30/11/2021

Vélez – Boca: el Fortín fue más práctico, ganó 2 a 0 y ya está tercero en el Torneo 2021

Vélez fue más práctico, aprovechó sus chances y le ganó 2 a 0 a Boca en Liniers, por la fecha 18 del Torneo 2021.

Los goles fueron convertidos por Federico Mancuello, a los 38 minutos del primer tiempo, y por Cristian Tarragona, a los 44m del complemento.

Los primeros minutos fueron entretenidos. Con Vélez buscando la forma de tomar las riendas del partido, y Boca parándose algo más retrasado de lo habitual, concentrado en su área.

Pavón remata al arco, ante la marca de Ortega (Mauro Alfieri/)

Con el mediocampo cerrado, Almendra debió retrasarse casi a la medialuna de su propia área para romper líneas y meterle un pase en profundidad a Pavón. El delantero ganó en velocidad, pero se apuró con un remate cruzado que cruzó toda el área sin ningún riesgo.

Recién a los 14 minutos Boca comenzó a imponer mejor su idea. Con Almendra como distribuidor del juego. Con Ramírez y Fabra como piezas sueltas por la izquierda que sirvieron para ganar en profundidad, y con Pavón y Weigandt para hacer esa misma tarea por la derecha.

Montes marca en el mediocampo del estadio de Vélez

Montes marca en el mediocampo del estadio de Vélez (Mauro Alfieri/)

Monótono, el partido ingresó a partir de los 18 minutos en una meseta en la cual ambos se repartieron la pelota sin afirmarse en la posesión ni tener precisión en el juego colectivo. Hiperpoblado el mediocampo, tanto Rossi como Hoyos fueron espectadores de lujo de lo que ocurría en el campo de juego. La pelota fue de la puerta del área a la otra.

El triángulo compuesto por Almada, Mancuello y Poblete lograba asociarse. Pero todo demasiado lejos de Rossi. Hasta que Rojo cometió una falta sobre Janson unos metros antes del área azul y oro. El remate del Almada dio en la barrera.

Cuando se cumplía la media hora se dio una jugada desafortunada para Boca. Weigandt se dislocó el hombro derecho y debió salir reemplazado. El Chelito quería seguir jugando, pero el médico del plantel, con buen tino, se lo negó. Entre lágrimas, el lateral xeneize se sentó con sus compañeros en el banco de suplentes.

A los 38 llegó la apertura del marcador. Un centro sobre el área fue despejado levemente por Eros Mancuso (reemplazante de Weigandt). La pelota la tomó Federico Mancuello casi sobre el vértice izquierdo del área. Desde allí se acomodó y sacó un fuerte zurdazo, que se desvió en el juvenil de Boca y descolocó a Rossi, que nada pudo hacer para evitar la caída de su valla.

SEGUNDO TIEMPO

En el inicio de la segunda etapa Boca buscó la manera de arrimarse a Hoyos para empatar el cotejo. Sin embargo, se mantuvo en una postura demasiado expectante.

La primera clara del complemento nació otra vez de los pies de Almendra, que de nuevo buscó a Pavón en profundidad. El delantero cordobés llegó con lo justo, se acomodó y jugó hacia atrás, Ramírez, de primera, envió el centro y Vázquez se acomodó y metió el frentazo, que se fue apenas desviada junto al poste derecho.

Con el correr de los minutos, Vélez empezó a encontrar más espacios. A los 12, Almada tuvo la chance de ampliar el marcador, pero su remate desde la medialuna del área se fue apenas alto.

Desordenado, Boca buscó la forma de generar situaciones de gol. Sin embargo, carente de ideas y sin profundidad, el conjunto xeneize se encontró en el dilema de no saber qué hacer con la pelota en los pies.

Giannetti saluda a Mancuello, goleador del partido

Giannetti saluda a Mancuello, goleador del partido (Mauro Alfieri/)

Más tranquilo, y con el 1 a 0, Vélez dosificó sus energías y fue mucho más práctico. Aunque debió acelerar y resolverlo, en lugar de permitir que se juegue cerca de su área.

A diferencia de otras ocasiones (Lanús, Central, Godoy Cruz), a Boca le costó imponer su idea de juego. Se encontró con un rival muy ordenado, que aprovechó la más clara del partido.

De todas maneras, una vez más mantuvo su libreto y no se desesperó. Aunque por momentos exhibió una imagen demasiado pasiva para un equipo que se está jugando la clasificación a la Copa Libertadores del año próximo.

Izquierdoz consuela a Molinas, tras la derrota ante Vélez

Izquierdoz consuela a Molinas, tras la derrota ante Vélez (Mauro Alfieri/)

A los 30 minutos, Orellano se fue a toda velocidad. Amagó una y otra vez, y cuando ingresó al área recibió un manotazo en el rostro de Rojo cuando iba a patear. Era penal para Vélez y expulsión del zaguero. Pero el árbitro Abal descartó esa alternativa.

En los últimos minutos, Boca fue con todo al área de Vélez. Sin embargo, no fue claro y sólo atinó a inquietar a Hoyos con centros que el arquero controló con seguridad en lo alto.

Como era de esperar, en una contra el Fortín lo liquidó. A los 44, Izquierdoz le dio un pase arriesgado a Zeballos, perdió el balón, y la corrida de Tarragona terminó con la pelota en el fondo de la red azul y oro.

Por primera vez en la era Battaglia, Boca cerró el partido sin poder hacer un remate al arco. Hoyos no realizó atajadas.

Con este resultado, Vélez se trepa a lo más alto de la tabla anual y cada semana se asegura un poco más su lugar en la próxima edición de la Copa Libertadores. Al mismo tiempo, supera al Xeneize y lo desbanca del tercer puesto del torneo 2021.

El próximo fin de semana, por la fecha 19, el Xeneize recibirá a Gimnasia el sábado a las 20.15 mientras que ese mismo día a las 18, el Fortín visitará a Banfield.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!