19/05/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Elecciones 2023: Llaryora quiere fecha unificada para la Provincia y la Capital

Marcando diferencias con la opinión de no pocos peronistas, incluso algunos relevantes schiarettistas, el intendente Martín Llaryora está convencido de que el año que viene se debe votar en un mismo día para elegir a gobernador y a intendente de la ciudad de Córdoba.

Por ser oficialismo en ambas administraciones, el PJ tiene la potestad de imponer el día de votación tanto en la provincia como en la Capital.

Decidir cuándo se vota es una ventaja electoral interesante que el peronismo ganó en 2019, con sus triunfos en ambos gobiernos, con la inestimable colaboración de la dispersión de Juntos por el Cambio, la principal alianza opositora.

“Se votará en la provincia y en la Capital en la fecha que más nos convenga”, es la definición más escuchada entre schiarettistas y llaryoristas, cuando se los consulta sobre la fecha de las elecciones de los principales sillones de gestión en Córdoba.

Aunque faltan varios meses para las definiciones en las dos principales fuerzas políticas provinciales, el escenario puede ser distinto al de la elección anterior.

En la oposición repiten que no cometerán los errores del anterior proceso electoral y prometen una unidad que aún está verde.

A los opositores los alienta el contundente triunfo en las pasadas elecciones legislativas nacionales, que tuvo en Luis Juez y en Rodrigo de Loredo las principales figuras. Ahora podrían ser quienes encabecen las listas para la gobernación y la intendencia, respectivamente.

La posible alianza Juez-De Loredo parece no preocuparte a Llaryora. En los últimos días, entre sus íntimos, el intendente alimentó su convicción de que debe haber fecha unificada para la provincia y para la Capital.

“Si las gestiones provincial y municipal tienen una alta imagen, ¿por qué los cordobeses nos van a castigar votándonos en contra en algunos de los tramos? Lo que tenemos que hacer es seguir gestionando y mostrando que somos un mismo equipo. Los resultados vendrán solos”, aseguró Llaryora.

El convencimiento del intendente contradice cierto temor de algunos peronistas que alertan que serían “muy competitivos” Juez y De Loredo si lideran las dos principales boletas, en un mismo día de votación para gobernador e intendente.

La mesura de algunos oficialistas apunta a que el PJ tiene hoy a Llaryora muy bien posicionado para ser el sucesor del gobernador Juan Schiaretti, pero no aparece ningún dirigente que sobresalga sobre el resto en las encuestas, cuando se mide a los aspirantes a intendente de la Capital.

En el atardecer del viernes último, en una reunión improvisada con sus principales funcionarios, Llaryora fue explícito y habló como candidato a gobernador, pese a que la oficialización será mucho más adelante.

“Las encuestas dan un gran apoyo al trabajo en conjunto que estamos haciendo la Provincia y la Ciudad. Somos el mismo equipo, y si soy el candidato a gobernador, no hay motivos para que no voten a quien propongamos para la Capital”, aseguró Llaryora, ante varios secretarios y secretarias municipales, que lo escucharon como si estuvieran en misa.

Dos testigos de ese encuentro reservado comentaron a La Voz que el intendente mostró encuestas que lo ubican liderando todas las mediciones, con Juez como rival.

En ese punto de análisis, Llaryora bajó una línea muy concreta a sus funcionarios, entre los cuales había tres que están anotados en la lista de precandidatos a intendente: el viceintendente Daniel Passerini, Miguel Siciliano (Gobierno) y Marcelo Rodio (Transporte).

“De acá a fin de año, nuestra única preocupación debe ser la gestión. Les pido que caminen la ciudad, que se muestren y difundan lo que estamos haciendo, pero sin hablar de candidaturas. La gestión de Juan (Schiaretti) tiene una altísima valoración y estamos en el mismo camino en el municipio. Si somos lúcidos, el gobernador y el intendente de Córdoba seguirán siendo peronistas”, concluyó Llaryora, ante los gestos de aprobación de todos los presentes.

Más lanzamientos

El convencimiento de Llaryora de que él y la buena imagen de la gestión de Schiaretti impulsarán las chances de triunfo de quien encabece la lista para el municipio capitalino ya generó algunas señales inesperadas. La senadora Alejandra Vigo, quien hasta hace poco tiempo parecía concentrada en el Congreso, hace dos semanas comenzó reunirse con su tropa en la Capital.

La esposa del gobernador aún no habla como candidata a intendenta, pero sus dirigentes más cercanos aseguran que “algo cambió” en las últimas semanas.

“Hay que gestionar y no hablar de candidaturas. Soy militante peronista y siempre estaré donde mi partido decida”, responde Vigo cuando se la consulta por su futuro político.

El legislador provincial Juan Manuel Cid también hizo públicas sus aspiraciones de llegar al Palacio 6 de Julio. Pese a que es un dirigente muy cercano a Llaryora, desde su entorno aseguran que el intendente “no bendecirá” a ninguno de los precandidatos que están en danza.

Ruido entre funcionarios

La semana pasada, se produjo un cortocircuito entre dos secretarios municipales que están lanzados como precandidatos a intendente. La Voz informó el lunes pasado que hubo un cruce –en privado– entre Marcelo Rodio y Miguel Siciliano por unas declaraciones del secretario de Gobierno sobre el transporte urbano que molestaron al titular de esa área.

Esa situación generó un llamado de atención de parte del intendente Martín Llaryora, quien habló con ambos funcionarios. El cortocircuito no llegó a mayores, pero fue un dato político sobre el acento que pone el intendente para que las lógicas aspiraciones de sus funcionarios no influyan en la gestión.

De allí, la reunión y la bajada de línea del intendente con sus principales funcionarios, el viernes pasado. Los secretarios municipales están habilitados para mostrar y difundir la gestión, pero Llaryora no quiere disputas internas, al menos por ahora.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!