16/10/2021

Método “tres padres”: ¿cómo es el procedimiento de reproducción asistida que revoluciona a la medicina?

En 2016 la comunidad científica y la sociedad general se sorprendieron con la noticia del nacimiento del primer bebé concebido a través del método conocido como “tres padres”. El caso sucedió en México y se trataba de una pareja de origen jordano, quienes habían sido tratados por un equipo médicos estadounidense. Tres años más tarde, en 2019, otro caso llegó a los medios: en Grecia nació un niño también concebido a través de este método. En esa oportunidad el procedimiento fue realizado por de expertos en fertilidad de la clínica Embryotools (Barcelona) y del Institute of Life de Atenas, en colaboración con un equipo de la Universidad de Oxford.

Ayer un nuevo caso invadió los medios de comunicación. En Buenos Aires una mujer de 31 años dio a luz a la primera bebé en Sudamérica concebida con esta técnica de reproducción asistida.

¿De qué se trata el método “tres padres”?

Conocida comúnmente como “tres padres”, es una técnica que recibe el nombre técnico de “transferencia de huso”. Tomando el óvulo o el ovocito de una mujer joven (donante), se le extrae a éste el material genético y se lo reemplaza por el material genético de la paciente que realiza el procedimiento. Este ovocito reconstruido es fecundado con el espermatozoide del padre.

Es del origen en tres personas diferentes que el método ganó popularidad como “tres padres”, aunque los especialistas rechazan este término argumentando que los niños nacidos gracias a esta técnica no tiene el ADN nuclear de la donante del óvulo sino ADN mitocondrial (presente en menos de un 1% en el niño). En 2019 Gloria Calderón, biología , directora y cofundadora de Embryotools, le decía a la BBC: “¿’Niño con tres padres’? ¿Llamaríamos a una persona con un trasplante de riñón ‘individuo formado por dos individuos’? Pues es lo mismo”.

Foto: freepik

Foto: freepik

¿Por qué este método es foco de tanta polémica?

Visto por muchos como una revolución científica que podría solucionar el problema de la infertilidad femenina y que las madres deseantes no deban renunciar a tener hijos genéticamente suyos, también tiene el potencial de convertirse en un camino para terminar con ciertas enfermedades genéticas. Pero así como muchos especialistas de la comunidad científica ven los beneficios de esta técnica, este nacimiento vuelve a traer sobre la mesa el debate sobre lo peligroso de los ‘niños diseñados’.

Con diferentes posiciones que dividen a la propia comunidad de médicos, el debate sigue presente y ya en 2019 Gloria Calderón lo resaltaba: ”Efectivamente, es uno de los grandes dilemas. Incluso algunas religiones rechazan la donación de óvulos porque el contenido genético de los embriones no va a ser de esa mujer. Pero hace falta acabar los proyectos de investigación que están en marcha, constatar que los bebés que nazcan van a ser absolutamente sanos y continuar desarrollando bien la técnica”.

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!