27/11/2021

El cometa que fundió 80 kilómetros de desierto en un enorme campo de cristal

San Andrés de Pica es un pueblito de 4.000 habitantes en el corazón del Norte Grande chileno. A su alrededor, protegidos por uno de los climas más áridos del planeta, hay unos rarísimos fragmentos de vidrio silicato que llevan intrigando a los científicos desde hace décadas. Para que esos enormes cristales de formas retorcidas pudieran estar allí, esparcidos en pleno desierto, se necesitaría haber alcanzado unas temperaturas realmente infernales, pero ¿cómo era eso posible?

Desesperados, los científicos llegaron a creer que la cristalización del suelo se había producido por unos enormes incendios que afectaron a la región antes de convertirse en desértica. No obstante, eso no convencía a todos. Ahora un equipo de la Universidad de Brown y del Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile ha analizado la composición de los cristales y ha llegado a una conclusión realmente espectacular: son los restos del impacto de un meteorito.

El infierno en la Tierra

Petecomet1

Hace 12.000 años, un cometa se internó la atmósfera directa al mismo centro de la zona de Atacama y justo cuando tocó las capas más densas de la atmósfera la fricción del momento lo calentó tanto que ocasionó una explosión tan grande que despertó una furia de fuego, temperatura y vientos huracanados que fundió 80 kilómetros de territorio chileno.

Tunguska: la explosión de 12 megatones que nos recuerda que el espacio está lleno de maravillas, pero también de horrores

En Xataka

Tunguska: la explosión de 12 megatones que nos recuerda que el espacio está lleno de maravillas, pero también de horrores

Allí se preservaron por milenios hasta que, al llegar al laboratorio de los investigadores, quedó claro que no podía ser cosa de un incendio forestal. Había troilita y cubanita, minerales provenientes de rocas espaciales. «Esos minerales son [precisamente] los que nos dicen que este objeto tiene todas las marcas de un cometa«, explicaba Scott Harris, geólogo planetario y coautor del estudio. «Tener la misma mineralogía que vimos en las muestras de [la misión] Stardust contenidas en estos cristales es una evidencia realmente poderosa de que lo que estamos viendo es el resultado» del estallido de un cometa.

De hecho, es muy posible que el mismo meteorito creara las condiciones que han permitido la buena conservación de los fragmentos de vidrio. Aún es pronto para decirlo, pero la coincidencia temporal parece apuntar a que la misma explosión fue la que acabó con la megafauna de la zona. Una megafauna que ya no se recuperó. No obstante, mi coincidencia favorita no es esa: sino que, según los datos disponibles, en esa época ya había seres humanos en aquella zona de Chile. ¿Pudieron ver, aunque fuera de lejos, cómo el mundo ardía en cuestión de segundos?

Imagen | Diego Jiménez


La noticia

El cometa que fundió 80 kilómetros de desierto en un enorme campo de cristal

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Jiménez

.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!