09/05/2021

Un Schiaretti activo reclama en todos los frentes: Hidrovía y Biocombustibles

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El gobernador cordobés se muestra energético y entabla exigencias en las principales temáticas que afectan a su gestión en Córdoba, en su mayoría enfrentando implícitamente al gobierno nacional. Ahora, reavivó el reclamo por los biocombustibles y dijo que defenderá “la producción y el empleo con uñas y dientes” durante la presentación de un fondo de 500 millones de pesos para el fomento de la producción de biodiesel. Además, sostuvo conversaciones con China para presionar la entrada de Córdoba al Consejo de la Hidrovía como una de las principales provincias que derivan su producción.

CÓRDOBA. A pesar de estar entrando al ocaso de su gestión política a nivel provincial, Juan Schiaretti se muestra igual de activo que en sus mejores épocas y en los últimos días reabrió frentes de reclamos muy importantes de cara a lo que viene para su espacioHacemos por Córdoba. El gobernador, quien se ha recostado fuertemente sobre la idea de una Córdoba autónoma (versión 2021 de la isla cordobesa que plantearon desde el inicio junto a su socio, José Manuel De La Sota), se muestra en modo “defensivo” del «cordobesismo», cuestión que no es casualidad dado que se trata de un año electoral. 

Esta no es la primera vez que Schiaretti toma posturas semejantes, aunque sí es remarcable la distancia que ha tomado con el Gobierno nacional, lo cual incomoda con la actitud “pasivo agresiva” que viene demostrando. Pero la realidad indica, de manera incuestionable, que hasta ahora le ha dado resultado (durante más de 20 años de gestión). 

En concreto, el ‘Gringo’ reavivó la llama de dos temáticas que vienen siendo parte de la agenda durante todo el 2021, y que habían quedado algo tapadas por la llegada de la segunda ola: los biocombustibles y la Hidrovía Paraná-Paraguay. En ambos casos se trata de tópicos que afectan profundamente la productividad cordobesa, y que pueden ser determinantes de cara al futuro económico de la provincia, como lo fue la reestructuración de la deuda en dólares que logró hacía fines del 2020. 

Por un lado, los biocombustibles han sido un tema de franco enfrentamiento con la Casa Rosada, ya que se trata de posturas políticas. La prórroga a la ley de fomento a la producción de biocombustibles se encuentra actualmente postergada, y a tan solo 23 días de un vencimiento que puede dejar fuera de juego a cientos de productores que, desde el 2006, con la sanción de la vigente ley impulsada por Néstor Kirchner, han desarrollado la industria. 

Ante la llegada del inminente vencimiento, la mayor parte del flujo de ventas de biocombustibles en el país se perdería, ya que está asegurado por la mencionada ley. Actualmente, existe un proyecto que cuenta con media sanción en el Senado, pero que fue trabado en diputados por el Frente de Todos, a quien se acusa de “hacer lugar al lobby petrolero”, entendiendo que hay un interés de los nafteros en lograr que la ley en vigencia expire, y de este modo abaratar los costos de producción (hoy se ven obligados a cortar los combustibles con biocombustibles). 

Por esta temática, muchas provincias productoras han elevado el reclamo, aunque nadie con tanto énfasis como Córdoba. El bloque Córdoba Federal llegó a acordar con la oposición para llevar adelante una sesión extraordinaria que resuelva la prórroga inmediata de la ley actual, aunque esto finalmente no sucedió. 

En ese orden, Schiaretti lanzó un nuevo reclamo en defensa de los intereses de los productores cordobeses que constituyen el más fiel contribuyente de su sector, en un acto de presentación de un fondo provincial de $500 millones de pesos para el fomento de la producción de estos combustibles. “Quiero reiterar el planteo de Córdoba: queremos la prórroga de la Ley de Biocombustibles, hasta que se haga una ley nueva con una posición unificada”, dijo claramente el gobernador cordobés.

Además, reiteró enfáticamente su postura en cuanto a la producción, a la cual no solo defendió con sus reclamos, sino manteniendo al mínimo el nivel de restricciones por coronavirus, algo que le costó nuevas críticas del Frente de Todos“Los cordobeses defendemos la producción y el empleo con uñas y dientes porque nos costó mucho lograrlos”, dijo el ‘Gringo’ en clave política. https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?dnt=true&embedId=twitter-widget-1&features=eyJ0ZndfZXhwZXJpbWVudHNfY29va2llX2V4cGlyYXRpb24iOnsiYnVja2V0IjoxMjA5NjAwLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X2hvcml6b25fdHdlZXRfZW1iZWRfOTU1NSI6eyJidWNrZXQiOiJodGUiLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfX0%3D&frame=false&hideCard=false&hideThread=true&id=1384166538438070284&lang=es&origin=https%3A%2F%2Furgente24.com%2Factualidad%2Fpolitica%2Fun-schiaretti-activo-reclama-en-todos-los-frentes-hidrovia-y-biocombustibles&sessionId=43b8aa0d9571e0a31268999858a3574bd79bbbb8&theme=light&widgetsVersion=ff2e7cf%3A1618526400629&width=550px

Finalmente, remarcó la idea de la “Córdoba autónoma” y puso en cuestión el escenario político nacional en su totalidad. “Esto nos une a los cordobeses, los cordobeses somos de hacer. Significa defender la potencialidad productiva de la provincia. No somos de andarnos peleando, trabajamos juntos y hacemos. Es la impronta de nuestra Córdoba y nuestra autonomía para avanzar hacia adelante”, concluyó. 

Por otro lado, el gobernador también sostuvo conversaciones para que Córdoba sea considerada dentro del Consejo de la Hidrovía Paraguay-Paraná, a pesar de que no tiene jurisdicción física sobre la misma. El interés de Córdoba en participar en el próximo proceso de licitación, que al igual que los biocombustibles, está atrasado por la agenda del Gobierno nacional y podría prorrogarse la actual concepción por 12 meses más, es económico, ya que la provincia expulsa buena parte de su producción exportadora por ese medio.

Es por ello, que el gobernador Schiaretti intentó entablar una línea de diálogo con el embajador de China, Zou Xiaoli, durante una reunión de los gobernadores de la Región Centro con el representante del Estado chino. El gigante asiático juega un papel fundamental ya que se espera que tenga intervención en la nueva concesión de la Hidrovía, además de otras obras de infraestructura a nivel regional como el ferrocarril Santa Fe-Chile, que buscará abrir un canal exportador directo a Asia. 

En su conversación con el embajador chino, y a ojos de los demás gobernadores, Schiaretti pidió apoyo para que Córdoba pueda ingresar al Consejo de la hidrovía y tomar parte del futuro del canal exportador, siendo que es una de las jurisdicciones que más uso hace de ese medio de transporte. 

Además, solicitó participación en la nueva Comisión Bicameral que será la encargada de estudiar el nuevo proceso de licitación que dará a lugar a un nuevo consorcio, actualmente conformado por una empresa belga de dragado y una argentina de balizamiento. Al respecto, algunos representantes del Frente de Todos intentan instalar la posibilidad de nacionalizar el servicio, algo con lo que Córdoba no estaría de acuerdo. 

Con cientos de millones de dólares en juego para todas las jurisdicciones y el gobierno nacional, Schiaretti busca hacer lugar en la mesa de decisiones para alguno de sus representantes. De este modo, el gobernador cordobés se muestra movedizo en los frentes económicos, y denota una política de favorecer al sector más golpeado en los últimos años: el de la producción privada. 

Quedará por verse si esta actitud termina por tensionar aún más la relación del Panal con la Casa Rosada, que ya se puede calificar como conflictiva, pero que aún mantiene una “corrección institucional” que sostiene la calma. 

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!