15/07/2020

Huella de carbono: de ser una medición extra a convertirse en aliada comercial estratégica

COMPARTIR

Un documento de Aapresid revela que esta estimación significa, en este momento, un estimador clave. Las rotaciones que más emiten y las que menos.

Indefectiblemente, la agricultura genera emisiones de gases de efecto invernadero, pero captura dióxido de carbono de la atmósfera y retenerlo en el suelo como carbono orgánico.

Miguel Angel Taboada, especialista en suelos de INTA, dice que “las metodologías para estimar la Huella de Carbono son cada vez más comunes y el agro no es la excepción” y agrega que, ahora, son aliadas comerciales estratégicas.

En este sentido, la adopción de la siembra directa en más de un 90% de la superficie agrícola coloca a la Argentina en una posición ventajosa. La ausencia de labranzas permite reducir las pérdidas de carbono por mineralización y aumentar su secuestro en el suelo. 

Mirá también Crean un sistema que convierte los desechos de comida en gas para cocinar y fertilizantes

Según estimaciones del equipo de Taboada, en campos de productores de la Chacra Pergamino, en esa localidad, de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa, la huella de carbono también varía con el manejo.

Comparando los distintos planteos, el monocultivo de soja fue uno de los menos ‘emisores’, pero también el que menos carbono capturó, mostrando la máxima Huella.

Las rotaciones de menor impacto ambiental fueron las ‘más verdes’, es decir, aquellas de mayor tiempo de ocupación del suelo, diversidad de especies y presencia de cultivos de servicios (CS), en especial leguminosas. 

La diversidad de especies favorece el aporte equilibrado de residuos, mejorando la actividad de los microorganismos responsables de descomponer y secuestrar el C en el suelo. Los CS de leguminosas como vicia aportan N orgánico, cuya degradación es más progresiva y en formas fácilmente asimilable por las plantas.

“Esto demuestra la importancia de rotaciones equilibradas para lograr sistemas más eficientes, que generen menos emisiones netas por kg producido”, advierte Taboada.

Este será uno de los ejes con los que el “Programa Aagricultura Certificada” que desembarcará en el XXVIII Congreso Aapresid virtual, en agosto. 


COMPARTIR