03/08/2021

Camino a su Mundial, Qatar termina los ocho estadios y quiere olvidar el coronavirus

“¿De qué equipo soy aquí? Depende de quién me lo pregunte”. Battal Al-Dosari, embajador de Qatar en la Argentina, se para y camina hacia un costado de su escritorio, donde tiene a mano un perchero repleto de camisetas de fútbol. Las hay de Boca, de River, de la selección argentina y otras más personalizadas: son regalos de algunos de los exfutbolistas que pasaron por esta oficina de Puerto Madero, como Martín Palermo y Jorge Burruchaga. Por los ventanales altos del despacho entra un sol radiante, que hace brillar más una especial, con el nombre de Maradona. “Maradona dos”, dirá en castellano y con una sonrisa este hombre cuando LA NACION le pregunta qué tipo de futbolista es él, aficionado al fútbol desde pequeño. La cuenta regresiva del Mundial Qatar 2022 rompió el 9 de julio -nada menos- la barrera de los 500 días.

El embajador de Qatar en la Argentina, Battal Al-Dosari, muestra las camisetas que colecciona en su despacho.

El embajador de Qatar en la Argentina, Battal Al-Dosari, muestra las camisetas que colecciona en su despacho.
(Aníbal Greco/)

El calor. El tópico se vuelve repetido cuando se piensa en lo que será el primer mundial de fútbol en tierras árabes, que empezará el 21 de noviembre y concluirá el 18 de diciembre, Día Nacional de Qatar. Para esa época, la temperatura puede llegar a 38 grados -lejos todavía de los 50 que alcanza en pleno verano-, aunque la infraestructura hará que se disimulen dentro de los ocho estadios que le darán forma a la competencia: allí, la sensación será de apenas 20 grados, una pausa al agobio para futbolistas y espectadores.

Al-Dosari tiene su favorito: dice que la forma de tienda de campaña con el que se diseñó el estadio Al Bayt, que alojará el partido inaugural, es el que más lo entusiasma. En buena parte de la embajada hay maquetas: una de cada una de las ocho construcciones. Cinco de los estadios ya están terminados, mientras que los tres restantes estarán listos cuando todavía falte un año para que la pelota se eche a rodar. “Son diseños únicos que celebran la cultura árabe y de Qatar. Al Thumama, por ejemplo, está inspirado en la ‘gahfiya’, un sombrero que usamos allí”, describe cuando se para frente a la imagen.

Otra vista del estadio Al Bayt, desde adentro.

Otra vista del estadio Al Bayt, desde adentro. (Qatar 2022/)

La conexión entre Qatar y Argentina tuvo en los últimos años un costado futbolístico ineludible: la camiseta de Boca, que lleva la publicidad de la aerolínea de bandera. Por esa razón, por ejemplo, Al-Dosari conoció a Carlos Tevez, otro de los que nombra. En la aerolínea, comenta, trabajan muchos argentinos residentes en Qatar, una colonia que se alimenta de otros profesionales que se instalaron allá. Y contra Qatar, justamente, jugó la selección de Messi dos años atrás en la Copa América. Este diplomático que mecha algunas palabras más en nuestra lengua dice que le gustaría que ese partido volviera a darse en “la final” del Mundial. Aunque suena más a expresión simpática que a la idea real de que algo así pueda ocurrir: “Ya somos ganadores, vamos a ser los organizadores de la primera Copa del Mundo en la región”, vuelve a enfatizar.

Claro que no todo fue un camino libre de problemas. La pandemia puso un freno momentáneo a semejante movimiento, que incluye una red nueva de metro -con ocho estaciones que conectan todos los estadios-, nuevas carreteras y hoteles. “Al principio hubo una pequeña crisis, pero enseguida nos reacomodamos. Se priorizó que cada trabajador estuviera seguro”, hace hincapié sobre un punto crítico. Es que unos meses atrás, el diario inglés The Guardian denunció que alrededor 6.500 trabajadores provenientes de India, Pakistán, Nepal, Bangladesh y Sri Lanka habrían muerto en Qatar desde que el país consiguió la organización del Mundial, hace más de diez años. “Esas denuncias”, replica el embajador, “son engañosas e infundadas”. Y afirma: “Estas estadísticas incluyen todas las muertes de residentes de Qatar de esos países en los últimos diez años. Las puertas del Estado de Qatar permanecen abiertas a todos los medios de comunicación que tengan como objetivo descubrir la verdad y obtener información de fuentes confiables sin ninguna adición o alteración”.

Una maqueta del estadio Al Janoub, que exhibe la embajada de Qatar en la Argentina.

Una maqueta del estadio Al Janoub, que exhibe la embajada de Qatar en la Argentina.
(Aníbal Greco/)

Cuando llegue el momento de la acción, Al-Dosari se instalará en su país. Vuelve a utilizar el castellano: “Ojalá”, dice, sin traductora mediante. Se refiere a su esperanza de que entonces el coronavirus sea apenas un mal recuerdo. “Todos los qataríes están inmunizados con la vacuna. Los extranjeros, que son cinco veces más, también lo están en su mayoría”, puntualiza. Sin certezas todavía de los requisitos sanitarios que habrá que cumplir para ser parte de la fiesta -los argentinos no necesitan visa para entrar a Qatar-, cuenta que en los ingresos a los estadios habrá testeos del virus con resultados “instantáneos”. Una forma de andar tranquilos por los 75 kilómetros, la máxima distancia entre estadios, una fortaleza que se espera les permita a los hinchas ver más de un partido al día: se aguarda la llegada de alrededor de un millón de turistas.

Incluso cuando el Mundial todavía es parte de la imaginación, los qataríes piensan en qué será del día después. Al-Dosari confirma que algunos estadios serán desarmados, otros achicados, y hasta habrá tribunas que se llevarán a otros países para que se sigan utilizando. “Qatar quiere presentar al mundo entero la civilización, la historia, las tradiciones y el patrimonio de la antigua región y sus atracciones turísticas. Estamos preparados”, invita.

Más imágenes de los estadios del Mundial

El estadio Lusail, sede de la final.

El estadio Lusail, sede de la final. (Qatar 2022/)

El estadio Ras Abu Aboud.

El estadio Ras Abu Aboud. (Qatar 2022/)

Otra vista del estadio Ahmad Bin Ali.

Otra vista del estadio Ahmad Bin Ali. (Qatar 2022/)

El estadio Education City.

El estadio Education City. (Katya Reshetova/)

El estadio Ahmad Bin Ali.

El estadio Ahmad Bin Ali. (Qatar 2022/)

El estadio Al Thumama, con forma de un sombrero típico.

El estadio Al Thumama, con forma de un sombrero típico. (Qatar 2022/)

La maqueta del estadio Ras Abu Aboud.

La maqueta del estadio Ras Abu Aboud. (Aníbal Greco/)

La maqueta del estadio Khalifa International.

La maqueta del estadio Khalifa International. (Aníbal Greco/)
close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!