12/04/2021

Tres de cada 10 hogares del Gran Córdoba son pobres

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El 2020 entrará en los libros de historia como el año del comienzo del impacto de un virus que profundizó la crisis económica del país hasta niveles que aún no han llegado a dimensionarse.

Como en el resto de la Argentina, en Córdoba, el año pasado se hundieron absolutamente todos los indicadores sociales.

El desempleo es un ejemplo: promedió el 14,3 por ciento de la población activa a lo largo de 2020, con un inédito pico de 19,1 en pleno aislamiento.

De la mano con el desempleo van los dos indicadores sociales que dio a conocer ayer el Indec: pobreza  e indigencia. Personas a las que los ingresos no les alcanzan para llegar a cubrir la canasta básica total y a la canasta básica alimentaria, respectivamente.

De acuerdo con los datos correspondientes al segundo semestre de 2020, la pobreza alcanzaba en el Gran Córdoba al 40,8 por ciento de la población, una tasa que es 3,4 puntos porcentuales más elevada que en el mismo periodo de 2019.

La indigencia, en tanto, afectaba al siete por ciento de los habitantes del aglomerado, 0,3 puntos por debajo en la comparación interanual.

En cantidad de personas, la pandemia generó casi 57 mil nuevos pobres en el Gran Córdoba, al avanzar de 582 mil a finales de 2019, hasta 639 mil en diciembre del año pasado.

Los indigentes, personas a las que los ingresos no les alcanzan para comer, eran un millón al término del año pasado.

Un elemento tan interesante como preocupante en Córdoba es que la tasa de pobreza ha aumentado en las últimas seis mediciones.

De 466 mil pobres en la primera mitad de 2018 pasó a 563 mil al final de ese año. En 2019, marcó 568 mil y 582 mil en cada uno de los semestres. Y en 2020, 635 mil en la primera mitad y los ya mencionados 639 mil al final del año.

Hogares pobres

Por otra parte, la encuesta que analiza las condiciones de vida dice que en el Gran Córdoba el 29,5 de los hogares son pobres.

Se trata de 163 mil hogares a cuyas familias no les alcanzan los ingresos para acceder a la canasta básica total, que incluye desde alimentos, transporte y ropa, hasta servicios, alquiler, salud y educación.

Este indicador aumentó cuatro puntos porcentuales desde el mismo periodo de 2019, cuando había afectado al 25,5 por ciento de los hogares; y más de cinco puntos desde el segundo semestre de 2018. En ese momento, no llegaba a la línea de pobreza el 24 por ciento de hogares.

Monitoreo local

La medición de pobreza que, en paralelo, realiza la Dirección General de Estadística y Censos de la Provincia muestra valores levemente superiores a los publicados por el Indec.

Considerando los ingresos monetarios, el porcentaje de personas en condición de pobreza se ubicó en 41,6 por ciento (693 mil personas, incluyendo a la población indigente).

Esto es un aumento de 3,6 puntos porcentuales respecto del segundo semestre del 2019 y una caída de 0,9 puntos en relación con el primer semestre de 2020.La particularidad de esta medición, algo más amplia en las localidades censadas, es que tiene en cuenta el impacto de los planes no monetarios (Paicor, boletos educativos y sociales, exención en Rentas, tarifas sociales).

Bajo este análisis, la tasa de pobreza desciende a 39,8 por ciento. “La cantidad de personas en situación de pobreza no indigente se reduce un 5,2 por ciento, por lo que 30 mil personas salen de esta condición”, dice el informe oficial.

El llamado Monitoreo de las Condiciones de Vida comenzó a relevarse en 2017, cuando las cifras del Indec relacionadas con Córdoba mostraban valores muy dispares.

Río Cuarto

En el Gran Río Cuarto, la pobreza marcó 39,2 por ciento al final de 2020 (69 mil personas), 10 puntos más que un antes. Los indigentes: 15.600, el 8,8 por ciento.

01-mediciones-pobreza-indec-condiciones-de-vida-aglomerados_1617225539.jpg
La pobreza avanzó en las últimas seis mediciones en Córdoba. (La Voz / Archivo)
close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!