22/10/2021

Esperan una medida sobre retenciones para las economías regionales

En medio de la polémica abierta por el límite a las exportaciones de maíz, reflejado en los requisitos del Ministerio de Agricultura para que se respalde la compra de la mercadería declarada, además de los buques nominados con el destino, el tema estuvo en la agenda de una reunión que el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, mantuvo con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. Allí, ante consultas y muestras de preocupación de integrantes del sector, el funcionario insistió que el registro para exportar no está cerrado y que la medida se tomó porque se anotaron muchas toneladas en pocos días (en Agricultura hablan de unos 2 millones de toneladas en dos semanas ante una ola de rumores) y se necesita que el sector industrial adquiera la mercadería sin problemas cuando faltan cinco meses para la cosecha.

Además de Domínguez, asistió también el secretario de Política Tributaria, Roberto Arias, hombre del Ministerio de Economía que tiene el control de todo el manejo impositivo. En esta línea, fuentes del sector privado señalaron que se comentó que se encuentra avanzado un análisis para hacer posibles ajustes a la baja para economías regionales.

El Gobierno viene de bajar retenciones a economías regionales en diciembre pasado a algunos productos y el CAA está buscando se amplíe. En efecto, en junio último se bajaron a 0% al maíz pisingallo y el maní, entre otros, pero para envases que no son con los cuales se canalizan el grueso de las ventas al exterior.

Por la baja de la soja, el país se perderá ingresos por más de US$500 millones

“Se comentó que está avanzado el análisis para los productos que están pendientes”, dijeron fuentes privadas del encuentro.

En una semana marcada por la medida respecto del maíz, el tema fue abordado por el mismo Domínguez, que insistió que no había cierre del registro para exportar el cereal. Admitió que se necesita maíz para la transformación interna faltando cinco meses para la próxima cosecha. Se mostró dispuesto a seguir hablando por este tema con todo el sector.

“Planteó que no hay cierre”, señaló José Martins, presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y vocero del CAA. Otras fuentes consultadas agregaron que tras la definición del ministro hubo consultas y comentarios respecto de que en el sector de la producción la medida cayó mal.

En su comunicado, Agricultura consignó: “Las exportaciones están abiertas, se puede exportar todo lo que podemos. Nos podemos comer la cancha y soñar con exportar 200 mil millones dólares anuales”.

Algunos actores, según indicaron otras fuentes, plantearon su disposición a trabajar en conjunto por el maíz pero siempre que no haya suba de retenciones ni tampoco intervenciones. El próximo martes, los técnicos de la Mesa de Enlace estarán en Agricultura y, además del tema de la carne -tras la flexibilización para exportar a China- trascendió que la agenda se ampliaría a otros temas como el maíz.

Según contó Martins, se habló con los funcionarios en reactivar distintas mesas de trabajo que funcionan al interior del CAA.

Agenda de trabajo

Antes de la reunión con Domínguez y Arias, el CAA mantuvo una reunión plenaria que ratificó una agenda de temas. “El CAA ratificó la agenda de trabajo para llevar adelante en lo que resta del año así como en 2022 donde se priorizará el fomento de políticas a favor de la producción, la generación de empleo en todas las provincias y una estrategia exportadora sostenible sin restricciones de ninguna naturaleza, donde los derechos de exportación son un pilar central a seguir trabajando para lograr un programa de eliminación progresiva”, informó.

Luego sobrevino el encuentro con los funcionarios y respecto de esa reunión el comunicado del CAA acotó: “Se abordó la agenda de prioridades de los sectores agro; economías regionales, ganadero, forestal, bioenergías, logística exportadora, derechos de exportación, políticas ambientales y educativas, equidad de género y pesca. El ministro Domínguez anticipó que habrá medidas a favor de las EE.RR. (economías regionales) en base al trabajo previo con el CAA”.

Según el comunicado de Agricultura, Domínguez remarcó: “En esta etapa nos toca reconstruir un lenguaje que nos permita tener intereses comunes, por eso Argentina tiene un Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca fuerte, donde se construye la política y se da previsibilidad, con un lenguaje que entusiasma y que crea futuro”.

En un tramo del encuentro se habló de la discusión por el trigo transgénico tolerante a sequía, aprobado de manera condicional en el país a la espera de una autorización de Brasil. Fuentes consultadas indicaron que Domínguez planteó que se debía salir de la posición contraria que tienen sectores de la cadena. “Se le respondió que nadie está en contra del HB4 (el evento del trigo transgénico), sino que es un problema comercial y que el Estado debe dar la garantía de control”, agregó la fuente.

Por el lado de las entidades de la Mesa de Enlace, solo asistieron Coninagro en la figura de su presidente interino, Elbio Laucirica, y Eloísa Frederking, secretaria de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!