30/11/2021

Las dos emociones que Wanda Nara demostró sin querer con Susana, según un experto en comunicación no verbal

Hugo Lescano, coach en comunicación no verbal, analizó este miércoles la entrevista que le realizó Susana Giménez a Wanda Nara, donde la empresaria habló sobre el affaire que tuvo su marido Mauro Icardi con “La China” Suárez.

En el programa “Intrusos” (América), Lescano se detuvo en varios fragmentos de la conversación. De Icardi, advirtió que unió las manos a la altura de los genitales en señal de perdón: “(Esto lo hacemos) cuando nos sentimos realmente vulnerables, y todo lo que sucede a nuestro alrededor parece amenazante”.

Al mismo tiempo, reparó en que Mauro no apoya los pies en el piso: “Esta es una posición que vemos en las entrevistas de trabajo, cuando la gente está nerviosa, o en la facultad, cuando los chicos vienen a rendir exámenes y no estudiaron demasiado”.

El plato que hizo atragantar a Germán Martitegui en MasterChef Celebrity: “Vas a matar a uno”

A su vez, resaltó que el jugador del PSG usó una vestimenta que le tapó el cuello: “Lo que estamos queriendo decir, sin darnos cuenta, es que nos estamos preparando para el ataque. Hace muchísimos años atrás, los depredadores nos atacaban en el cuello; entonces, lo cuidamos”. Igualmente, reparó en la mirada del delantero: “Él miraba abajo y al costado. Esa es la mirada de la culpa cuando identificamos a personas que estamos lastimando”.

Luego, puntualizó en la figura de Wanda Nara. “Toda la entrevista mostró dos emociones: una, la tristeza; y otra, es la vergüenza. Tuvo vergüenza toda la entrevista en tener que contar lo que hizo Mauro Icardi”, comenzó y señaló, además, que Nara aún no le tiene confianza a su pareja: “Tuvo una mirada del acecho que, en los códigos de comunicación no verbal, está nomenclado como N54. Esta mirada es de desconfianza. Wanda no confía en Mauro, aunque tiene empatía. Miren la pierna cruzada hacia el lado que está él. Si no, me cruzo para el otro lado”, agregó.

En tanto, Lescano afirmó que Susana estaba muy incómoda: “No nos sentamos en el borde del asiento a menos que lo que esté por pasar nos incomode muchísimo. La protección de los pies significa que Susana no se siente cómoda con esto; hubiese preferido no hacerlo”.

El momento que cambió para siempre la vida de la princesa Amalia, la hija de Máxima

Por último, el especialista remarcó un gesto que Wanda tuvo con su dedo anular, al sacar y ponerse permanentemente el anillo de compromiso con Icardi: “Esto es un gesto de duelo. Solemos hacer cuando en nuestra pareja algo sucede. (…) Si ven la imagen posterior, es llamativo que el inconsciente de Susana lo percibe. Estira la mano y la toma del dedo anular”.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!