24/09/2021

Estudiantes revive en 2021 gracias a la geometría: el rombo de Ricardo Zielinski es una muralla

LA PLATA.– Estudiantes pasó de ser una estructura porosa, absolutamente permeable, a convertirse en una muralla difícil de franquear. Gran parte de la explicación está en la figura geométrica que arman Mariano Andújar, Agustín Rogel, Fabián Noguera y Jorge “Corcho” Rodríguez.

Andújar, en el arco. Por delante, la pareja de zagueros centrales que conforman Rogel y Noguera. Unos metros más arriba, Rodríguez, un Nº 5 a la antigua. Ergo, un rombo. El rombo de Ricardo Zielinski y, para Estudiantes, el rombo de la felicidad.

El vértice superior, Corcho Rodríguez, es el primer obstáculo complejo para el oponente. Se trata de un futbolista táctico por excelencia, que siempre está bien ubicado. Un jugador clave para el Pincha y el que provoca que la zona media jamás resulte de tránsito sencillo para el rival.

Los vértices laterales, Rogel y Noguera, desactivan los avances ajenos que prosperan y proyectan transformarse en situación de gol. Firmes por abajo y por arriba, y tiempistas pese a sus enormes dimensiones. Juntos funcionan como un frontón. El segundo gran escollo.

El vértice inferior, Andújar, oficia de salvavidas. Si fallan las primeras medidas de seguridad, entonces aparece el arquero. Es un ser humano, pero a veces parece un muro. Sólido en lo simple y extraordinario en lo complejo. La barrera final.

El mediocampista central, los zagueros centrales y el arquero, una columna defensiva que contribuyó a posicionar segundo de la zona A a Estudiantes y asegurarle su presencia en los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional.

El mediocampista central, los zagueros centrales y el arquero, una columna defensiva que contribuyó a posicionar segundo de la zona A a Estudiantes y asegurarle su presencia en los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional.

“Mis equipos son organizados”, expresó Zielinski sin vacilar en su primera conferencia de prensa en Estudiantes. Vaya si cumplió. Si hay un rasgo que caracteriza al Pincha, ése es el orden. Una estructura balanceada, en la que prima el equilibrio.

La autoría de este rombo es del entrenador. Andújar estaba cerca de Olimpia, de Paraguay (ya tenía un precontrato), y el director técnico pidió que no se fuera. “Es un arquero de selección y le da jerarquía al plantel. Sería muy importante que se quedara”, comunicó el entrenador a la comisión directiva. También explicó a los dirigentes que para enderezar el rumbo necesitaba refuerzos e incluso les indicó las prioridades: dos defensores centrales altos y un mediocampista dinámico. Para complacerlo, el club contrató a Rogel, Noguera y Jorge Rodríguez.

Ricardo Zielinski hizo un equipo a la medida de la idiosincrasia de Estudiantes; en poco tiempo, este año cambió el ánimo tras un 2020 errático del conjunto pincharrata.

Ricardo Zielinski hizo un equipo a la medida de la idiosincrasia de Estudiantes; en poco tiempo, este año cambió el ánimo tras un 2020 errático del conjunto pincharrata. (FOTOBAIRES/)

Andújar protagonizó todos los partidos de la Copa de la Liga Profesional. Todos los minutos, de hecho. Hasta el momento bloqueó 48 remates (un promedio de cuatro por encuentro) y varias de esas intervenciones fueron atajadas notables. Un par de ejemplos: contra River, en la primera fecha, Estudiantes perdía por 1-0 y el conjunto millonario estaba como para liquidar el encuentro; pero el arquero tapó un mano a mano y el Pincha terminó ganando por 2-1. Ante Platense, el lunes pasado y con un triunfo parcial por 2-0, Andújar rechazó dos pelotas en una misma jugada (la segunda, providencial) y así evitó que el Calamar se pusiera en carrera cuando quedaban más de 20 minutos.

Comparada con la de 2020, que integraban Mauricio Guzmán y Nazareno Colombo, la actual pareja de centrales cuenta con más experiencia y mayor altura. Con Rogel y Noguera la media de edad trepó de 21 a 25 años, y la de estatura, de 1,81 a 1,91 metros. Ambos brindan solvencia e influyen en otros aspectos del juego. Más allá de sus limitaciones técnicas, son importantes en la salida: tienen 83 por ciento de efectividad en pases. Y a pesar de ser defensores, contribuyen en ataque: 16 remates (la mayoría, de cabeza), tres goles y un tiro en un palo.

Fabián Noguera celebra uno de los tres goles que consiguió el dúo de zagueros que integra con Agustín Rogel; Jorge Rodríguez comparte la alegría.

Fabián Noguera celebra uno de los tres goles que consiguió el dúo de zagueros que integra con Agustín Rogel; Jorge Rodríguez comparte la alegría. (FOTOBAIRES/)

Y Corcho Rodríguez es el mejor jugador de campo de este Estudiantes. Un cumplidor serial. El más regular y, por momentos, también el que más se luce. ¿Qué hace para sobresalir? ¡Entiende todo! La bola siempre pasa por él, que ostenta 91 por ciento de eficacia en pases. El Pincha se mueve al ritmo de su inteligencia. Un futbolista cerebral, clave en la contención y sustancial en la tenencia. Un señor Nº 5.

Para que el rombo se transforme en barrilete y vuele bien alto, le falta un delantero afilado que complemente el dibujo. Un goleador. Leandro Díaz hizo tres tantos, pero no convierte desde la cuarta fecha. Martín Cauteruccio suma la misma cantidad de goles, pero su nivel está lejos del de su mejor versión. Federico González fabrica mucho y, por ahora, desperdicia todo.

Tributo a Timoteo. Gimnasia utiliza una camiseta con el sello de su ex DT

Que al Pincha le haya alcanzado lo hecho para clasificarse de antemano y, por ahora, marchar segundo en la zona A de la Copa de la Liga, se debió, en buena medida, a los rendimientos del arquero, de los centrales y de su mejor mediocampista. “Estudiantes tiene en el arco al jugador más preponderante. Es esencial. El día en que no esté, será bravo elegir su reemplazante”, afirma el periodista Martín Mendinueta en el diario El Día, de La Plata. “Rogel-Noguera es la dupla de centrales con más duelos aéreos ganados en la Copa de la Liga. Entre ambos, suman 80 disputas con éxito”, cuantifica en Twitter DataRef, una cuenta que realiza un detallado seguimiento estadístico a los futbolistas. El periodista y escritor Walter Vargas, por su parte, describe a Corcho Rodríguez como “ordenado, ordenador, de trajín silencioso y pase al compañero”.

El actual no es un rombo mágico, como aquel que conformaron Juan Sebastián Verón, Enzo Pérez, José Sosa y Gastón Fernández en el primer semestre de 2010. Es una figura diferente, de menos firuletes, pero rendidora: el Pincha es el conjunto que menos goles recibió en el torneo y mantuvo invicta la valla en los últimos cuatro partidos.

Un 2 y un 5. Quiénes son los dos juveniles de Boca que debutarán ante Patronato

“Tenemos que ser un equipo aguerrido, roñoso y molesto”, pidió el capitán Andújar a principios de año, luego de un 2020 oscuro, casi tenebroso para el equipo. Al Ruso Zielinski, para lograr una estructura de esas características, se le ocurrió diseñar un rombo. Para Estudiantes –que suma y sueña– es por ahora el rombo de la felicidad.