25/07/2021

Cómo será el bautismo de Lilibet, la hija de Harry y Meghan Markle

Meghan Markle y el príncipe Harry decidieron cómo será la fiesta de bautismo de Lilibet. Después de muchas especulaciones que indicaban que existía una posibilidad de que la ceremonia se hiciera en Inglaterra y ayudara a limar las asperezas de la familia real, finalmente se confirmó cómo será el evento. Según informó el diario británico Daily Star, el bautismo de la bebé será una celebración “súper íntima”, en Estados Unidos y sin miembros de la corona.

Guerra entre hermanos: William también publicará un libro

Lilibet “Lili” Diana Mountbatten-Windsor nació a principios de junio. Algunos días después, el príncipe Harry viajó al Reino Unido para la inauguración de una estatua de la princesa Diana en los jardines del Palacio de Kensington, y la revista New Idea informó que durante su estadía en el país, el duque de Sussex pidió a la reina que se le permitiera regresar a Estados Unidos con el vestido de bautizo real para su hija recién nacida. Sin embargo, para decepción del príncipe, su regreso a casa fue sin la preciada reliquia familiar.

“La Reina lo presta a los bebés reales que se bautizan en Inglaterra”, confirmó una fuente cercana a la realeza a The Sun. “No había forma de que ella permitiera que un artículo tan invaluable fuera llevado a Estados Unidos con Harry”, añadió.

Tras el nacimiento de Archie, Meghan y Harry recibieron a Lilibet en junio, que ahora será bautizada

Tras el nacimiento de Archie, Meghan y Harry recibieron a Lilibet en junio, que ahora será bautizada (Getty Images/)

Según trascendió, es probable que el duque y la duquesa de Sussex solo inviten a un pequeño número de personas y que se trate de un encuentro realmente íntimo. “Meghan quiere que la ceremonia sea muy pequeña y solo incluirá un puñado de amigos famosos, junto con su madre, Doria”, agregó la fuente.

“Tsunami real”: el libro del príncipe Harry puso en alerta a la corona

Días atrás, la experta en realeza Marlene Koenig le había asegurado a los medios británicos que existían indicios suficientes para creer que el bautismo de su hija podría hacerse en Inglaterra, lo que ahora, por el momento, quedó descartado. “Si es que existe la voluntad de arreglar las cosas, sería el momento ideal para decir: ‘Hagamos el bautismo acá, traigan a Lilibet’”, explicó Koenig al Daily Star. “Si tuviera que organizarlo yo, les diría que vengan con los familiares más íntimos. Que pasen un poco de tiempo juntos, se sienten y hablen de lo que tengan que hablar”, concluyó.

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!