23/10/2021

Nutrición holística: por qué es la mejor forma de prepararlos para el futuro

270 días de embarazo y 730 más hasta cumplir los dos años: son esos los preciosos, riquísimos e irrecuperables “primeros mil días” de una persona, mil días en los que cada vez más la ciencia pone el foco como un periodo crítico en el que la nutrición puede prevenir enfermedades e influir en el desarrollo para toda la vida.

Se trata de un tiempo que ofrece la oportunidad de influir positivamente, proveyendo a las infancias tanto estimulación como una buena alimentación. De hecho durante ese lapso el cerebro crece a razón de 2 miligramos por minuto, y todo a la vez que se organiza el órgano inmunitario más potente: la barrera intestinal.

Estudios científicos recientes vienen demostrando también que, si bien una parte de la salud del bebé viene determinada por sus genes, el mayor porcentaje se ve influenciado por su entorno justamente durante esta etapa: es entonces cuando la estimulación, las experiencias emocionales enriquecedoras y una adecuada nutrición juegan un rol central.

Hablamos de un “momento esponja” que requiere de la máxima atención. Así lo entendió Nutricia Bagó, que en esa línea viene profundizando en el concepto de “nutrición holística”. La idea contempla ya no solo los alimentos en sí, sino también la posibilidad de brindarles a los niños y niñas oportunidades para que descubran, experimenten, sientan y se expresen.

Nutrición + estimulación: los determinantes de la primera infancia

“Hoy sabemos que todo lo que los bebés absorben en esos primeros mil días de vida impacta en su salud futura”, explica Ornella Raffaghello, directora de marketing en Danone Specialized Nutrition. Y agrega: “Por eso es que desde la compañía abrazamos esta etapa, en un principio a través del compromiso con Nutricia Bagó. Ahora bien: si desde la propia declaración de Nutricia Bagó señalamos que ‘queremos una sociedad futura mejor’ ya no alcanza solo con brindar un buen producto. Necesitamos una mirada holística”.

Una mirada holística tiene que ver con entender que la nutrición no implica solamente brindar la mejor alimentación que la ciencia hoy puede respaldar, sino atender a la vez a lo que sucede en el entorno. De esta convicción emergió la alianza de la compañía con la Fundación Argentina María Montessori (FAMM): la idea de fondo es poder acercar herramientas Montessori de crianza al alcance de todos, ofreciendo a los niños y niñas lo que necesitan para desplegar todo su potencial.

Estas herramientas de crianza desarrolladas en conjunto con FAMM consistieron en un libro físico y digital de descarga gratuita, 10 cápsulas de video y 10 podcasts de entre 15 y 30 minutos cada uno: así se introdujo a las familias en el método Montessori, que pone en valor cuestiones como la relevancia del orden, los hábitos, los límites, el respeto a las distintas etapas del sueño, la motricidad fina y dura, y la conexión con el entorno.

Allí Nutricia Bagó en una iniciativa con Nutrilon4 creó junto a Pata Pila dos centros de cuidado y prevención nutricional en las localidades de Dragones y Santa Victoria, así como varios centros móviles donde se hace una revisión nutricional completa de los niños y niñas a cargo de pediatras, nutricionistas y estimuladores, mientras sus madres tienen acceso a talleres de higiene y cuidado de la salud. “Los resultados indican que se mejoró la salud en más de un 50 por ciento de los niños y niñas que forman parte del programa”, señala Raffaghello, a lo que añade que en el marco de la misma colaboración se creó además en la localidad de Yacuy un centro Montessori para primera infancia.

En los centros se hace una revisión nutricional completa de los niños y niñas a cargo de pediatras, nutricionistas y estimuladores.

A eso se sumó la creación de dos centros Montessori más: uno en la localidad bonaerense de Lima, en el partido de Zárate, junto a la ONG Akamasoa Argentina, y otro más en un hogar del partido de San Martín que se llama Estrellita de Luz. “Todo esto se vincula con nuestro compromiso de trabajar para nutrir los primeros mil días de vida –concluye la ejecutiva-. Y dentro de ese propósito entendemos al entorno como un factor clave de esta etapa de la vida”.

“Lograron dar una vuelta de tuerca”

“Para Pata Pila el inicio de este vínculo con Nutricia Bagó fue de verdad significativo”, arranca a contar el director general de Pata Pila Argentina, Diego Bustamante. “Primero porque nos encontramos con una empresa que entiende que a la realidad social hay que abordarla desde un compromiso estratégico, invirtiendo, pero sobre todo poniendo tiempo y cabeza. Y también porque fue clave contar con la confianza y el apoyo técnico de una compañía de esta talla cuando dábamos nuestros primeros pasos”, rememora.

Bustamante asegura que también la gente de Nutricia Bagó fue capaz de transformarse a medida que trabajaban con Pata Pila, “viajando al Norte y formando parte de los espacios que contribuyó a construir”.

El centro de Montessori en Yacuy junto a Pata Pila.

El centro de Montessori en Yacuy junto a Pata Pila.

“Algo clave de la marca es que, además de estar enfocados en la nutrición, han dado un paso más al trabajar en la estimulación adecuada”, reflexiona por su parte Gastón Vigo Gasparotti, fundador de Akamasoa Argentina. “Sin ellos hubiera sido imposible crear el jardín Montessori”, añade en relación al flamante centro de primera infancia para niños y niñas de 0 a 3 años que desde el año pasado funciona en Lima, Zárate. “Ahí es donde se nota el compromiso y la ‘vuelta de tuerca’ que le han dado al tema, porque hablamos de educación de excelencia para los más pobres de la zona”.

______________________________________________________

Content LAB es la unidad de generación de ideas y contenidos de LA NACION para las marcas con distribución en sus plataformas digitales y redes sociales. Este contenido fue producido para un anunciante y publicado por el Content LAB. La redacción de LA NACION no estuvo involucrada en la generación de este contenido.

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!