05/08/2021

Así va la lucha para acabar con el dinero en efectivo: si vas a pagar más de 1.000 euros en España, necesitarás la tarjeta

Así va la lucha para acabar con el dinero en efectivo: si vas a pagar más de 1.000 euros en España, necesitarás la tarjeta

Año tras año el límite para pagar en efectivo se reduce. Esta semana ha entrado en vigor la nueva Ley contra el Fraude, que además de regular las criptomonedas establece una reducción en la cantidad de dinero que está permitido pagar en efectivo. Una bajada del máximo que tiene en el horizonte la «desaparición definitiva» del pago en efectivo, según recogía la proposición del PSOE cuando se empezó a gestionar esta ley.

Estas son las medidas implementadas por el Gobierno de España, los límites que existen en el resto de países de la Unión Europea y cuál es la postura del Banco Central Europeo sobre limitar el dinero en efectivo. Una tendencia que gradualmente ha ido a más, con nuevos límites y más países que se apuntan a reducir el pago en monedas y billetes.


Qué límites establece la nueva Ley contra el Fraude

El límite anterior estaba marcado en los 2.500 euros. Sin embargo, desde la entrada en vigor de la Ley contra el Fraude 11/2021 publicada en el BOE , el límite general de pagos en efectivo se ha marcado en los 1.000 euros. Así es como viene descrito en el Boletín Oficial del Estado:

«No podrán pagarse en efectivo las operaciones, en las que alguna de las partes intervinientes actúe en calidad de empresario o profesional, con un importe igual o superior a 1.000 euros o su contravalor en moneda extranjera».

«No obstante, el citado importe será de 10.000 euros o su contravalor en moneda extranjera cuando el pagador sea una persona física que justifique que no tiene su domicilio fiscal en España y no actúe en calidad de empresario o profesional.»

Una tienda, un centro comercial o una empresa únicamente admitirá hasta 1.000 euros en efectivo, para cantidades superiores se deberá pagar con tarjeta. Es una medida que busca limitar los pagos en efectivo de grandes cantidades de dinero, con la intención de que estas transacciones queden mejor reflejadas en las cuentas.

La medida afecta a las empresas españolas. Para aquellas personas fuera de España y que no sean empresas, por ejemplo turistas, el límite será de 10.000 euros. Para pagos entre personas físicas con residencia en España, el límite se mantiene en los 2.500 euros.

Tarjeta

Desde el Gobierno explican que la rebaja del límite es por el buen recibimiento que ha tenido esta medida, donde no han tenido grandes quejas de los colectivos afectados. Una postura entendible también por el hecho de que en otros países europeos se ha establecido un límite similar. Si bien, el Banco Central Europeo explicaba en 2019 que «la posibilidad de pagar en efectivo sigue siendo muy importante para ciertos sectores sociales que, por diversas y legítimas razones, prefieren usar el efectivo en lugar de otros medios de pago».

La Unión Europea se mantiene al margen

Tras un periodo de consulta, en 2018 la Comisión Europea acordó no imponer límites en los pagos en efectivo. Entre los argumentos del informe se estableció que limitar el dinero en efectivo no evitaría la financiación del terrorismo, sería considerado una violación de la libertad personal de los europeos y que, pese a que podría resultar útil para luchar contra el dinero negro, su efectividad no se puede cuantificar con precisión.

Dicho esto, desde el pasado 3 de junio de 2021, la Unión Europea establece que todos los viajeros que entren o salgan con 10.000 euros o más estarán obligados a declararlo. También se han añadido nuevos elementos a la definición de efectivo, para incluir monedas y productos de oro (con un contenido superior al 99,5%).

Mairead McGuinness, comisaria de Servicios Financieros de la UE, expresaba que el límite de los 10.000 euros es «suficientemente alto como para no poner en cuestión el euro como moneda de curso legal ni afectar a la inclusión financiera» y «suficientemente bajo como para hacer más difícil que los criminales blanqueen largas sumas de efectivo».

Francia o Italia también marcan el límite en los 1.000 euros

Limites

Imagen: CashEssentials

España es uno de los países con el límite de pago en efectivo más bajo dentro de la Unión Europea, pero no está solo. Italia marcó en 2020 el límite en 2.000 euros, con una actualización a partir del 1 de enero de 2022 para limitarlo en 1.000 euros.

En Francia existe un límite de 1.000 euros para residentes desde 2015 y de 15.000 euros para no residentes. Un máximo que en oficinas gubernamentales está limitado al pago de 300 euros en efectivo.

En Bélgica hay un límite de 3.000 euros desde 2014. En Grecia el límite es de 1.500 euros, mientras que en Rumanía el límite es de 10.000 leus, unos 2.260 euros. En países como Alemania no hay límite, pero los consumidores que quieran pagar más de 10.000 euros están obligados a registrarse.

Imagen de portada | Markus Spiske
En Xataka | El fin del dinero tal y como lo conocemos, y la carrera por sustituirlo (Despeja la X #99)


La noticia

Así va la lucha para acabar con el dinero en efectivo: si vas a pagar más de 1.000 euros en España, necesitarás la tarjeta

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!