10/07/2020

La Rural volvió a pedirle medidas al Gobierno ante la inseguridad: “No vemos una reacción con la seriedad que se necesita”

COMPARTIR

«La inseguridad y el vandalismo en el campo continúan en aumento ante la pasividad del Gobierno», señaló la entidad tras la reunión con Basterra y Frederic.

Pese a la reunión que la Mesa de Enlace mantuvo con Sabina Frederic y Luis Basterra, los casos de inseguridad y vandalismo rural siguen generando preocupación en las entidades, que exigen más acciones por parte del Gobierno para evitar que se profundice el conflicto.

“La inseguridad y el vandalismo en el campo continúan en aumento ante la pasividad del Gobierno, del que no vemos una reacción con la seriedad que el tema necesita“, disparó la Sociedad Rural Argentina (SRA) en las últimas horas.×

MÁS INFORMACIÓN

Transportistas de carga iniciaron un paro por tiempo indeterminado en Entre Ríos

Es por el incumplimiento de pago de la tarifa acordada con la Mesa de Enlace. La movilización se lleva a cabo a la altura del puente Victoria-Rosario.

Mesa de Enlace: “Antes de continuar exigiéndole al campo, el sector público debería recortar sus costos”

“Antes de continuar exigiéndole al campo esfuerzos extraordinarios, el sector público debería dar señales concretas y palpables de estar verdaderamente dispuesto a recortar sus costos”, informó la Mesa.

La entidad remarcó que los pedidos al Ejecutivo ya llevan “bastante tiempo” pero las soluciones no llegan. “Venimos demandando respuestas y ofreciendo colaborar en soluciones efectivas que no aparecen. Es por eso que es imperiosa una reacción efectiva y contundente de las respectivas autoridades. Especialmente, que se despeje la intencionalidad política del asunto”, expresó.

Y analizó que los ataques “superan a los propios productores”, dado que los estados municipales, provinciales y nacional “no recaudarán la enorme proporción de impuestos sobre esos granos o sobre la producción que se pierde”.

“Principalmente, hacen que haya menos trabajo directo e indirecto… Los empleados y sus familias empiezan a percibir miedo, y ya no quieren vivir en el campo. Todo lo contrario a lo que hay que buscar para revertir la migración a las grandes ciudades”, reflexionó la SRA.


COMPARTIR