19/05/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

DURO TESTIMONIO DE LA MAMÁ DE LA NENA PRESUNTAMENTE ABUSADA

En la tarde de este viernes, efectivos de la Policía Federal de San Nicolás habían logrado detener en un campo de Arrecifes a un sujeto que se hallaba prófugo de la Justicia, imputado por abuso sexual agravado en perjuicio de su hija de 6 años. En el lugar encontraron un arma y una millonaria cantidad de marihuana. La madre de la niña víctima refirió tener mucho miedo.

De la redacción de EL NORTE
[email protected]

Durante la tarde de este viernes, la División Unidad Operativa Federal San Nicolás de la Policía Federal Argentina había logrado dar con el paradero de un hombre de 38 años que se encontraba prófugo desde hacía cinco años. El imputado, oriundo de Capitán Sarmiento, era intensamente buscado por la Justicia por estar acusado de un hecho aberrante, el de haber abusado de su propia hija de 6 años.

El hecho había sido denunciado por la madre de la víctima en el año 2016. La menor había sido sometida a cámara Gesell y los resultados de esa medida junto a otros medios de prueba llevaron a la Justicia a ordenar su detención. Desde entonces el acusado se había mantenido prófugo.  Estaba oculto en un área poco poblada de la zona rural de Arrecifes donde finalmente fue hallado por las fuerzas de seguridad.

Una vez descubierta la guarida del acusado, realizaron un allanamiento de emergencia previamente solicitado a la UFI N° 14, a cargo del Dr. Patricio Múgica Díaz, en la vivienda donde se hallaba el hombre buscado. Durante el cumplimiento de la medida habían logrado apresar al presunto delincuente, pero además hallaron una importante cantidad de marihuana por un valor cercano al millón de pesos, un arma de fuego y balas de diferentes calibres.   






En esta causa intervino el Juzgado de Ejecución Penal a cargo del Dr. Anselmo González, del Departamento Judicial de San Nicolás.

Testimonio

Apenas se publicó la noticia de la detención en la web de EL NORTE, una mujer de nombre Paula, cuyo apellido se reserva esta Redacción para proteger la identidad de la niña víctima, escribió una frase conmovedora que con pocas palabras reflejan la espera, el dolor y la fe. “Ahora a pagar el daño que nos hiciste a mí y a mi hija, Dios es grande”, escribió.

Una vez en diálogo con Paula, pudo conocerse que tiene 27 años, que estuvo en pareja con el padre de sus hijas desde que tenía 15 años hasta los 18, edad en que pudo salir de la situación de violencia extrema a la que era sometida por parte del hombre detenido. Según refiere la mujer, ella debió estar tres meses detenida después de que cortaran la relación de convivencia  por una denuncia que la pareja que él tenía en ese momento le había hecho instigada por el acusado. Aclaró: “Fui sobreseída de culpa y cargo”. Y que esa habría sido la oportunidad del hombre para estar al mando de las hijas. Al poco tiempo de que ella recuperara la libertad su madre recibió un llamado de otra mujer, también expareja del ahora detenido, alertándola de que tuviera cuidado e indagara porque un hijo suyo de corta edad habría sido víctima de “tocamientos”.






Desesperación

“Cuando me enteré de esto entré en desesperación, inmediatamente le pregunté a mi hija más grande que entonces tenía 6 años si a ella le había pasado algo raro con su papá y ahí escuché lo que una mamá nunca quiere oír. Tuve la confirmación de que se había aprovechado también de la nena. Inmediatamente hice la denuncia, a los pocos meses le hicieron la cámara Gesell y demoró mucho, pero le llegó la sentencia en el 2019 y lo condenaron. Pero como él estaba en libertad se escapó. Nos habíamos enterado de que estaba escondido en un campo y avisamos. Pasó dos años prófugo. Ahí lo encontraron. Todavía estoy en shock”, manifestó Paula.

También afirmó que tiene mucho miedo, que durante todo este tiempo recibió amenazas por parte del padre de sus hijas y de sus familiares. “Él es muy violento, siempre estaba armado, una vez me tiró la nena por la ventana, hice varias denuncias. La condena es solamente por tres años, no sé por qué la fiscal pidió tan poca condena con lo grave que son los hechos. Mi hija hoy tiene 11 años, es una nena triste, callada, nos arruinó la vida. Espero que por la cantidad de drogas que habrían encontrado en el allanamiento lo tengan preso más tiempo, tengo mucho miedo. Sé que algo me van a hacer”, concluyó la mujer.

Diario El Norte

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!