22/10/2021

River – Boca: la corbata “de Labruna” que lució Marcelo Gallardo al ingresar al Monumental y su emoción ¿con aroma a despedida?

Los equipos ingresaban al campo de juego y el Superclásico ya ofrecía su primera curiosidad: el entrenador de River, Marcelo Gallardo, lucía una corbata negra con el trazado diagonal característico en el medio, en honor a Ángel Labruna, histórico jugador y entrenador del club de Núñez. Con el partido terminado 2 a 1 a favor de River contra Boca sería agasajado por la hinchada y se lo vería notoriamente afectado emocionalmente. ¿Habrá sido su último superclásico como DT de River?

Cinco días después del Día del Hincha de River, Gallardo usó la misma corbata que lucía Ángel Labruna (espn/)

El Muñeco decidió vestirse de esa manera porque esta semana se presentó la Fundación Ángel Labruna en el Museo de River, que al lado tiene una estatua en honor al memorable crack y DT riverplatense. En 2016 se había visto una situación similar, cuando River estrenó una camiseta suplente de color negro con el diseño de esa misma corbata en la banda diagonal.

Esta semana, Labruna ya había sido tema de conversación, debido a que en el aniversario de su nacimiento, el 28 de septiembre, se celebró el Día del Hincha de River. El ídolo fundacional de la historia del club habría cumplido este año 103 años. Además de este detalle, el público, como condimento excepcional, enriqueció este River vs. Boca, luego de más de un año de fútbol con tribunas vacías. Labruna, que grabó un legado entrañable en el hincha de River, es el máximo goleador de la historia del club, con 317 gritos en 515 encuentros. Y como DT de River, logró cortar una sequía de 18 años sin títulos.

La historia de la corbata nace en el momento en el que Ángel Labruna llega a River como entrenador, según Omar Labruna, hijo de la leyenda. “Cuando llega a River, era muy amigo del famoso Ante Garmaz [un diseñador de indumentaria croata que desarrolló su carrera en la Argentina], quien, en su momento quiso ser Presidente de Boca. Un día, Garmaz le dijo: «Mirá Angelito, estoy muy contento de que agarres River y espero que lo saques campeón». Mi viejo le dijo: «A eso vine». Los primeros días del año 75 le trajo una corbata azul, y le dijo que le iba a dar suerte. Pero mi viejo dijo: «A esto le falta algo». Entonces Garmaz se llevó la corbata y se puso a pensar, como buen diseñador. A los pocos días le llevó la corbata con el famoso trazado diagonal.

Se convertiría en un amuleto sagrado. River comenzaría a ganar torneos, y Labruna, a venerar a su nueva adquisición. Un día, los jugadores del Millo se encontraban viajando en colectivo a Santa Fe para enfrentar a Unión. Un grupo de ellos pensó que la corbata era propiedad del médico del club, y la tiraron por la ventana…

“Cuando llegamos al hotel”, cuenta Labruna (hijo), futbolista de aquel River, “bajamos todos, mi viejo agarra su saco y la corbata no está, entonces pregunta: «¿Alguno agarró mi corbata?» Todos lo escucharon y se quisieron matar. El Pato Fillol explicó lo que había pasado. Entonces subimos todos al micro, volvimos a la ruta y caminamos la banquina para recuperar la corbata. No recuerdo quién la encontró, pero la encontramos…”. Hoy, la prenda descansa en el Museo de River.

Los jugadores de River celebran el triunfo. Gallardo los observa

Los jugadores de River celebran el triunfo. Gallardo los observa (Fox sports p/)

El momento en que Gallardo ingresa con la corbata puesta

Otra imagen que generó un foco de atención en las redes sociales fue la de las tribunas colmadas. Bastó un simple vistazo para comprobar que el aforo estuvo muy por encima del 50% aprobado por el Gobierno a comienzos de esta semana. Y hay un antecedente: cuando Belgrano recibió a Deportivo Riestra el viernes pasado, el estadio Julio César Villagra lució prácticamente completo.

Las tribunas del Monumental, colmadas de hinchas

Las tribunas del Monumental, colmadas de hinchas (Fabián Marelli/)

Gallardo, que atrajo todas las miradas con el guiño al legado de Labruna, tuvo otros momentos de protagonismo durante el transcurso del partido. Los hinchas presentes corearon su nombre en repetidas ocasiones y cantaron que “de River no se va”.

A fin de año, los socios del Millonario elegirán un nuevo presidente, y el remolino de incertidumbres que provoca cada año político esta vez ofrece produce esta vez una mayor: ¿Qué pasará con Gallardo? ¿Seguirá en River una vez que finalice el mandato de Rodolfo D’Onofrio? ¿Habrá sido su último Superclásico? Nadie lo sabe, pero al final del partido se paró, visiblemente emocionado y abrazó el calor del hincha. Como todos los años, diciembre será el mes en el que se defina, por sí o por no, la continuidad del DT.

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!