05/08/2021

Hace tanto calor en Dubai que les pagan a los científicos para que llueva: y lo consiguen

DUBAI.- Frente a un futuro más cálido, la disminución de las fuentes de agua y una población en aumento, los científicos de un país de Medio Oriente están haciendo que llueva. Literalmente.

Los funcionarios meteorológicos de los Emiratos Árabes Unidos publicaron un video esta semana de autos conduciendo bajo un aguacero en Ras al-Khaimah, en la parte norte del país. La tormenta fue el resultado de uno de los esfuerzos más recientes de los Emiratos Árabes Unidos para aumentar las precipitaciones en una nación desértica que recibe alrededor de 101 milímetros por año en promedio.

Washington, por el contrario, ha promediado casi 1143 milímetros de lluvia al año durante la última década.

Los científicos crearon tormentas de lluvia lanzando drones, que luego aplicaron electricidad a las nubes, informa el diario The Independent. Las gotas que se agitan en las nubes pueden hacer que se agrupen, encontraron los investigadores. Las gotas de lluvia más grandes caen al suelo, en lugar de evaporarse en el aire, que suele ser el destino de las gotas más pequeñas en los Emiratos Árabes Unidos, donde las temperaturas son elevadas y las nubes suelen estar muy altas.

“Lo que estamos tratando de hacer es hacer que las gotas dentro de las nubes sean lo suficientemente grandes para que cuando caigan de la nube, sobrevivan hasta la superficie”, dijo la meteoróloga e investigadora Keri Nicoll a CNN en mayo, mientras su equipo se preparaba para comenzar a probar los drones cerca de Dubai.

Nicoll es parte de un equipo de científicos de la Universidad de Reading, en Inglaterra, cuya investigación condujo a las tormentas provocadas por el hombre de esta semana. En 2017, los científicos de la universidad recibieron 1,5 millones de dólares para su uso durante tres años del Programa de Investigación de los Emiratos Árabes Unidos para la Ciencia del Mejoramiento de la Lluvia, que invirtió en al menos nueve proyectos de investigación diferentes en los últimos cinco años.

Para probar su investigación, Nicoll y su equipo construyeron cuatro drones con una envergadura de aproximadamente dos metros. Los drones, que se lanzan desde una catapulta, pueden volar durante unos 40 minutos, informó CNN. Durante el vuelo, los sensores del dron miden la temperatura, la humedad y la carga eléctrica dentro de una nube, lo que les permite a los investigadores saber cuándo y dónde deben hacer la operación.

Gran problema

El agua es un gran problema en los Emiratos Árabes Unidos. El país usa alrededor de 4 mil millones de metros cúbicos cada año, pero tiene acceso a aproximadamente el 4% de eso en recursos hídricos renovables, según la CIA. El número de personas que viven en los Emiratos Árabes Unidos se ha disparado en los últimos años, duplicándose a 8,3 millones entre 2005 y 2010, lo que ayuda a explicar por qué la demanda de agua se disparó en un tercio en esa época, según el informe del gobierno sobre el estado del medio ambiente de 2015. La población siguió aumentando durante la próxima década y ahora es de 9,9 millones.

“El nivel freático se está hundiendo drásticamente en [los] Emiratos Árabes Unidos”, dijo a BBC News el profesor y meteorólogo de la Universidad de Reading, Maarten Ambaum, “y el propósito de este [proyecto] es tratar de ayudar con la lluvia”.

Por lo general, llueve solo unos días al año en los Emiratos Árabes Unidos. Durante el verano, casi no llueve. Las temperaturas allí recientemente superaron los 50°C.

En los últimos años, el impulso masivo de los Emiratos Árabes Unidos hacia la tecnología de desalinización, que transforma el agua de mar en agua dulce al eliminar la sal, ha ayudado a cerrar la brecha entre la demanda y el suministro de agua. La mayor parte del agua potable del país, y el 42% de toda el agua utilizada allí, proviene de sus aproximadamente 70 plantas desalinizadoras.

Aún así, parte de la “estrategia de seguridad hídrica” del gobierno es reducir la demanda en un 21% en los próximos 15 años.

Las ideas para conseguir más agua para los Emiratos Árabes Unidos no han faltado imaginación. En 2016, The Washington Post informó que los funcionarios del gobierno estaban considerando construir una montaña para generar lluvia. Cuando el aire húmedo llega a una montaña, se fuerza hacia arriba, enfriándose a medida que asciende. Luego, el aire puede condensarse y convertirse en líquido, que cae en forma de lluvia.

Las estimaciones para otro proyecto de construcción de montañas en los Países Bajos llegaron a 230.000 millones de dólares.

Otras ideas para llevar más agua a los Emiratos Árabes Unidos han incluido la construcción de un oleoducto desde Paquistán y llevar icebergs flotantes desde el Ártico.

The Washington Post

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!