25/07/2021

Kavanagh. Cómo es el piso más caro del rascacielos, que rebajó su precio a la mitad y no encuentra comprador

El piso 14 del edificio Kavanagh supo ser no solo el departamento más caro del emblemático “primer rascacielos porteño”, sino también uno de los más costosos de toda la ciudad de Buenos Aires. Hace 14 años, cuando esta unidad de 740 m2 salió a la venta, su propietario pedía u$s 7.900.000, que pronto devinieron en u$s 6.000.000 debido a la falta de interesados. Para 2017, el precio del inmueble bajó a u$s 4.000.000, y actualmente la famosa propiedad es ofrecida a u$s 3.400.000, el 57% de su precio original. Pero pese al cambio de valor, el departamento aún sigue a la venta, a la espera de un comprador.

El comedor del departamento tiene vista a la basílica del Santísimo Sacramento

El comedor del departamento tiene vista a la basílica del Santísimo Sacramento (Pilar Bustelo/)

Una fama que se desvanece

La fama de este inmueble se debe a sus dimensiones y también a su historia. El piso 14 tiene 265 m2 de terrazas-jardines, 8 ambientes y una vista panorámica de 360° de la Ciudad. Además de ello, este departamento fue durante años el hogar de Corina Kavanagh Lynch, la impulsora de este edificio. En el momento de su inauguración, en abril 1936, este bloque de hormigón se convirtió en el rascacielos más alto de Sudamérica, y hoy es el ícono porteño del art decó.

Todos estos datos, que en el pasado podían resultar de gran interés a los compradores de inmuebles, hoy ya no son tan relevantes, destacaron fuentes de la inmobiliaria que lo comercializa, Patagonia Synergia: “Se trata de un público de nicho el que está interesado en este tipo de unidades. Hay mucho movimiento interno y es un edificio que genera fanatismo. Lo cierto es que el interés se va perdiendo año tras año”, dijeron a El Cronista.

La pista de baile triangular y el piso de cerámico son algunas de las remodelaciones que realizó el actual propietario en 2004, poco tiempo después de haber comprado el piso

La pista de baile triangular y el piso de cerámico son algunas de las remodelaciones que realizó el actual propietario en 2004, poco tiempo después de haber comprado el piso (Pilar Bustelo/)

A ello se suman las circunstancias actuales, que complican aún más su venta pese a la baja en el precio. Por un lado, la crisis económica afecta al mercado inmobiliario. Y por el otro, debido a la pandemia y las nuevas formas de trabajo remoto, las propiedades de la zona céntrica de la capital se han desvalorizado.

El dormitorio principal tiene 80 metros cuadrados

El dormitorio principal tiene 80 metros cuadrados (Pilar Bustelo/)

¿Quién es su actual propietario?

El piso 14 del Kavanagh pertenece desde 2003 al frances Alain Levenfiche, Lord de Runhall Popes, un conocido inversor de bienes raíces, con propiedades en España, Inglaterra, Tailandia y Argentina. En ese entonces, según pudo saber LA NACION, el empresario compró la propiedad a una suma menor a la que pide ahora.

Luego de adquirirla, el magnate se dedicó a remodelar el departamento: le agregó luces de diferentes colores en el interior, una pista de baile en el living y cambió el piso original de roble de Eslovenia por cerámicos y mármoles modernos. Después de su remodelación, muy orgulloso, lo mostró a ¡HOLA! Argentina.

Levenfiche vive entre Inglaterra e Ibiza, donde tiene un yate de 44 camarotes, pero suele visitar Buenos Aires cada año en la temporada de polo.

La propiedad tiene 265 metros cuadrados de terrazas-jardines

La propiedad tiene 265 metros cuadrados de terrazas-jardines (Pilar Bustelo/)

Las cuatro habitaciones cuentan con baño privado. Uno de ellos -el que se ve en la imagen-, se conserva al como lo ideó su primera propietaria, Corina Kavanagh.

Las cuatro habitaciones cuentan con baño privado. Uno de ellos -el que se ve en la imagen-, se conserva al como lo ideó su primera propietaria, Corina Kavanagh. (Pilar Bustelo/)

La cocina, con una isla en el centro, tiene una vista privilegiada sobre plaza San Martín. Cuenta, además, con una gran despensa y una habitación de servicio contigua.

La cocina, con una isla en el centro, tiene una vista privilegiada sobre plaza San Martín. Cuenta, además, con una gran despensa y una habitación de servicio contigua.
(Pilar Bustelo/)

La barra de tragos tiene como principal atractivo luces verdes que hacen juego con la pista de baile.

La barra de tragos tiene como principal atractivo luces verdes que hacen juego con la pista de baile. (Pilar Bustelo/)

El Edificio Kavanagh cuenta con un staff de dieciocho personas, entre ellos, dos mayordomos, dos garagistas, una secretaria, además de porteros, plomeros y electricistas.

El Edificio Kavanagh cuenta con un staff de dieciocho personas, entre ellos, dos mayordomos, dos garagistas, una secretaria, además de porteros, plomeros y electricistas. (Pilar Bustelo/)


Un postal porteña: vista completa del Edificio Kavanagh, primer rascacielos de Sudamérica.

Un postal porteña: vista completa del Edificio Kavanagh, primer rascacielos de Sudamérica. (Pilar Bustelo/)
close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!