12/04/2021

Crimen de Joaquín Paredes en Paso Viejo: liberaron a uno de los policías imputados

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Uno de los policías detenidos por el crimen de Joaquín Paredes, el adolescente de 15 años ultimado de un balazo por la espalda durante una represión policial a fines de 2020 en la localidad de Paso Viejo, fue liberado tras imponerse el pago de una fianza de 200 mil pesos, según indicó el abogado de la familia de la víctima. 

El caso 

Joaquín fue asesinado de un balazo policial por la espalda en la madrugada del domingo 25 en ese pequeño pueblo ubicado en el departamento Cruz del Eje.

Su crimen se produjo en el marco de una desmedida reacción policial contra jóvenes que estaban en la plaza pese a las restricciones impuestas por la cuarentena a raíz del coronavirus. Al menos otros dos jóvenes de 14 años resultaron heridos por policías. Todos los adolescentes estaban desarmados, según contaron testigos.

Imputados

La fiscal de la causa, Fabiana Pochettino, había dispuesto en diciembre las prisiones preventivas de todos los acusados por este nuevo caso de “gatillo fácil”, según confirmaron fuentes judiciales.

El principal acusado es el policía Maykel Mercedes López, quien está señalado de haber sido el autor material del crimen de Joaquín. 

El uniformado fue imputado por el delito de homicidio doblemente calificado, por el uso de arma de fuego y por su condición de policía, tentativa de homicidio calificado (otro chico fue herido de un disparo) y por abuso de autoridad.

Los peritajes balísticos determinaron que de su pistola reglamentaria Bersa Thunder partieron el balazo que mató por la espalda a Joaquín (el plomo llegó al corazón) y el plomo que hirió en un brazo a B., un amigo de la víctima fatal.

En tanto, los efectivos Ronald Fernández Aliendro, Enzo Ricardo Alvarado, Iván Alexis Luján y Jorge Luis Gómez deben responder por los supuestos delitos de abuso de autoridad e incumplimiento en los deberes de funcionario público.

Liberación

Claudio Orosz, abogado de la familia de la víctima, indicó que uno de los policías fue excarcelado con una fianza de 200 mil pesos. Según lo publicado por Juan Mompelier en Prensa Obrera, Fernández Aliendro fue liberado.

«Acá podemos ver la enorme diferencia en el tratamiento donde se llevan las casas con el asesinato de un adolescente en una localidad del interior, en relación a la de alguien en la Capital. Ellos tenían las manos lavadas, sus jefes no preservaron la prueba. Los vieron disparar y no tenían rastro de pólvora en el uniforme, quiere decir que se cambiaron», indicó el letrado a radio Universidad.

Sin consuelo. La familia de Joaquín, de escasos recursos, intenta que el crimen policial no caiga en el olvido. (La Voz / Archivo)
close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!