26/07/2021

Ana Acosta es un torbellino interpretativo en Casa matriz

★ ★ ★ ★ Libro: Diana Raznovich. Adaptación y dirección: Nicolás Pérez Costa. Intérpretes: Ana Acosta y Talía Acosta. música original: Martín Bianchedi. Escenografia: Daniel Feijoo. Vestuario: Blasie Acosta. Luces: Juan Pablo Reynoso. Teatro: Picadilly, Corrientes 1524. Funciones: viernes, a las 19.30. Duración: 60 minutos.

La obra se centra en Bárbara, una joven que decide contratar a una madre sustituta para festejar sus 30 años. De Casa matriz, tal el nombre de la agencia donde requiere el atípico servicio, le envían a un tipo de progenitora equivocado. Su descontento es tal que exige probar prácticamente todos los modelos del catálogo. El planteo no sólo posibilita un rico y variado desempeño de las actrices (sobre todo de Ana Acosta, quien en minutos pasa de una madre culposa a una liberada, y entre ambas, a la vecina de una villa, a una idishe mame e incluso a una muerta) sino que ofrece una catarata de momentos hilarantes que el público agradece con carcajadas y aplausos a telón abierto (aunque detrás de todo eso se esconda un trasfondo mucho más serio del aparente).

Ana Acosta y Talía Acosta, en Casa matriz

Ana Acosta y Talía Acosta, en Casa matriz

Esta obra de Diana Raznovich (autora también Mater erótica, Desconcierto y Jardín de otoño) se estrenó en 1993 en el teatro Bauen, con Lidia Catalano y Ana Acosta, como madre e hija, dirigidas por Tina Serrano. Veintisiete años después Acosta retoma la obra, pero en el personaje opuesto, y es su propia hija en la vida real quien ahora se hace cargo de su papel original. Un hermoso cambio de roles, que le suma atractivo a la propuesta. A favor de la joven intérprete hay que reconocer que no desentona al lado del torbellino escénico que siempre resulta ser su madre. Por último, es de resaltar todos los rubros técnicos que nutren la propuesta (muy bien dirigida por Nicolás Pérez Costa), desde las luces que acompañan los distintos climas de la obra, como el vestuario y la escenografía, muy generosa para estos tiempos.

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!