30/11/2021

Por qué los expertos se animan a plantear que Argentina ya entró en la tercera ola de la pandemia

La incidencia de casos de COVID-19 creció en 12 jurisdicciones de Argentina durante los últimos 15 días de octubre en comparación con las dos semanas anteriores/ EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
La incidencia de casos de COVID-19 creció en 12 jurisdicciones de Argentina durante los últimos 15 días de octubre en comparación con las dos semanas anteriores/ EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
(EFEI0373/)

La primera ola de la pandemia en la Argentina empezó en marzo del año pasado y fue creciendo lentamente hasta llegar a más de 18.000 casos confirmados de COVID-19 en un día y luego retrocedió en octubre. En marzo pasado, volvieron a aumentar los casos y se produjo la segunda ola con un impacto mayor. Alcanzó el récord de más de 41.000 casos reportados en un día a fines de mayo y produjo más de 500 muertes semanales en junio. Desde entonces y mientras el plan estratégico de vacunación fue avanzando hasta superar el 55% de la población general con el esquema completo de dosis, empezó haber un gran respiro. Sin embargo, la incidencia de casos de COVID-19 ya está creciendo en 12 jurisdicciones y podría ser el inicio del tercera ola de la pandemia en la Argentina.

Desde la primera y la tercera semana de octubre de 2021, el promedio semanal de casos confirmados por día en el país aumentaron el 46,1%. Los promedios semanales pasaron de 794 casos reportados diarios a 1.160 casos reportados en la tercera semana de octubre. Además, durante el último mes la razón de los casos de COVID-19 se duplicó a nivel nacional. Esa razón es el cociente entre los casos confirmados durante los últimos 14 días y los casos acumulados durante las dos semanas previas, explicó a Infobae el doctor Jorge Aliaga, físico de la Universidad Nacional de Hurlingham que hace un análisis diario de los datos informados por el Ministerio de Salud de la Nación.

“Si bien en este momento no hay una jurisdicción con riesgo sanitario alto en la Argentina, ya se observa que 12 de las 24 jurisdicciones ya registran una razón de casos confirmados de COVID-19 mayor a 1. Esto significa que la curva de casos está creciendo”, dijo el físico. “Se reportan más casos ahora en la Argentina y podría ser una tercera ola de la pandemia. Pero también puede ser una suba transitoria. Dependerá de los cuidados y del avance de la vacunación en los menores”, opinó Aliaga.

El 55% de la población general de Argentina tiene el esquema completo de dosis/EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
El 55% de la población general de Argentina tiene el esquema completo de dosis/EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
(EFEI0342/)

“Entre las jurisdicciones en que la razón de casos -entendida como la comparación entre los confirmados de los últimos 15 días en relación con los 15 días anteriores- ya es mayor a uno se encuentran la ciudad de Buenos Aires, y las provincias de Buenos Aires, Chubut, Corrientes, Entre Ríos, La Pampa, La Rioja, Neuquén, Salta, San Juan, Santa Fe, y Tucumán. Cuando la razón de casos es mayor a uno, quiere decir que los casos está aumentando”, remarcó Aliaga. En el caso de Río Negro, está al borde de superar la razón de un caso.

Según informó hoy durante una conferencia de prensa la Ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, los casos de COVID-19 están aumentando en los menores de 18 años, que ha pasado en las últimas semanas de ser alrededor del 8/9% al 20/25%”. Por esto, resaltó que “es muy importante avanzar fuertemente en vacunación de niños y adolescentes entre 3 y 11 años con la vacuna Sinopharm y entre 12 y 17 años con la vacuna de Pfizer”.

Desde el Ministerio de Salud porteño, el subsecretario de atención primaria Gabriel Batistella, dijo a Infobae: “Estábamos en una meseta con respecto a la curva de casos de COVID-19, pero durante las semanas de octubre la incidencia aumentó en Ciudad de Buenos Aires y en otras grandes ciudades del país. Consideramos que se trata de la tercera ola de la pandemia que se había previsto en función de lo que pasó en el hemisferio Norte a partir de marzo y abril pasado”.

El funcionario aclaró que al haber hoy una mayor protección en la población por la cobertura de la vacunación, “se presume que esta tercer ola de la pandemia no tendría una suba pronunciada en cuanto a las hospitalizaciones y a los fallecimientos como ocurrió durante la segunda ola en la Argentina”.

testeos en CABA fin de Semana Santa
El Ministerio de Salud porteño considera la tercer ola de la pandemia no tendría una suba pronunciada en cuanto a las hospitalizaciones y a los fallecimientos como ocurrió durante la segunda ola/Archivo

En la ciudad de Buenos Aires, más del 70% de la población general tiene el esquema completo de vacunas. Dentro del total de casos semanales que se reportan allí, ya más del 60% corresponden a la variante de preocupación Delta del coronavirus, que se había detectado en la India hace un año y que ahora predomina en la mayoría de los países del mundo.

“Entre los casos reportados, hubo un aumento en la proporción de casos en niños. Como se inició la vacunación en este sector de la población, consideramos que la curva de casos no crecería demasiado en el próximo mes. Estamos recordando a la población que ante cualquier síntoma haga la consulta y se haga el testeo para COVID-19″, agregó Batistella.

Con respecto a la actual situación epidemiológica en la provincia de Buenos Aires, el Ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, contestó al ser consultado por Infobae que “hubo una baja de casos en COVID-19 reportados durante el fin de semana largo de octubre en el Conurbano. Después, se observó que los casos confirmados en algunos municipios subieron y en otros bajaron. Es decir, el ascenso no es generalizado y sostenido. Estamos con una circulación baja del virus, con la presencia cada vez mayor de la variante Delta. No hubo hasta ahora un aumento homogéneo en toda la provincia. Son brotes que se autolimitan y están vinculados a instituciones como geriátricos y escuelas. En la mayoría de los casos, son leves y no requieren hospitalización”.

La segunda ola de la pandemia fue dominada por la variante Gamma. En provincia de Buenos Aires, el Ministro de Salud Kreplak informó que detectan una presencia cada vez mayor de la variante Delta/ EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
La segunda ola de la pandemia fue dominada por la variante Gamma. En provincia de Buenos Aires, el Ministro de Salud Kreplak informó que detectan una presencia cada vez mayor de la variante Delta/ EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
(Juan Ignacio Roncoroni/)

“Hay más casos de COVID-19 este mes en la Argentina, y es producto de la circulación de la variante Delta. Se nota en el mayor número de consultas al personal de la salud”, dijo a Infobae el médico Roberto Debbag, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica. “El ascenso de casos de COVID-19 aún no está consolidado, pero posiblemente la tercera ola de la pandemia es lo que viene. Crecerá por la variante Delta, pero se espera que no genere un aumento pronunciado de las hospitalizaciones y las muertes como ocurrió en el país a partir de marzo pasado. No habría un episodio pandémico en el ascenso de la tercera ola, pero sí habría más casos en personas que aún no se han vacunado, en los que solo han recibido una dosis o en personas que se han vacunado hace más de 6 meses y que son mayores de 60 años o inmunocomprometidos”, advirtió Debbag.

El experto consideró que esos grupos están hoy en mayor riesgo de complicaciones si se contagian el virus y deberían acercarse a recibir las dosis para completar el esquema o a aplicarse la tercera dosis que hoy fue anunciada por la Ministra de Salud de la Nación. También Debbag opinó que las autoridades sanitarias debería aumentar la cantidad de estudios de muestras de pacientes con COVID-19 para mejorar la vigilancia genómica en todo el país.

En el continente americano, 22 países participan con sus científicos en el rastreo de variantes del coronavirus/OPS
Desde la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica, Roberto Debbag dijo que se debería aumentar las muestras estudiadas en la vigilancia genómica de los casos de COVID-19/OPS/Archivo

En cuanto a los fallecimientos por COVID-19 en Argentina, la curva siguen en descenso. Si en junio pasado con la segunda ola de la pandemia con el predominio de la variante Gamma llegaron a reportarse 583 muertos diarios como promedio semanal, durante la última semana se notificaron solo 22 fallecidos diarios según la fecha de carga de los datos, de acuerdo con el análisis que hace el doctor Aliaga.

Días atrás, el Ministerio de Salud hizo un cambio en las pautas para que los equipos de salud diagnostiquen a tiempo a las personas con COVID-19 en el contexto del crecimiento de la variante Delta. Ahora se debe hacer el hisopado a todos los casos sospechosos de COVID-19 para confirmar o descartar la presencia del coronavirus. Recientemente, se consideraban como casos confirmados a personas que se diagnosticaban por nexo epidemiológico con contactos estrechos pero sin testeo.

Además, los contactos estrechos, incluso si no tienen síntomas, también deberán acceder a test de antígenos o moleculares, al séptimo día del último contacto con el caso confirmado y deben cumplir con el aislamiento para no transmitir el virus. Además, se sumaron como casos sospechosos a las personas con el esquema completo de vacunación, que tienen síntomas como fiebre de 37.5 grados o más, tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria, o congestión nasal. sostuvo en diálogo con Infobae la doctora Florencia Cahn, presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología.

El Ministerio de Salud amplió las pautas para los testeos del COVID-19 en el contexto de la circulación de la variante Delta. Todos los casos sospechosos deberán hisoparse/REUTERS/Ana Ferreira
El Ministerio de Salud amplió las pautas para los testeos del COVID-19 en el contexto de la circulación de la variante Delta. Todos los casos sospechosos deberán hisoparse/REUTERS/Ana Ferreira (STRINGER/)

“En la situación epidemiológica actual, con circulación comunitaria de la variante Delta en varias jurisdicciones del país, se busca evitar que la gente no tenga una baja percepción del riesgo de adquirir la infección por el coronavirus. Al hacerse testeos de los casos sospechosos y en los contactos estrechos asintomáticos y al incorporarse a los vacunados con síntomas como casos sospechosos, se favorecerá una mejor vigilancia de la pandemia en el contexto actual”, sostuvo la doctora Florencia Cahn, presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología.

Mientras la curva de casos de COVID-19 sigue lentamente en el país, el plan estratégico de vacunación tiene por delante alcanzar con las dosis a más de 2,6 millones de adultos (son más del 5% de la población general) que aún no iniciaron el esquema; llegar con la segunda dosis a las personas que ya recibieron la primera, y dar la tercera dosis en grupos como los trasplantados y las personas viviendo con el VIH. El 21% de la población general sin vacunar son los menores, y ya se informó que el 30% de la población que tiene entre 3 y 17 años ya inició el esquema de vacunación. En base al Monitor Público de Vacunación, hay provincias más rezagadas como Misiones, Salta, Chaco y Corrientes que todavía no alcanzaron a vacunar con dos dosis a más del 45% de la población general.

SEGUIR LEYENDO:

¿Es gripe o COVID-19?: 5 principales diferencias que distinguen hoy a esas infecciones

La viróloga argentina que más sabe sobre coronavirus: publicó 23 estudios y halló dos anticuerpos para desarrollar una terapia

Argentina participará de un nuevo ensayo global para probar tres drogas contra el COVID-19

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!