12/06/2021

Drogas: en la pandemia bajó 56% el decomiso de cargamentos de cocaína

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El decomiso de drogas bajó considerablemente durante el año pasado, un período con momentos de mayor o menor control sobre el movimiento social. Más allá de las condiciones que impuso la pandemia del coronavirus Covid-19, el registro del Ministerio de Seguridad de la Nación estableció que en 2020 las fuerzas federales incautaron 2785 kilos de cocaína, un volumen que representa una disminución del 56% con relación al año anterior.

Las cifras de secuestros de drogas en la Argentina durante 2020 fueron expuestas el pasado jueves por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, durante su presentación en el Senado. El funcionario no solo habló ante los legisladores, sino que también entregó un documento con las respuestas a 1160 preguntas. En ese extenso cuestionario, poco lugar encontraron los temas vinculados a la seguridad pública. El senador fueguino Pablo Blanco fue uno de los pocos que enfocaron su inquietud en la situación local del narcotráfico. Y Cafiero hizo público entonces el dato de decomisos.

Además de los 2785 kilos de cocaína, las fuerzas federales incautaron 197.901 kilos de marihuana. En esa sustancia también se visualizó una drástica caída, ya que en 2019 se informó el secuestro de 356.737 kilos. Fue ese un año récord de captura de cannabis. Y pese a las restricciones a los movimientos de personas que se estableció por la pandemia, la cifra del decomiso de marihuana señala que el mercado local siguió muy activo. Es que en 2020 se incautó más cantidad de esa droga que en años anteriores, con registros de 184.791 kilos en 2018; 132.790 en 2017, y 122.297 en 2016.

Ese movimiento de marihuana -el 80 por ciento es para el consumo local- señaló que, pese a los adicionales obstáculos encontrados el año pasado por los traficantes, la demanda de consumo no bajó.

Avanza un acuerdo legislativo para que la Ciudad debata el juicio por jurados

De todas maneras, es diferente la visión que tiene la Sedronar, ya que en un reciente informe sobre cambios de hábitos durante el tiempo del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) destacó indicios sobre una disminución del consumo de marihuana.

“Las variaciones en la vida cotidiana producto de la implementación del ASPO también trajeron aparejados cambios en el consumo de cannabis. Entre las personas de sectores medios que refirieron consumir marihuana, quienes manifestaron haber reducido notablemente el consumo lo relacionaron con la imposibilidad de realizar encuentros sociales con el comienzo del ASPO, en tanto dicho consumo aparecía siempre asociado a la compañía de amistades y no a momentos de soledad”, se detalló en ese trabajo de la Sedronar, que analizó el comportamiento de 159 voluntarios.

El decomiso de marihuana volvió al nivel observado en 2018

El decomiso de marihuana volvió al nivel observado en 2018 (Prensa Prefectura/)

Y se agregó en ese informe: “Al mismo tiempo, para aquellas mujeres y varones jóvenes que a partir del aislamiento se vieron conviviendo con sus padres o su familia por más tiempo, el consumo en el interior del hogar se volvió en ocasiones incómodo, por lo que relacionaron su disminución con las nuevas rutinas familiares. Quienes manifestaron no haber modificado la frecuencia o cantidad en el consumo de cannabis se evidencia un pasaje del uso recreativo y social a un uso individual como recurso o ‘ayuda’ frente al malestar producto del ASPO, vinculando el consumo de cannabis con intentar sobrellevar el período de aislamiento”.

Los números del Ministerio de Seguridad, en cambio, no sustentarían esa mirada sobre una reducción del consumo de la marihuana, ya que la cifra de incautación en 2020 supera las obtenidas en tres de los últimos cuatro años.

Desde hace algunos años la Sedronar perdió su rol de análisis global sobre la situación de oferta y demanda de drogas en la Argentina. El estudio de los posibles escenarios del movimiento de sustancias ilegales quedó en el territorio del Ministerio de Seguridad. En 2014 se creó la Subsecretaría de Lucha contra el Narcotráfico por impulso del entonces secretario de Seguridad y hoy ministro bonaerense Sergio Berni, durante la gestión de la por entonces ministra y hoy jefa del gabinete de la cartera de Seguridad Cecilia Rodríguez. Ante la pregunta del senador radical Blanco, Cafiero explicó que esa oficina sigue en funciones, bajo una reorganización administrativa.

En marzo pasado, la Gendarmería secuestró 42 kilos de cocaína y 105 kilos de marihuana que eran traficados hacia Chile a través de la Puna, cerca de San Antonio de los Cobres, Salta

En marzo pasado, la Gendarmería secuestró 42 kilos de cocaína y 105 kilos de marihuana que eran traficados hacia Chile a través de la Puna, cerca de San Antonio de los Cobres, Salta (Prensa Gendarmería/)

“En el nuevo esquema organizativo del ministerio, sus objetivos, misiones y funciones han sido incluidos en la Subsecretaría de Investigación Criminal y Cooperación Judicial, que reúne la totalidad de las investigaciones de delitos federales. Esta modificación institucional responde a la necesidad de un abordaje integral de la problemática del narcotráfico de modo de evitar separarlo de las condiciones estructurales que lo hacen posible, así como de otros delitos federales conexos. La autonomía de una subsecretaría sobre narcotráfico ha mostrado ser ineficaz, así como ha impedido un tratamiento integral y riguroso del problema”, fue la respuesta de Cafiero a la inquietud del senador de Tierra del Fuego.

ADN del crimen: la cantina del penal de Ezeiza tiene secretos oscuros

“El ministerio insiste en la necesidad de comprender que el narcotráfico es un delito complejo que requiere rigurosas e inteligentes investigaciones criminales y que su enfrentamiento no se resuelve con el hostigamiento de consumidores, ni aislándolo de otros delitos federales. Por otro lado, se insiste en que, en el nuevo esquema organizativo del Ministerio de Seguridad, el área específica y calificada de lucha contra el narcotráfico mantiene la misma estructura que la de la gestión anterior. Es decir, se encarga del análisis técnico y del control de precursores químicos, y del registro de esos precursores; continúa su cooperación judicial con los ministerios públicos”, completó el jefe de Gabinete en su respuesta.

Menor circulación

A diferencia de lo sucedido con los cargamentos de marihuana, cuya captura en 2020 fue similar los niveles observados entre 2016 y 2018, resultó abrupta la caída en los decomisos de cocaína. Para los funcionarios del Ministerio de Seguridad esa menor detección de embarques tuvo que ver con la disminución de la circulación no solo en nuestro país, sino también en Europa, uno de los destinos principales de las rutas de cocaína que atraviesan la Argentina. El volumen que se movió es para el mercado local.

Uno de los decomisos de marihuana realizado por la Gendarmería en Misiones

Uno de los decomisos de marihuana realizado por la Gendarmería en Misiones (Prensa Gendarmería/)

El año pasado fueron decomisados 2785 kilos de cocaína, mientras que un año antes se había registrado la incautación de 6395 kilos de esa droga. En los últimos años se visualizaron movimientos en las estadísticas de secuestro de cocaína de acuerdo con la aparición o no de un hallazgo espectacular. En 2018 se notificó el decomiso de 8522 kilos de cocaína, y 2017 fue el año récord, con 12.133 kilos incautados y dos operativos (Bobinas Blancas y Ave Rapaz) que figuran entre los cinco más importantes desde aquel decomiso de 2200 kilos de cocaína en 1997.

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!