23/05/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Dermatoscopía y microscopía confocal, avances clave en el diagnóstico del cáncer de piel

El cáncer es una enfermedad que afecta a personas en todo el mundo. Son muchas y variadas las formas en las que puede manifestarse, afectando a distintos órganos del cuerpo. Dentro de todas esas variables, el

Respecto a las nuevas técnicas de detección, Eduardo Nagore, jefe Clínico del Servicio de Dermatología del Instituto Valenciano de Oncología (IVO), detalló: “Se utiliza un microscopio especial con una luz que diferencia las lesiones benignas de las malignas directamente sobre la piel. Y en algunos centros se ha avanzado todavía más y se usa, por ejemplo, la microscopía confocal, que permite ver cosas que no ves ni con el ojo ni con el dermatoscopio”.

Un estudio del Stevens Institute of Technology reveló que se está desarrollando un dispositivo que reduciría hasta la mitad el número de biopsias y que preservarían el tejido sano. “Ahora contamos con tecnologías digitales, inteligencia artificial, técnicas microscópicas más detalladas, avances en biología molecular y estudios genéticos del cáncer de piel”, explicó Moreno-Ramírez.

Las cirugías también han mejorado con el tiempo. “La tendencia actual es reducir cada vez más los márgenes, asegurándonos de que el tumor sea totalmente extraído”, dijo Nagore.

Leé más: Consejos para revisarse la piel y chequearse los lunares

La inmunoterapia también se está usando. “Consiste en administrar medicamentos que hacen que el propio sistema inmune del paciente actúe contra las células tumorales”, precisó el presidente del congreso.

En tanto, “las terapias dirigidas engloban a un grupo de medicamentos que actúan bloqueando moléculas que el tumor necesita para crecer. En este caso, estudiamos las mutaciones específicas que puede presentar cada paciente en esas moléculas y, si existen, los tratamos con el fármaco más adecuado”, concluyó el especialista.

Cáncer de piel: prevalencia y tipos de tumores

“El cáncer de piel es el primer tipo de cáncer de la vida adulta. Si bien no contamos con datos estadísticos, la consulta por lesiones de piel sospechosas de cáncer es frecuente en el hospital. Por tal motivo, desde hace 30 años, se realiza la campaña gratuita la tercera semana de noviembre, llamada ´consulte por lunares´”, dijo Ariel Sehtman (M.N. 82.978), médico de la División Dermatología del Hospital de Clínicas.

“Los tres tipos de cáncer en la piel más frecuentes son el carcinoma basocelular, el carcinoma espinocelular y el melanoma. Existen lesiones precursoras de estos tres por lo cual es importante la consulta periódica con el especialista, a fin de poder detectarlas y así, ayudar a prevenir el cáncer cutáneo. Una de estas lesiones son las queratosis solares, que comienzan como manchas rosadas pequeñas en sitios expuestos al sol como el cuero cabelludo, las orejas, la cara, los brazos y las piernas, lugares donde la gente no se pone habitualmente el protector solar”, advirtió.

El especialista explicó que esas manchas, con el tiempo, se cubren de una pequeña escama blanca y muchas veces no tienen síntomas. “Esta lesión precancerosa, no solo es la más frecuente, sino que, además, tiene hasta un 25% de posibilidad de volverse cáncer de piel”, alertó tras concluir: “Los lunares que tienen más de un color o distintos tonos del mismo color, que miden más de 6 milímetros, que son irregulares, empiezan a crecer o sangran, son síntomas para estar alertas”.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!