30/11/2021

En Valeria del Mar: la casa extraordinaria de un artista único en su especie

“Recién hará ocho años pude dejar el pseudónimo que usé mientras hacía mis muebles pintados (Sansparapluie), asumirme artista y firmar con mi nombre”. Es un gran acto de humildad. Lucas Risé (43) se formó como diseñador gráfico y pinta desde que tiene 14 años con un estilo perfeccionista del que se enorgullece, pero que de a poco va soltando.

Obra en colaboración

“Mi hermano y mi papá son más de la lógica; mi mamá y yo, de la emoción; y mi hermana está en el medio”, comparte Lucas. “Ahora me doy cuenta de que, con preocupación, mi papá me decía: ‘Lucas, te lo pasás pintando casas ajenas, qué onda’. Y yo en su momento lo tomé como: ‘Ah, buenísimo, quiere que lo haga acá’”, se ríe.

Lucas Risé (der.), con sus hermanos (habitantes de verano) y sus padres (permanentes). Todos participan del espacio cultural que convive con su hogar: El Ojo y el Diamante. (Gentileza Juan Hitters/)

Así fue que, con el correr de los años y sus intervenciones (no sin alguna que otra trifulca), la casa terminó convirtiéndose en el centro cultural “El Ojo y el Diamante”, un espacio/hogar de puertas abiertas que les cambió la vida y del que todos participan. Lucas comenzó aplicando en el living-comedor un tono “que pudiera recibir cualquier tipo de personalidad” y sumó luces cálidas, para atemperarlo. En el piso incorporó una guarda de madera que pintó a mano con estilo africano.

. “Los motivos orgánicos son los más difíciles. Esta pieza me llevó tres meses, durante los cuales tuve que mantenerme muy sano para controlar la respiración y sostener el pulso”, nos cuenta acerca del mueble contra el que se lo ve apoyado.

. “Los motivos orgánicos son los más difíciles. Esta pieza me llevó tres meses, durante los cuales tuve que mantenerme muy sano para controlar la respiración y sostener el pulso”, nos cuenta acerca del mueble contra el que se lo ve apoyado. (Gentileza Juan Hitters/)

En Recoleta. Una pareja nos explica en detalle cómo aplicó colores a su depto

“Siempre trabajo solo, no puedo tener ayudantes”, dice sobre sus muebles. Junto a la cortina de mostacillas de la tribu africana Fulani, un sillón con un telar realizado por artesanos vietnamitas

“Siempre trabajo solo, no puedo tener ayudantes”, dice sobre sus muebles. Junto a la cortina de mostacillas de la tribu africana Fulani, un sillón con un telar realizado por artesanos vietnamitas (Gentileza Juan Hitters/)

Cocina shocking

“La idea es pasar del ambiente celeste al shock de esa antesala amarilla para devolverte después el azul todo junto en la cocina”. El proyecto comenzó por la alzada, con azulejos Pas de Calais y la mesada de mosaicos de demolición. “Como no eran del mismo color, los combiné con cierto criterio gráfico”.

Lucas pintó en el piso de cerámico existente un motivo victoriano con stencil, que protegió con resina para alto tránsito.

Lucas pintó en el piso de cerámico existente un motivo victoriano con stencil, que protegió con resina para alto tránsito. (Gentileza Juan Hitters/)

La casa colorida de un diseñador vienés

Viaje de ida y vuelta

La puerta se hizo en relieve con madera, que se fue cortando, encolando, clavando y pintando con resina. Solo después, se incorporaron el color y las tachas de metal.

La puerta se hizo en relieve con madera, que se fue cortando, encolando, clavando y pintando con resina. Solo después, se incorporaron el color y las tachas de metal. (Gentileza Juan Hitters/)

Dormitorio estrella

Directora de cine, guionista, fotógrafa y profesora de danza, Carolina Risé aceptó que Lucas interviniera su cuarto, con una condición: que no usara el amarillo. Entonces, él reprodujo el piso de la cocina en rojo, y llevó una variación a las paredes para crear el efecto de un empapelado.

El armario, uno de los primeros muebles que hizo Lucas. “Por lo general, mis referencias son de otras disciplinas, como la música. Cuando reinterpretás un lenguaje ajeno se generan cosas muy únicas”.

El armario, uno de los primeros muebles que hizo Lucas. “Por lo general, mis referencias son de otras disciplinas, como la música. Cuando reinterpretás un lenguaje ajeno se generan cosas muy únicas”. (Gentileza Juan Hitters/)

El acceso al cuarto, con cortina de cuentas de plástico pintada a mano

El acceso al cuarto, con cortina de cuentas de plástico pintada a mano (Gentileza Juan Hitters/)

La lámpara checa tiene motivos circences pintados a mano.

La lámpara checa tiene motivos circences pintados a mano. (Gentileza Juan Hitters/)

Imágenes de México

Creo que llegué al punto máximo de la precisión y eso, justamente, es lo que me autorizó internamente a romperla”. Así se siente Lucas desde que se instaló hace tres años en México, terreno fértil para su nuevo trabajo con murales, de larguísima tradición en ese país. “Si no estoy trabajando en alguna obra fuera del taller, pinto muebles hasta las 18. Luego hago otro tipo de pintura, más “madura”, más gestual y expresiva. Para mí”.

El artista en su taller de San Miguel de Allende.

El artista en su taller de San Miguel de Allende.

“Me instalé en San Miguel de Allende, patrimonio universal de la UNESCO, que para mí es el mejor lugar del mundo en la categoría de ciudades pequeñas. Es un lugar artístico, y que valora el aporte del artista”

Selección de muebles en madera 2D y 3D.

Selección de muebles en madera 2D y 3D.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!