07/12/2021

Tras los violentos conflictos, la intendenta de La Rioja denunció que el gobernador bloqueó la recolección de residuos y habría 230.000 vecinos afectados

Tras una semana envuelta en violentos conflictos en la ciudad de La Rioja, este domingo, la intendenta Inés Brizuela y Doria denunció al gobierno provincial de Ricardo Quintela de enviar un grupo de personas para bloquear la salida de camiones para la recolección de residuos. Como consecuencia, desde el jueves pasado no pueden prestar este servicio de limpieza. El expresidente Mauricio Macri se sumó a la disputa y disparó contra Quintela: “Hay que resistir a los matones y defender la democracia”.

“Una vez más el gobernador de La Rioja presionando a la intendenta Inés Brizuela y Doria con manejos mafiosos. Mi apoyo a la posición valiente que mantiene Inés. Hay que resistir a los matones y defender la democracia”, escribió Macri, en su cuenta de Twitter.

Según publicó Brizuela y Doria en Twitter, habría 230.000 vecinos afectados. “Otra vez la violencia y el desamparo en La Rioja”, escribió. “Desde el jueves, un grupo reducido de personas que responden al gobernador bloquean la salida de camiones y vehículos del parque automotor e impiden la normal prestación del servicio esencial de recolección de residuos”, explicó.

A partir del bloqueo, las fuerzas policiales trabajan para despejar el Parque Automotor Municipal, ubicado a 17 kilómetros de la ciudad, donde se encuentran los vehículos recolectores de residuos. “Tuvimos que armar un plan especial de emergencia para poder salir a recoger los residuos domiciliarios que hace cuatro días no se pueden buscar”, indicó el viceintendente de La Rioja, Guillermo Galván, en diálogo con LA NACION.

“La Policía no permite que ninguna camioneta ni camión municipal puedan salir del ejido de la ciudad y poder dejar en el lugar donde se depositan los residuos la basura de la ciudad. Es un claro ejemplo de golpe institucional”, denunció Galván.

Según dejaron trascender fuentes del gobierno municipal, del conflicto participan afiliados al Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) de la provincia. “El gremio responde al gobernador e hicieron adhesión pública a la candidatura de Quintela”, indicaron.

La intendenta, además, informó que fue a la Justicia: “Hicimos la correspondiente denuncia penal, pero el Juez Gustavo Díaz y las fuerzas de seguridad, al amparo de la impunidad del poder provincial, no actúan para desbloquear la salida de camiones. Esta vez, la violencia no es solo en contra de la gestión y de mi persona”.

La dirigente radical apuntó contra el justicialista Quintela, alineado con el gobierno nacional, y denunció que este encabeza un “plan sistemático de violencia”. Así, lo acusó de empeorar la situación sanitaria: “Estamos en emergencia ambiental y sanitaria, que agrava las condiciones de la pandemia”.

La viceintendenta de La Rioja pidió colaboración para poder recolectar los residuos

Y continuó: “He convocado a todas las áreas operativas y todos los vehículos disponibles fuera del parque automotor han sido afectados al plan de emergencia. Hemos distribuido todo el recurso humano operativo para la tarea de recolectar los residuos”.

Por otro lado, indicó que recibieron la colaboración de empresas locales y amigos que pusieron a disposición sus vehículos para reanudar la recolección de residuos. “Personalmente estoy acompañando a los equipos, ya que somos objeto de amenazas constantes por el simple hecho de estar trabajando para restablecer el servicio”, alertó la intendenta.

“Les pido a todos los vecinos empatía y solidaridad, reducir los residuos domiciliarios, separar en origen, y la paciencia y comprensión necesaria hasta superar esta situación. Hay un enorme equipo de gente comprometida, dispuesta a trabajar sin descanso, con mucha convicción”, escribió Brizuela y Doria.

LA NACION consultó, sin éxito, al gobernador Ricardo Quintela.

El conflicto en la Municipalidad

El martes pasado, Brizuela y Doria había denunciado que un grupo de manifestantes quiso violentar el palacio municipal a raíz de la falta de pago de los nuevos 2500 empleados que fueron pasados a planta permanente durante su gestión. La dirigente radical responsabilizó al gobernador Quintela por la falta de personal policial para contener a los manifestantes que provocaron desmanes y le pidió al presidente Alberto Fernández que intervenga.

“Señor Presidente, señor ministro Eduardo de Pedro, las fuerzas de seguridad provinciales de Ricardo Quintela nos han dejado desamparados ante hechos graves de violencia. En este momento intentan tomar por la fuerza el palacio municipal”, había escrito la intendenta, en Twitter.

“Un grupo de inadaptados intenta tomar por la fuerza el palacio municipal, violentando a nuestras mujeres del cuerpo de seguridad. Anoche pedí custodia policial del edificio y parque automotor, sin respuesta a la fecha”, agregó.

Desde el gobierno de Quintela, sin embargo, negaron las acusaciones.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!