30/11/2021

Portugal: Quinta de Regaleira, el castillo de Sintra que esconde un pozo de iniciación masónica

Este palacio, que es una de las joyas más románticas que esconde la localidad de Sintra, en Portugal, pide ser recorrido a paso lento pero con la sagacidad de un detective. Es un paseo que invita a contemplar la belleza de un jardín exuberante y a aguzar la mirada para jugar a descubrir los símbolos masónicos y templarios encriptados en el conjunto de construcciones que conforman la magnífica Quinta da Regaleira. Desde las cuevas y las fuentes del parque, hasta la casa principal y la capilla, las alusiones están por todas partes para aquel que sepa –y se tome el tiempo– para ver.

La torre invertida parece hundirse en la tierra. (Gentileza: Fundação Cultursintra / Fernando Machado/)

Para llegar hay que caminar algunos minutos desde el centro histórico de Sintra –conocido como la Versalles de Lisboa– y avanzar entre casitas de cuento, floripondios y árboles que rascan el cielo, hasta llegar al pórtico principal. Cruzarlo es entrar en otra dimensión, en el sueño hecho realidad de Antonio Carvalho Monteiro (1848-1920), más conocido como Monteiro dos milhões (Monteiro, el millonario).

Antonio Carvalho Monteiro

Antonio Carvalho Monteiro

Cuenta la historia que este filántropo, licenciado en Derecho, bibliófilo –poseía una magnífica colección de obras del poeta portugués Luís Vaz de Camões–, aficionado a la astrología, el esoterismo y las ciencias ocultas, masón y miembro de la Orden de los Templarios, nació en Río de Janeiro de padres portugueses. De ellos heredó una enorme fortuna que, luego, magnificó en Brasil gracias a la venta de café y de piedras preciosas. De vuelta en Portugal, entre 1904 y 1910, se embarcó en la aventura de construir un enorme templo masónico.

Antonio Carvalho Monteiro cumplió su sueño al construir el palacio.

Antonio Carvalho Monteiro cumplió su sueño al construir el palacio. (Gentileza: Fundação Cultursintra / Nuno Trindade/)

Antes de poner la primera piedra, le encargó al escenógrafo y arquitecto italiano Luigi Manini que recorriera Europa para tomar nota de todos los estilos y corrientes estéticas que encontrase a su paso. De hecho, en el interior del palacio, aún pueden verse los bocetos que realizó durante sus viajes y cómo decidió plasmarlos, luego, en la magnífica Quinta da Regaleira. Esta construcción sublime se despliega al pie de una verdísima montaña en cuatro hectáreas donde crecen exóticas especies de árboles y plantas, y se levantan un palacio, un invernadero, varios torreones, una preciosa capilla y hasta un pozo en el cual, según cuenta la leyenda, tenían lugar los ritos de iniciación de los masones.

El Lago Cascada en Quinta da Regaleira.

El Lago Cascada en Quinta da Regaleira. (Gentileza: Fundação Cultursintra / Nuno Trindade/)

Este pozo es una de las principales razones para no saltarse la visita. Se trata de una suerte de torre invertida que, gracias a su forma espiralada, parece hundirse en la tierra. Está conformada por nueve pisos que están conectados entre sí por varios tramos de escaleras. Se cree que, como parte de este misterioso ritual, los aspirantes debían descender por él con los ojos vendados y sosteniendo una espada cerca del pecho para “renacer”. En el fondo del pozo está, embutida en mármol, una rosa de los vientos sobre una cruz templaria, el emblema heráldico de Carvalho Monteiro que es, al mismo tiempo, indicativo de la Orden Rosacruz. Quienes visiten este palacio y desciendan por el pozo tendrán, de alguna manera, la oportunidad para vivir una experiencia mística en un entorno sublime.

Mirador sobre los jardines del palacio.

Mirador sobre los jardines del palacio. (Gentileza: Fundação Cultursintra / Emigus /)

El camino se abre paso en el parque entre cascadas, grutas, túneles secretos, torres, un pequeño lago y puentes que concluyen frente al espectacular palacio, que es una síntesis perfecta de la arquitectura gótica, egipcia, morisca y renacentista. El cierre perfecto para una visita a esta majestuosa propiedad que, desde 1997 es propiedad del Ayuntamiento de Sintra, es disfrutar de un delicioso desayuno o almuerzo en la confitería de la Quinta, bajo la copa de los árboles, con vistas a los mágicos jardines y con el murmullo de una fuente como banda de sonido.

Datos útiles:

Quinta da Regaleira. Quinta da Regaleira, 9, 2710-567 Sintra. GPS 38°47′45.15″N – 9°23′50.21″O T: (+351) 219 106 650. [email protected]. Lunes a domingo de 10 a 18.30. El ingreso está permitido hasta las 17.30. Los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero permanece cerrada. Lo ideal es adquirir los tickets con anticipación en este link.

@connie.llompart

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!