06/12/2021

El PMA estima que casi 9,5 millones de personas atrapadas en el conflicto de Etiopía necesitan ayuda urgente

El Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas estima que casi 9,5 millones de personas necesitan de asistencia alimentaria en el norte de Etiopía a consecuencia del conflicto armado, más de una tercera parte de ellos en la región de Amhara, uno de los epicentros de los combates que involucran desde hace un año al Gobierno etíope y el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF).

El PMA recalca que ocho de cada diez de estas personas sobreviven «detrás del frente de combate» por lo que el acceso a la ayuda es casi imposible a pesar de los esfuerzos de la organización que de todos modos ha conseguido llevar los primeros envíos a las poblaciones de Dessie y Kombolcha, a cuyos almacenes ha podido acceder hace solo una semana.

Los datos sobre la nutrición en el norte de Etiopía se están desplomando. Entre un 16 y un 28 por ciento de los niños de las tres regiones del norte muestran síntomas de desnutrición y, peor todavía, hasta la mitad de las embarazadas y lactantes de Amhara y Tigray también están pasando hambre.

Aprovechando que los vuelos humanitarios de la ONU a Tigray se reanudaron el pasado miércoles, el PMA ha pedido un millón de litros de combustible para los 7,8 millones de personas atrapadas en el frente de combate. Sin embargo, los corredores humanitarios a Tigray, donde 2,5 millones de personas necesitan ayuda, permanecen cerrados.

Por último, el PMA ha insistido en que necesita unos 300 millones de euros para ayudar al norte de Etiopía durante los próximos seis meses, en un momento en que la falta de respaldo económico ha provocado el racionamiento alimentario de 710.000 refugiados y la entrada de 2,4 millones de habitantes de la región de Somali, en el este del país, en situación de inseguridad alimentaria.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!