29/11/2021

Kingpin y las historias de hackers del la electrónica y el hardware de los años dorados

En esta minibiografía de Altium Stories titulada Confesiones de un hacker conocido como Kingpin se narran las aventuras hackeriles de Joe Grand. Bajo el alias de Kingpin fue uno de los miembros más activos y jóvenes de L0pht (L0pht Heavy Industries), un colectivo cuyas andanzas se recomiendan a Boston y los años entre 1992 y 2000. Kingpin es un hacker del hardware, en especial de la electrónica y un defensor a ultranza de la ética del hacker.

En las diversas escenas se puede ver cómo hackea (o hackeaba) todo lo hackeable, desde los parquímetros de San Francisco a las blueboxes para llamar gratis por teléfono,

Como todo buen hacker, él y sus compañeros de L0pht avisaron de la enorme inseguridad de Internet testificando como expertos ante miembros del Congreso estadounidense. Es gracioso cuando les preguntan si es verdad que el grupo podría «tumbar Internet» en media hora, a lo que responden: «en realidad podría hacerlo uno sólo de nosotros enviando unos pocos paquetes». Está claro que pa’ chulos, los hackers de los 90.

El reportaje tiene mucho de «mirada al pasado» y de «los viejos tiempos», y Kingpin reconoce que él es un hacker pata negra 100% pero que ser hacker no es una carrera que uno estudie, sino «un estilo de vida». De hecho a algunos de sus amigos los trincó la policía por falsificación, por meterse en lugares en los que no debían o por «molestar a la sociedad».

Aunque dice que todo era por curiosidad y para aprender (auténtico espíritu hacker) eso a veces no sirve como excusa. A modo de ejemplo muestra un mando de garaje universal que construyó a partir de un mando a distancia normal, añadiéndole una placa electrónica con un chip 555 temporizador, que simplemente va probando todas las posibles «contraseñas» hasta que se abre la puerta. Bastaba sentarse con él delante de un garaje y esperar un rato. ¡Click! «Pero te juro que nunca entré en ningún garaje aunque se abriera la puerta».

Cuenta que sus comienzos fueron en 1982 con un Atari 400 y los BBS, el caldo de cultivo perfecto para desear utilizar el módem llamando sin pagar para acceder a más información y aprender más sobre el mundo. De ahí a diseñar pequeños dispositivos electrónicos para hackear aparatos sólo hay un paso. Joe Grand (Kingpin) ahora da conferencias de vez en cuando, sigue investigando por su cuenta y le preocupa la dirección que está tomando todo lo relacionado con la seguridad. Dice que sabe cómo se diseñan todo tipo de dispositivos y cuán inseguros son muchas veces. El problema es que ahora hay mucho dinero que sirve como motivación para romper esa seguridad, algo que está al alcance no sólo de gobiernos sino también de muchas empresas.

Relacionado:

# Enlace Permanente

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!