25/07/2021

Sputnik V: uno de cada cinco adultos mayores de 60 años esperan hace tres meses la segunda dosis

Mientras el Gobierno nacional aguarda y empuja por la llegada de los demorados segundos componentes de la vacuna rusa Sputnik V, en la Argentina casi 1,4 millones de personas de más de 60 años aguardan hace más de doce semanas la aplicación de su refuerzo. El dato se desprende del Monitor Público de Vacunación del ministerio de Salud de la Nación. En otras palabras: uno de cada cinco adultos mayores en la Argentina llevan más de tres meses a la espera de la segunda dosis.

En total, en el país hay como mínimo 1.475.473 personas que recibieron la primera dosis de Sputnik V hace al menos 12 semanas y todavía no tienen registro del refuerzo. De ese número, la inmensa mayoría (1.394.142) son mayores de 60 años. Las cifras surgen de los datos cotejados por el estadista Federico Tiberti, uno de los creadores del sitio de relevamiento de la pandemia, CovidStats.

La difusión de la carta a Rusia dejó preocupado al Gobierno, que buscó hacer control de daños

Según explicó Tiberti a LA NACION, el total de adultos de más de 60 años que esperan la segunda dosis de la vacuna desarrollada por los rusos representa a un quinto de ese grupo etario (7,7 millones en total, según el Registro Nacional de las Personas) a nivel nacional.

Esta semana, la ministra de Salud Carla Vizzotti anticipó que más del 50% de los 45 millones de habitantes recibieron una dosis de las vacunas. No obstante, de los 23,1 millones vacunados, solo 5,8 millones tienen el esquema completo. Esta disparidad en el ritmo está ligada con la demora en la entrega de la segunda dosis de Sputnik V.

¿Por qué tanto problema con la segunda dosis de la Sputnik V? A diferencia de las vacunas Sinopharm o AstraZeneca, cuyo refuerzo es el mismo que la primera aplicación, las drogas de origen ruso tienen componentes diferentes. Mientras que en la primera dosis se recibe una vacuna con el adenovirus recombinante tipo 26 (rAd26), en la segunda se recibe una vacuna con el adenovirus humano tipo 5 (Ad5).

La carta a Rusia que revela la encrucijada del Gobierno por la falta de vacunas

“Nos encontramos en una situación muy crítica. Esperábamos que las cosas fueran más sencillas, pero han empeorado”, escribió en un texto dirigido a Rusia Cecilia Nicolini, figura clave en la negociación con los laboratorios que producen vacunas la contra el coronavirus. En la misiva que difundió LA NACION, la funcionaria reclama un pendiente de 18.734.185 dosis (5,5 millones del componente 1, más 13,1 millones del componente 2).

En este contexto, el Gobierno precisó hoy que las autoridades rusas contestaron a los reclamos: la Argentina recibirá unos 1000 litros del componente activo de su vacuna para la producción en la planta del Laboratorio Richmond, lo que permitiría elaborar unas 1,6 millones de segundas dosis.

“Como resultado de este mail, de esta presión, se está acelerando muchísimo el trabajo desde Richmond sobre todo para la dosis 2″, observó la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y precisó: “Están formulados y esperando el control de calidad unas 183 mil dosis”.

Al ser consultados por este medio, una representante del equipo de comunicación del Instituto Gamaleya en la Argentina se negó a hacer comentarios sobre el revuelo generado hoy.

Las promesas

A principios de año, en enero, Rusia reconoció demoras en la producción de su segundo componente de la vacuna rusa. No obstante, desde el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) asumió la responsabilidad y se “aseguró” su provisión en el mediano plazo. “El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) y el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología de Gamaleya están ampliando la capacidad para producir más dosis de Sputnik V debido a la alta demanda de la vacuna rusa en América Latina”, rezaba el comunicado de ambas entidades.

“Ahora estamos mejorando las instalaciones ubicadas fuera de Rusia para garantizar el suministro a Argentina y el resto de la región. Como resultado, veremos un aumento significativo de la producción en el segundo trimestre. Hasta entonces, es posible que algunos lotes presenten retrasos de hasta 2-3 semanas. Sin embargo, Argentina, que ha sido uno de los primeros países en aprobar Sputnik V y con quien hemos establecido una sólida alianza, seguirá recibiendo la vacuna”, aseguraron los firmantes.

Desde el comienzo de la campaña de vacunación a nivel nacional, la Argentina ha recibido un total de 11.868.830 dosis de Sputnik V: 9.375.670 corresponden a la primerar dosis, mientras que 2.493.160 son refuerzos.

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!