09/05/2021

Hidrovía: El nuevo ministro de Transporte aseguró que seguirá en manos privadas, “no vamos por el camino de la estatización”

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Alexis Guerrera, recientemente nombrado como ministro de Transporte de la nación, dejó en claro que la concesión de la “Hidrovía” Paraná-Paraguay, la principal vía navegable troncal -los canales fluviales del río Paraná- que existe en el país, seguirá en manos de privados.

Luego de asumir la cartera que ocupaba Mario Meoni, el nuevo ministro aseguró en declaraciones con la prensa que “no vamos por el camino de la estatización” y remarcó que el proceso de licitación se pondrá en marcha en los próximos meses para el servicio de dragado y balizamiento.

Cabe remarcar que el Gobierno decidió extender la concesión en principio por 90 días, tras cumplirse el 30 de abril 25 años en manos de la empresa privada Hidrovía S.A., conformada por el grupo belga Jan de Nul y el holding argentino Emepa SA, de esta manera continuará al frente de la modernización, ampliación, señalización y tareas de dragado y redragado.

Guerrera señaló que desde su gestión seguirá “trabajando en el mismo sentido que lo venía haciendo Meoni. “Vamos a seguir con el proceso de la elaboración de los pliegos para que la Argentina se proyecte a los próximos 30 y 40 años en lo que necesita respecto a esta Hidrovía que es tan central, hace algunos años nadie hablaba de ella, comenzamos a hacerlo hace algunos meses, cuando nuestro Presidente decidió poner el tema sobre la mesa y transparentar un proceso que hace muchos años era desconocido por los argentinos”, argumentó.

En agosto de 2020, el presidente Alberto Fernández había anunciado que se iba a conformar una sociedad estatal para administrar el dragado y mantenimiento de la estratégica hidrovía del río Paraná, la vía fluvial por la que sale más del 80% de la cosecha argentina. Sin embargo, en abril de 2021, Fernández sostuvo: “Muchos me dicen que el Estado se haga cargo. El trabajo del dragado lo hacen muy pocas empresas en el mundo, porque exige una tecnología de altísimo costo, y eso es muy difícil que lo pueda hacer el estado. Por eso es la idea de la concesión”.

Para el investigador Luciano Orellano (integrante del Partido Comunista Revolucionario), autor del libro Argentina sangra por las barrancas del Río Paraná, quienes operaron ante el gobierno nacional en contra de la creación de una empresa estatal fueron Luis Zubizarreta (Dreyfus), Alberto Padoan (Vicentin), Sergio Gancberg (Glencore) y hasta el Grupo Techint, por el mineral de hierro que se extrae en Bolivia e ingresa al país por el Paraná. “Si no tenemos control de la Hidrovía, además de los mecanismos legales de evasión vía triangulación o precios de transferencia, estas empresas autodeclaran lo que venden y por ahí se consolida el contrabando”, explicó.

Se disputan la nueva concesión la firma china CCCC Shanghai Dredging Company, las belgas Dredging International y Jan de Nul y las holandesas Boskalis Dredging International y Van Oord (con el apoyo de Máxima Zorreguieta), entre otras. Sobre los márgenes del río se encuentran además puertos de las estadounidenses Cargill y Bunge; del grupo chino Cofco (Nidera y Noble); de la francesa Dreyfus; y del grupo global ADM/Toepfer de los Estados Unidos.

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!