perfecta. Los únicos que no estuvieron fueron José Alperovich, de licencia, y Carlos Menem que fue internado.

Tras la votación arrancó el debate de fondo. El proyecto de ley del senador Oscar Parrilli, hiperkirchnerista, dividió aguasque impulsa la creación de una Comisión Bicameral compuesta por seis diputados y seis senadores que tendrá por objetivo investigar las “presuntas irregularidades que pudieran existir en la relación crediticia entre el Banco de la Nación Argentina y la empresa Vicentin SAIC, posible defraudación y estafa comercial a acreedores, clientes de la firma y/o empresas de Cereales y Soja con las que competía”. También tendrá las atribuciones para “la detección de posibles operaciones de encubrimiento y/o lavado de activos que pudieren ser de origen delictivo y la responsabilidad de la Unidad de Información Financiera (UIF) por incumplimiento en sus obligaciones de control”. Y, finalmente, podrá buscar información para establecer si se “han efectuado giros o movimientos financieros a sus vinculadas en el país y/o en el exterior, afectando dolosamente los ingresos públicos”.

Lo defendió la santafesina María de los Angeles Sacnun. Alertada sobre cuál sería el planteo opositor lo primero que fundamentó fue la posibilidad de votar con mayoría simple. Según el artículo 88 del reglamento del Senado las comisiones especiales y bicamerales se votan con mayoría calificada de los dos tercios del pleno y se impulsan a través de una resolución. El oficialismo encontró un atajo, presentó un proyecto de ley que “puede ser votado con mayoría simple”, dijo la presidenta de la comisión de Asuntos Constitucionales. “No requerimos de los dos tercios que requiere el reglamento porque estamos frente a un proyecto de ley y no de resolución”, insistió.

A diferencia de otros dirigentes, justificó como santafesina el banderazo en Avellaneda, ciudad sede de la agroexportadora. “En muchos casos salieron de muy buena fe a defender su identidad”, planteó pero advirtió que “nosotros tenemos que desnudar esta trama”.

Y se diferenció de Juntos por el Cambio. “Estoy dispuesta a escuchar, estoy abierta, pero me resisto a señalar que todos somos Vicentin como si esta empresa fuera ejemplar. No soy Vicentin”.

Por Juntos por el Cambio fue Esteban Bullrich el primero en marcar el eje de los cuestionamientos. “No íbamos a tocar temas que no correspondieran con el Covid”, inició su discurso y justificó la decisión de dar el debate porque, consideró, “se pretende modificar el reglamento de esta cámara, las comisiones deben crearse por resolución” . Después citó un discurso de Cristina Fernández como senadora: “Sostenía con claridad que hacían falta dos tercios para crear comisiones”, recordó.

Además cuestionó que a la Bicameral se le dé atribuciones para investigar sólo los últimos cuatro años de relación con el Nación. “200 millones de dólares de los 300 millones de deuda fueron asignados en la gestión anterior”, consideró sobre el gobierno de Cristina Fernández. Y advirtió que hoy “esta es una cámara que solo se usa para la venganza, la revancha, para los sentimientos de odio ue tienen una, dos o tres personas en este recinto”. Y describió sobre Oscar Parrilli, el más cercano a la Vicepresidenta, que “solamente dos proyectos fueron originados en este Senado, los dos tienen el mismo autor, el senador por Neuquén que parecen ser los únicos que merecen ser tratados”. Subrayó: “No rechazamos solo el proyecto sino la forma y la forma en que está gestionando este Senado. En lugar de ver si solucionamos los problemas de los argentinos estamos viendo si solucionamos el problema que tienen dos argentinos”. Y finalmente pidió unidad porque “los desafíos que vamos a tener que atender son muy grandes, la Argentina nos va demandar que estemos unidos”.

Sesion Remota en el recinto del Senado de la Nacion, donde se tratan varios proyectos de ley del Poder Ejecutivo y la creacion de la Comision Bicameral Investigadora de las relaciones crediticias entre el Banco de la Nacion Argentina y la empresa Vicentin S.A.I.C., el 24 de Junio de 2020, en Buenos Aires, Argentina. (Foto: Charly Diaz Azcue / Comunicación Senado)
Sesion Remota en el recinto del Senado de la Nacion, donde se tratan varios proyectos de ley del Poder Ejecutivo y la creacion de la Comision Bicameral Investigadora de las relaciones crediticias entre el Banco de la Nacion Argentina y la empresa Vicentin S.A.I.C., el 24 de Junio de 2020, en Buenos Aires, Argentina. (Foto: Charly Diaz Azcue / Comunicación Senado)

Laura Rodríguez Machado, otra vice del Senado presente en el recinto, habló antes de reemplazar a Closs en el estrado. Calificó el proyecto de ley en lugar de una resolución como “la manera de escabullir los dos tercios a la hora de votar”. Fue más incisiva aún que Bullrich. “Los diez directivos más importantes de Vicentin figuran como aportantes a una campaña electoral, la de 2007. No la de Macri, la de Cristina Fernández de Kirchner. ¿Se olvidan tan rápido de quién son amigos la gente de esta empresa?”, lanzó. Y también fustigó la posibilidad que la comisión realice allanamientos por lo que, aunque su banda se opone a la creación, confirmó que si se creara la integrarían: “Vamos a estar para ver qué papeles manotea Parrilli, no sea que sean papeles del periodo de cuando fueron gobierno y de los créditos que el kirchnerismo otorgó”.

Como Closs, Rodríguez Machado tuvo que avisar a varios senadores que se les había acabado el tiempo para hablar. El primero que escuchó la voz de límite fue Oscar Castillo de su mismo bloque que dejó su micrófono abierto y se oyó cuando se quejaba de que su propia compañera lo cortara.

Con Cristina Kirchner de regreso, Parrilli explicó irónicamente “qué hicimos nosotros, el chavismo”. Habló de las empresas recuperadas y de que “hubo solo tres que expropiamos, YPF que es mixta, Aerolíneas Argentinas y Ciccone Calcográfica”. Y mencionó los resultados con Aysa y los DNI como ejemplos de éxito: “No estamos enamorados de ningún instrumento, tenemos conocimiento, gestionamos y planificamos, el Estado tiene que ir a aquellas actividades donde los privados atentan contra los intereses de la Argentina no fuimos contra ninguna empresa que daba ganancias. YPF estaba loteando Vaca Muerta como si fuera una inmobiliaria, no por una cuestión ideológica, fuimos pragmáticos”.

Parrilli no esquivó la acusación de Rodríguez Machado. “Imputan que Vicentin aportó en 2007 a su campaña. Bueno, no solamente a la suya, también a la del senador [Julio] Cobos, que era su compañero de fórmula. Así que, en todo caso, Vicentin apoyó a Cristina, a Cobos y después también aportó a Macri. Pero si aporta o no aporta, no nos va a modificar absolutamente para nada la actitud que tenemos que tomar” advirtió en alusión al hoy integrante de Juntos por el Cambio. Y finalizó: “Quieren crear fantasmas, dicen que los kirchneristas se quiren quedar con todo, que Cristina viene por la venganza. ¡Dejen de mentir!”, exclamó.

La presentación de Martín Lousteau volvió a arrancar con un contrapunto con Cristina Fernández.

“Tiene la palabra el senador Lousteau”, avisó ella. Ante el silencio del radical repitió: “Si abre el micrófono es mejor, Lousteau, gracias”. A lo que él respondió: “Perdón, lo abrieron ustedes. ¿Se me escucha?” “Sí, sí, se lo escucha”, agregó ella con tono cortante.

“Este mecanismo rompe la institucionalidad” acusó Martín Lousteau, esta vez desde su casa donde se aisló a pesar de que el hisopado para saber si tenía coronavirus le dio negativo. El radical porteño comparó al Cristina Kirchner con el pez carpín dorado que en la película ‘Buscando a Nemo’ representaba el personaje de Dory y que pierde la memoria cada treinta segundos. “Como sociedad nos pasa algo parecido, perdemos la memoria” describió sobre cambios que sufrieron empresas como YPF. Y luego repitió la defensa en favor de la mayoría calificada que hizo la Vicepresidenta para la creación de comisiones cuando era senadora mientras Carlos Menem era presidente de la Nación.

A él y a Naidenof les respondió el jefe del bloque del Frente de Todos José Mayans quien enumeró una serie de comisiones creadas a través de una ley, como la votada hoy. “En ningún caso se plantó lo de los dos tercios”, reflexionó sobre las normas que crearon la comisión investigadora del ARA San Juan y sobre las contrataciones de Participación Pública y Privada conocidas como PPP. Ambas fueron sancionadas durante el gobierno de Mauricio Macri.

“No sé qué les preocupa”, se preguntó Mayans antes de someter la ley a votación y de considerar que el trámite continuará en la cámara de Diputados “donde el oficialismo no tiene mayoría”. “Es vergonzosa la actitud de la oposición, cambien de actitud, cómo se van a oponer a la creación de una comisión investigadora”, reprochó Mayans.


COMPARTIR