03/12/2021

La muerte de Diego Maradona: Matías Morla denunció a Mario Baudry, pareja de Verónica Ojeda, madre del hijo menor del Diez

El abogado Matías Morla, representante y apoderado del fallecido Diego Maradona, se presentó hoy por primera vez como testigo en el marco de la causa en la que se investiga la muerte del ex DT, caratulada como “homicidio simple”. Y además de contar cómo había visto al Diez en sus últimos días con vida, denunció ante la Justicia a Mario Baudry, abogado querellante en representación del hijo menor del astro y pareja de la madre del chico, Verónica Ojeda.

Baudry dice que Charly Ibáñez asistía a Maradona, pero él [por Baudry], que fue jefe de Gabinete del ministro de Seguridad [bonaerense] Sergio Berni, ¿cómo manejando la policía no sabía que Ibañez era un prófugo de la Justicia, cómo con ese poder permitía eso?”, dijo esta tarde Morla ante los medios presentes en la puerta de la Fiscalía General de San Isidro, donde había ingresado para declarar pasadas las 10 de hoy.

“¿Cómo permitía que ahí [la casa de Tigre donde cuidaban a Maradona] hubiese un prófugo? Así que hoy lo denuncié por incumplimiento de deberes de funcionario público, por encubrimiento y, tercero, por usar los bienes de la policía en el ejercicio de su función; por algo Berni lo despidió. Le hace mal a la Justicia que [Baudry] haga comentarios todo el tiempo”, dijo Morla.

“Por algo Berni lo echó del gabinete”, dijo Morla, en referencia a la renuncia que presentó el abogado de Ojeda en julio del año pasado, luego de ser denunciado por violencia y por violar la cuarentena.

Carlos Ibañez, más conocido como Charly, fue apresado en septiembre por el caso de la muerte de Maradona, pero además pesaba sobre él una orden de detención previa, de 2017, por un robo en Morón.

Ibañez es señalado como la persona que llevaba alcohol y marihuana a Maradona cuando el DT dirigía a Gimnasia y Esgrima La Plata y vivía en un country de Brandsen.

Sobre los últimos días de Maradona

Matías Morla al llegar a la Fiscalía General de San Isidro para declarar en la causa por la muerte de Diego maradona (Silvana Colombo/)

Por otra parte, Morla contó que como testigo en la causa les dijo a los fiscales que fue “una locura” que Maradona fuera trasladado desde la Clínica Olivos, donde fue sometido a una neurocirugía, hasta la casa de Tigre en la que finalmente murió, el 25 de noviembre del año pasado.

“Yo entendí que la elección de una casa distinta a la que ya tenía era una locura. No tenía por qué ir a una casa cuando los médicos decían que debía estar en una clínica […] Los propios médicos que lo atendieron dijeron que no estaba en condiciones de ser trasladado”, dijo a los medios.

Desde que Diego tuvo la última aparición pública, yo me corrí, dejé a la familia que se encargue de estas cuestiones, por eso no participé de la junta médica ni de la elección [de la casa]. Fue un tema de familia”, aclaró.

Morla recordó que la última vez que vio a Maradona fue el 16 de noviembre en Tigre, el sábado anterior a su muerte, ocurrida el 25 de ese mes. “Estaba con una voz robótica, lo que me llamó poderosamente la atención. Me acabo de enterar de que esa voz robótica era por la cantidad de agua que el cuerpo tenía retenida. Estaba hinchado como un sapo y se murió cuando le explotó el corazón”, dijo.

Consultado sobre cómo describiría el tratamiento médico que recibió Maradona en los últimos días dijo: “Fue malísimo, por eso está muerto”.

Por otro lado apuntó contra Dalma y Giannina Maradona porque “no le consiguieron un médico clínico” al exjugador y porque, según él, “no lo fueron a ver”.

La presentación de Morla

La declaración de Morla fue requerida a la Justicia por Dalma y Giannina Maradona, quienes lo acusan de impedirles tener una relación frecuente con su padre, de haberse apropiado de los bienes y de los beneficios de las marcas que poseía, y de tener responsabilidad en el fallecimiento del Diez.

El martes pasado, los fiscales a cargo de la causa, Patricio Ferrari, Cosme Iribarren y Laura Capra, hicieron lugar a un pedido que habían realizado los abogados de Dalma y de Giannina, Federico Guntin y Marcelo Sverdlik Warschavsky, y citaron a Morla de manera presencial.

En un escrito entregado a los fiscales el 22 de septiembre, los representantes de las hijas mayores del astro insistieron con que no se agote la investigación de la muerte del exfutbolista con las responsabilidades médicas, sino que se profundice la pesquisa para saber si había alguna razón por la cual Diego “debía morir”. Debido a eso requirieron que se cite a declarar, como “medidas de prueba”, a cinco miembros del “entorno”, entre ellos, a Morla.

Para la querella, de las testimoniales y las indagatorias que fueron tomadas hasta el momento surge que “dentro de la expresión poco afortunada de ‘entorno’ se ubican un cúmulo de personajes con un manejo absolutamente discrecional de la vida del occiso, como así también de sus vinculaciones, afectos, adicciones, su patrimonio, su aislamiento, su supresión de voluntad, y hasta su sometimiento a servidumbre”.

Guntin y Sverdlik Warschavsky le atribuyen a esas personas, entre otras cuestiones, “el suministro de estupefacientes, alcohol” y el doblado de “las firmas del malogrado Maradona”.

Más citaciones

Además de Morla, esta semana también deberán presentarse para ampliar sus testimoniales otras dos personas de mucha cercanía con el “Diez”: el cuñado de Morla, Christian Maximiliano Pomargo, que era secretario personal de Maradona y convivía con él, y el sobrino del exfubolista Jhonatan Espósito, que también vivía en la casa de Tigre en la que murió Diego el 25 de noviembre de 2020.

Los fiscales pidieron también que se presenten a declarar la escribana Sandra Verónica Iapolsky y la contadora Andrea Trimarchi.

Con información de Télam

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!