16/06/2021

“El arte de vida francés”: cómo París regresa poco a poco a la vieja normalidad

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una película, una exposición, un concierto de rock, una ópera, una obra de teatro, o sentarse en alguna terraza de un restaurante o bar, son algunas de las opciones para un desconfinamiento con muchas “rendez vous” o “citas previas” en París. Un programa equilibrado de aperturas. La capital francesa -considerada una de las capitales más bellas del mundo- hace un mes comenzó una lenta desescalada que le está permitiendo recuperar cierta “normalidad”. Infobae recorrió la “ville de Paris”, para detallar como está siendo este regreso.

La segunda fase del plan de desconfinamiento, el miércoles 19 de mayo, fue la verdadera muestra del inicio de una “vuelta a la vida”, con reaperturas de espacios culturales y tiendas no imprescindibles, funcionamiento de las terrazas en cafés, bares y restaurantes, aunque manteniendo el toque de queda desde las 21 horas.

Paso a paso, todo se va acercando a la vida de antes. A medida que la epidemia de coronavirus se ralentiza y la campaña de vacunación se intensifica, los parisinos recuperan lo que el propio presidente Emmanuel Macron calificó como “el arte de vida francés. París, como toda Francia, está siguiendo un plan de flexibilización de cuatro pasos que viene con la reapertura y el levantamiento de las restricciones. El próximo paso será el 9 de julio, que incluirá la posibilidad de una cierta apertura de fronteras.

Para la gastronomía, el proceso significa el regreso después de nueve de los quince meses de pandemia sin ver a un cliente real. Por ahora solo habilitados los exteriores, los consumidores redescubren la felicidad de ser atendidos. Sin embargo, y aunque puedan verse repletas las terrazas, los profesionales del sector están esperando el reinicio de los interiores, prevista para el miércoles próximo. ¿En qué estado los encontrarán a sus invitados? A pesar de la violencia de la crisis, la gran ayuda económica y el colapso de su volumen de negocios, el sector ha logrado sobrevivir.

Paris post COVID 19
El Quartier Gambetta, en uno de los extremos del cementerio de Père Lachaise. La necrópolis más prestigiosa y visitada de París, ahora se ha convertido en uno de los barrios mas elegido por los parisinos (AFP)

Para acelerar la salida de la crisis, las tiendas y comercios pueden abrir los domingos hasta el final de las ventas “privée”, programadas del 23 de junio al 20 de julio. Las autoridades han otorgado “exenciones excepcionales según las solicitudes de los actores locales” para incentivar las compras.

Los clientes volvieron aunque con prudencia. Mirar y comparar con las ventas online es la tendencia que se aceleró con la pandemia. Una estimación del ministerio de Economía indica que los ahorros en las cuentas de los franceses, producto de la imposibilidad de gastar durante el bloqueo, rondan los 140 mil millones de euros.

Más allá de esto, la prioridad a corto y -quizá- a mediano plazo, consistirá en atraer a los clientes a los barrios. Las ganancias por la clientela internacional no está a claro que vuelva a derramarse en las cajas de los restaurantes, como tampoco en las de los hoteles.

Paris Metro
Un estación de metro de París, estilo Art Decó, diseñadas por el reconocido arquitecto, Héctor Guimard. Estas estaciones verdes se pueden contar por decenas en París, llevan 115 años en funcionamiento y son inseparables de la capital francesa (AFP)

París llegó a recibir en 2017 casi 35 millones de turistas en doce meses. La apertura de fronteras desde el próximo 7 de junio, incluso, comenzará a cuentagotas. Al menos las pautas sanitarias serán muy estrictas, mirando la propagación de variantes consideradas peligrosas.

“Las únicas casas grandes que funcionaron bien el verano pasado fueron las que tenían una clientela nacional, a menos de cuatro horas en coche”, recuerda a la prensa francesa Olivier Roellinger, vicepresidente del grupo Relais et Châteaux (600 hoteles y restaurantes. Lujo en el mundo).

Verde, rojo o naranja

Los países clasificados como “verdes” son aquellos en los que no hay circulación activa del virus ni de las variantes preocupantes identificadas: zona europea, Australia, Corea del Sur, Israel, Japón, Líbano, Nueva Zelanda, Singapur. No se requiere ninguna razón de peso y solo se solicita una PCR o una prueba de antígeno de menos de 72 horas a personas no vacunadas para entrar.

Las naciones calificadas como “rojas” son aquellos con circulación de virus activa y variantes preocupantes: Sudáfrica, Argentina, Bahrein, Bangladesh, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, India, Nepal, Pakistán, Sri Lanka, Surinam, Turquía, Uruguay. Es imperiosa una razón de peso para llegar a Francia, se requieren PCR o pruebas de antígenos, esté o no vacunado, y se impone una cuarentena de 7 a 10 días a la llegada a suelo francés.

Los demás países, como Estados Unidos o Gran Bretaña, donde el virus circula de forma activa pero en proporciones controladas y sin difusión de variantes preocupantes se clasifican en naranja . Se requiere una prueba de PCR o antígeno incluso si el viajero está vacunado; de lo contrario, necesita una razón convincente, una prueba negativa y estará en autoaislamiento durante 7 días.

París, un nuevo modelo urbano.

Tenemos que acelerar la transformación de nuestras ciudades”, dijo Anne Hidalgo, quien dirige una ciudad a que se ha convertido, incluso como consecuencia de la pandemia, en un “laboratorio de innovación del urbanismo”.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, durante la inauguración del Museo Carnavalet, dedicado a la historia de la capital francesa, recientemente restaurado.
La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, durante la inauguración del Museo Carnavalet, dedicado a la historia de la capital francesa, recientemente restaurado.
(María Díaz Valderrama/)

En el centro de los grandes cambios que se comienzan a ver, las autoridades de París están empujando el concepto de la ciudad de 15 minutos, un concepto en el que han estado trabajando con expertos en ciudades inteligentes.

Ciclovías, comercios de cercanía, flexibilización laboral, una ciudad a nivel micro donde los habitantes pueden encontrar todos los servicios que necesitan a escasos metros de las casas, es un rasgo que en la elección de los franceses se puede comenzar a ver hoy mismo en la transformación de la capital gala.

SEGUIR LEYENDO:

Variante de Nepal: la nueva alerta que amenaza las vacaciones del Reino Unido tras la aparición de 20 casos

Japón se enfrenta al régimen chino: donó 1,24 millones vacunas contra el COVID-19 a Taiwán

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!