05/05/2021

Alimentos caros de EE.UU. a Rusia

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

A causa de la suba de precios de los commodities a nivel internacional, durante los últimos meses la inflación se convirtió en una preocupación para muchos países del mundo. Estados Unidos, Brasil, India, Turquía, Ucrania y Rusia son ejemplos de economías en donde el avance de los precios presenta una aceleración en relación a la tendencia que venía mostrando. No casualmente, son grandes exportadores de alimentos. En esa línea también se inscribe la Argentina, aunque con la gran diferencia de que el punto de partida es mucho más alto: mientras que la enorme mayoría del mundo está cerca del 5 por ciento de inflación del anual, la Argentina supera el 40 por ciento. Otros grandes exportadores de alimentos como Australia e Indonesia tienen mejores resultados en materia de contención de precios, mientras que en vecinos más pequeños como Chile, Uruguay, Colombia y Paraguay la inflación no presenta cambios.

En los Estados Unidos, las expectativas de inflación son las más altas desde abril de 2013. En una nota publicada la semana pasada en el Financial Times, Andre Schulten, gerente financiero de Procter&Gamble plantea que “el aumento en los costos de los commodities que enfrenta la empresa es uno de los más altos que vi en mi carrera y se espera que siga en alza”. El mismo artículo menciona que el 76 por ciento de los miembros de la Asociación Nacional de Industria Manufacturera pone a la suba de los precios de las materias primas como el “principal desafío en 2021”, mientras que Dara Mohsenian, analista de precios de Morgan Stanley’s, describe el entorno de precios de los commodities como “el peor en 25 años”. La inflación en la economía norteamericana se ubicó en el 0,6 por ciento mensual en marzo, el mayor valor en una década. Así, la expectativa de suba de precios anual se ubica en el 2,41 por ciento.

En esa línea se mueve el índice de precios de los alimentos que elabora la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, en inglés), que subió en marzo por décimo mes consecutivo y anotó el valor más elevado desde junio de 2014 a raíz de las subas en cereales, aceites vegetales, lácteos y carnes.

Aceleración

En Brasil, el mes pasado la inflación anual se ubicó en el 6,1 por ciento, el pico desde diciembre de 2016 y por encima de la meta del Banco Central del 5,25 por ciento. La suba mensual fue la más alta desde marzo de 2015. En la India, el incremento anual en marzo se ubicó en 5,52 por ciento, el nivel más alto de los últimos cuatro meses. Si bien la suba anual de precios está por debajo de la meta oficial del 6 por ciento, en buena parte del año pasado estuvo en el orden del 8 por ciento, en los mayores niveles desde 2013.

En México, la inflación anual en marzo se ubicó en 4,67 por ciento, la más alta desde diciembre de 2018. En Turquía, el IPC anual alcanzó el 16,19 por ciento en marzo, el mayor nivel desde julio de 2019. Con excepción del pico de 2019, cuando la inflación anual llegó al 25 por ciento, la suba de precios en ese país está en los máximos niveles de los últimos diez años.

En Ucrania, la inflación anual en marzo fue del 8,5 por ciento, la más alta desde agosto de 2019. En Rusia, la suba anual de precios se ubicó en el 5,8 por ciento, el número más alto desde noviembre de 2016 y también por arriba de la meta oficial del 4 por ciento. En Canadá, la inflación anual en marzo fue del 2,2 por ciento, el doble que el 1,1 por ciento de febrero y la mayor inflación desde febrero del año pasado.

Evidentemente, el grado de preocupación que genera una aceleración inflacionaria del 1 al 2 por ciento o del 4 al 6 por ciento es diferente de la situación argentina, cuya inflación interanual en septiembre era del 36,6 por ciento y en marzo esa variable se ubicó en el 42,6 por ciento. 

De este modo, la economía nacional sigue en los primeros puestos de inflación anual. Solo la superan Venezuela (3012 por ciento), Sudán (331 por ciento), Zimbawe (194), Líbano (158), Surinam (63,8), Irán (48,7) y Sudan del Sur (46,8 por ciento). Inmediatamente por debajo de la Argentina aparecen Angola (24,7 por ciento), Zambia (22,7), Etiopía (20,6), Haití (18,7), Nigeria (18,1) y Turquía (16,2 por ciento).

Vienen zafando

Otros grandes exportadores de alimentos tienen mejores resultados en materia de contención de precios. En Australia, la inflación anual se ubicó en 1,1 por ciento, algo por encima del trimestre previo, pero por debajo de la estimación del mercado del 1,4 y menor que la línea de los últimos diez años. En Indonesia, la inflación anual en marzo fue del 1,37 por ciento, el menor nivel desde agosto del año pasado y también debajo de la marca de los últimos años.

Hay varios países de la región, economías más chicas que la nacional, que no forman parte del club de los grandes exportadores de alimentos y en donde la inflación no se movió. En Chile, la inflación anual se ubicó en el 2,9 por ciento y en esa línea está desde 2019, mientras que en Colombia la suba anual de precios está en el 1,51 por ciento, en los niveles más bajos desde 2016/2017, cuando estaba en el orden del 8 por ciento. En Paraguay, la inflación anual se ubicó en el 2,4 por ciento, abajo del 2,5 por ciento de febrero y también menor que la línea del 4 por ciento de los años 2016, 2017 y 2018. En Uruguay, el IPC anual cayó de 9,12 a 8,34 por ciento entre febrero y marzo, el menor número en el último año.

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!