05/08/2021

Los más perjudicados, clase media y el AMBA

Los más perjudicados

El presidente de la Nación por sí mismo –según sus palabras– decidió nuevamente la suspensión de las clases presenciales después de haberse perdido todo el año lectivo en 2020. La pregunta es si el Gobierno entiende que de esta manera no afecta a la clase media ni la clase acomodada, a la que tanto desprecia, sino fundamentalmente a la clase más humilde, a la que dice defender y representar. Me pregunto si el Gobierno –o mejor dicho, el Presidente–, que cada vez demuestra más estar alejado de la realidad que aqueja al común de la gente, entiende que la falta de presencialidad exacerba las diferencias con los que menos tienen. No es tan difícil darse cuenta de que las familias más humildes con mucha suerte acceden a una sola computadora por familia, aunque en la mayoría de los casos no la tienen y los chicos se conectan por el único teléfono celular, que casi siempre pertenece a la jefa de hogar, quien además tiene como mínimo más de 2 o 3 hijos. Que además dichas familias tampoco acceden a la conectividad necesaria por un tema de costo, como también que las madres se ven obligadas a no asistir a sus trabajos para poder hacerse cargo de los niños que en situación normal serían contenidos por la escuela. Y lo que preocupa aún más es que dichas mamás no están siempre capacitadas para ayudar en las tareas y explicaciones que requiere la virtualidad.

En rigor de verdad me pregunto si algo tan obvio el Gobierno no lo entiende o lo entiende tanto que le interesa más la declaración de guerra que hace tiempo ya le hizo a la ciudad.

Cynthia Acher

DNI 16.977.474

Clase media

A Marx y a Gramsci se les cae la baba. Nada mejor que la pandemia para evidenciar con más claridad a estos dos enormes pensadores. Con solo observar la dificultad que la mundialmente reconocida clase media argentina tiene para sostenerse, no queda más que traer el concepto marxista de conciencia de clase. El alemán define la “clase en sí” como la existencia de clase como tal. Y “clase para sí” cuando los individuos de esa clase toman conciencia de su posición y situación histórica desventajosa, generalmente a través de la acción. Asimismo, Gramsci plantea la hegemonía como la forma de gobernar articulando todo lo necesario para esconder, detrás de una formalidad democrática, modalidades autoritarias de ejercer poder. La política, junto con determinadas corporaciones poco productivas, organizaciones gremiales y las clases más desfavorecidas encarnadas en las organizaciones sociales, parecen hoy más que nunca coincidir en una necesidad común para avanzar en una hegemonía que no encuentra resistencia alguna en una “clase para sí” que la desafíe. Pero han cometido un error quirúrgico. Han cortado una arteria coronaria, la educación, en el distrito más educado del país, que la atesora como un valor innegociable. Y la clase media anestesiada despertó dándose cuenta de que se está desangrando. Y que su médico no solo es incompetente, sino que pareciera un verdugo en connivencia con sus familiares para mantenerlo vegetativo hasta que puedan vaciar su patrimonio.

Ahora la clase media tiene el desafío de defender lo que es suyo. Nos queda observar si esta conciencia de clase para sí será la plataforma de esa unión que necesita para pasar de ser un actor social pasivo a un protagonista político activo.

Agustín Parigi

[email protected]

Odio acumulado

Quisiera expresar que una vez más me toca leer acerca de las expresiones racistas del señor Alberto Samid. En esta oportunidad, lo hace atacando a las personas de Marcos Galperin, Hugo Sigman y Gustavo Grobocopatel. Dado que no es la primera vez que esto ocurre, sino que se viene dando hace varias décadas, creo que se hace cada vez más evidente que el señor Samid tiene alteraciones psiquiátricas sumamente graves. Es por eso que me ofrezco a darle la asistencia terapéutica que se requiera para que logre superar tanto odio acumulado, y de alguna manera pueda servir como ejemplo para tantas otras personas que tienen exactamente la misma deformación y a las cuales habría que ayudar a superar su problema.

Javier Madanes Quintanilla

DNI 10.743.280

Sin derechos

El Servicio Penitenciario Federal, gobernado por una de las fundadoras de Justicia Legítima, acaba de negar las salidas de ancianos presos detenidos por causas de lesa humanidad con turnos concedidos para vacunarse contra el Covid. Mientras los presos por corrupción son beneficiados con domiciliarias y excarcelaciones sin límite de edad, estos presos se mueren en las cárceles privados de los derechos humanos más elementales. ¡Qué vergüenza vivir en un país en el cual hay privilegiados y parias, ciudadanos de primera y kelpers! Y toda esta deshonra se hace invocando los derechos humanos, la democracia y el combate contra la impunidad, pero de hechos ocurridos hace 45 años. Sin igualdad ante la ley solo el odio existe, amparado por la cobardía y la indiferencia de quienes deben evitarlo.

Ricardo Saint Jean

DNI 10.924.885

AMBA

Inventaron el AMBA para licuar el caos y desborde sanitario del Gran Buenos Aires con la ciudad. El gobierno nacional pide a CABA mayor control en los horarios de restricción de circulación. ¿Por qué no piden o exigen lo mismo en los partidos linderos a la ciudad?

Patricio Carli

DNI 16.600.038

Aglomeraciones

Las argumentaciones contra la presencialidad en las escuelas se tornan ridículas al observar las aglomeraciones de niños en edad escolar sin protocolo alguno en la placita Arias (también llamada Monroe) de Lanús y que se replica en todos los lugares públicos similares. Era algo tan previsible como la llegada del otoño después del verano. Cualquier juez que considere la evidencia del ojo sabrá cómo fallar.

Francisco Susnik

[email protected]

En la Red Facebook

Sergio Berni cree que hay que volver a fase 1

“El vocero ya lo tiró al ruedo, en poco tiempo se ejecuta; la única salida es la vacuna y lamentablemente no hay por mala gestión”-Eva Castillo

“Vacunen y testeen como corresponde y van a ver como todo mejora. Es muy fácil decir cerramos todo, porque los políticos tienen el sueldo asegurado”- María Eugenia González

“Berni, eso estaba relativamente bien cuando no existían las vacunas…”-Alejandro Agrelo

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: [email protected] o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!