23/10/2021

Diputados: el kirchnerismo no alcanzaría el quorum en la primera sesión presencial

El enfrentamiento entre el oficialismo y Juntos por el Cambio, como así también las luchas intestinas dentro del Frente de Todos, cruzaron los límites de la campaña electoral y se trasladaron a la Cámara de Diputados. El desenlace sería el previsible: difícilmente el oficialismo alcance mañana el quorum para celebrar su primera sesión presencial del año, con lo cual se postergaría, sin fecha, el debate sobre el proyecto de etiquetado frontal de alimentos, iniciativa sobre la que tampoco hay pleno consenso ni siquiera en el Frente de Todos.

Contrario a lo que indica todo manual de diplomacia parlamentaria, Máximo Kirchner se cortó solo. Pese a que el bloque que comanda es minoría en el cuerpo, decidió convocar a una sesión para mañana con un temario propio, sin tender puentes con la oposición. Es más: Juntos por el Cambio y el interbloque Federal se enteraron de la convocatoria el viernes pasado a última hora por los medios. Sergio Massa, presidente del cuerpo, se hizo el desentendido, deslizan en la oposición. Observan que esta vez, a diferencia de otras oportunidades, no se mostró demasiado activo para que la sesión prospere.

Desde el entorno de Massa desmienten las suspicacias que ventilan los opositores. “Juntos por el Cambio no puede explicar a su electorado por qué no quiere votar una ley -la de etiquetado frontal- que es buena para la gente”, retrucan.

La Argentina está en el podio de una nueva filtración mundial con figuras de alto perfil

Envalentonados tras su triunfo en las primarias, Juntos por el Cambio avisó que si el oficialismo no acuerda con la oposición el temario a debatir, no dará quorum. “Es de usos y costumbres que si un bloque convoca a una sesión especial e impone el temario, debe buscar el quorum. Nosotros estamos dispuestos a bajar al recinto e inclusive debatir la ley de etiquetado frontal, siempre y cuando forme parte de una agenda consensuada”, aseveró Mario Negri, jefe del interbloque de Juntos por el Cambio.

Si el oficialismo consigue el quorum, nosotros daremos el debate. Pero la responsabilidad de alcanzar el número es de ellos”, afirmó.

Pese a las diferencias internas, el interbloque de Juntos por el Cambio acordó no bajar a dar quorum a la sesión (Twitter/)

En el interbloque Federal las posiciones no eran unívocas. Por caso, los cuatro diputados cordobeses que responden al gobernador Juan Schiaretti anticiparon que, por lo intempestivo de la convocatoria oficialista, tampoco irán al recinto. El resto de la bancada que conduce Alejandro “Topo” Rodríguez debatía los pasos a seguir.

Lo cierto es que, así planteado el número, se le va a hacer cuesta arriba a Máximo Kirchner reunir el quorum en el recinto. Máxime porque dentro de su bloque hay voces, como la del diputado tucumano Pablo Yedlinun hombre del jefe de Gabinete Juan Manzur– que no comulgan con el dictamen que suscribió su bloque sobre etiquetado frontal.

Igualmente, el jefe del bloque oficialista le endosó las culpas a Juntos por el Cambio por su renuencia a bajar al recinto. “La ley de etiquetado frontal es un buen ejemplo para demostrar que aún en medio de un proceso electoral los diferentes espacios políticos podemos avanzar con proyectos que benefician a la gente. Es una pena que algunos estén más preocupados por quedarse con la presidencia de la Cámara que en hacer cosas para la gente. No sorprende porque es lo que hicieron cuando gobernaron”, aseveró Máximo Kirchner, crítico de la avanzada que pretende encarar un sector de Juntos por el Cambio para arrebatarle a Massa la presidencia de la Cámara si Juntos por el Cambio se impone como primera minoría después del 10 de diciembre.

Debate por el aborto Bossio Camaño, Carmen polledo, PRO caba , Silvia Martínez UCR Jujuy Mayra Mendoza

Carmen Polledo (Pro) presentó un dictamen de minoría con un proyecto propio de etiquetado frontal de alimentos (Silvana Colombo/)

A Juntos por el Cambio no le resulta sencillo contener a su tropa para no dar quorum en la sesión. Sucede que buena parte del radicalismo está a favor de aprobar el proyecto sobre etiquetado frontal –que, en líneas generales, propone incorporar sellos de advertencia sobre los alimentos envasados– mientras que en Pro prevalece la postura contraria. De hecho, la vicepresidenta de la Comisión de Salud, Carmen Polledo, presentó un dictamen en minoría.

“El proyecto con media sanción del Senado tiene muchas falencias. Nosotros quisimos realizar aportes para mejorarlo, pero no hubo caso. El oficialismo no quiso negociar cambios”, afirman en el entorno de Cristian Ritondo, jefe del bloque Pro.

Máximo Kirchner busca aprovechar las diferencias en la bancada opositora para llevar agua a su propio molino y forzar el quorum con la indisciplina de algunos diputados de Juntos por el Cambio. Por ahora, sin suerte.

Pandora Papers: el “eslabón débil” de la ruta del dinero negro de Daniel Muñoz, exsecretario de Kirchner

“Tuvimos que hacer mucho trabajo interno para convencer a la tropa que está a favor de la ley de no dar quorum. No se trata de evitar que se apruebe la norma, sino que el oficialismo entienda que no pueden convocar a una sesión sin acordar un temario con la oposición. Perdieron las primarias y ellos actúan como si nada hubiese pasado. Finalmente, los nuestros entendieron. No vamos a bajar al recinto”, confirmaba ayer un miembro de la cúpula del bloque.

Juntos por el Cambio pretende que el temario incluya la prórroga de la ley ovina, la emergencia educativa y la eliminación de los artículos más polémicos de la ley de alquileres. Por su parte, el oficialismo convocó a discutir, además del etiquetado, otras iniciativas, como la que propone políticas transversales para las personas en situación de calle y la que dispone medidas vinculadas con la actividad de la vitivinicultura.

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!