19/05/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

EXTIENDEN MEDIDAS RESTRICTIVAS DENTRO DEL PENAL POR CASOS DE FIEBRE HEMORRÁGICA

Tras la confirmación de un caso de “mal de los rastrojos” en la UP3 y la sospecha de que el fallecimiento de otro interno alojado en el mismo pabellón se debiera a esa enfermedad, se prohibieron los ingresos y egresos de internos. La restricción se extendió al 8 de junio, hasta tanto pase el período de peligro de incubación del virus y se avance con la vacunación.

De la redacción de EL NORTE
[email protected]

Se extendieron las restricciones por medidas sanitarias en el Servicio Penitenciario de San Nicolás. La orden emanada desde el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires da cuenta de que se amplía la duración de las medidas restrictivas de ingresos y egresos de internos en principios hasta el 8 de junio próximo. La finalidad sería que se sobrepase ampliamente el período de incubación del virus y que se avance con la vacunación. La medida había sido tomada por la detección de un caso de fiebre hemorrágica confirmada y otro sospechoso dentro de la unidad penal. Solo podrán egresar aquellos internos que recuperen la libertad.

Los casos

El primero de los casos detectados fue el de José Eduardo Mostajo, un interno de la Unidad Penal Nº 3 de San Nicolás. El hombre, de 72 años, debió ser internado en el Hospital San Felipe porque presentaba un cuadro febril agudo. Había ingresado al nosocomio el pasado 19 de abril y tras las sospechas de la enfermedad se enviaron las muestras de sangre al laboratorio especializado; el diagnóstico fue confirmado dos días después. Las muestras daban como resultado que Mostajo padecía fiebre hemorrágica argentina, enfermedad conocida vulgarmente como “mal de los rastrojos” y que se transmite por excrementos de roedores. El interno habría contraído la enfermedad dentro de la unidad carcelaria. Estaba alojado en el Pabellón 8 del establecimiento. Esta confirmación había causado gran alarma en el Servicio Penitenciario que debió dar aviso a las correspondientes autoridades superiores. Esto motivó la realización de controles en el resto de los internos para descartar la presencia de síntomas y estableciendo protocolos de actuación ante la gravedad del hecho.






El segundo caso que aún está en investigación se produjo días después del primero conocido y fue el de Jorge Alberto Acosta, de 36 años, interno de la UP3 que sufrió una descompensación dentro del establecimiento carcelario. Le fueron realizadas tareas de reanimación dentro de la unidad por personal de salud del Servicio Penitenciario, luego lo trasladaron en ambulancia al nosocomio local donde finalmente se constató el fallecimiento.

La Fiscalía Nº 6, a cargo de Martín Mariezcurrena, intervino en la investigación y ordenó la comparecencia de Policía Científica para el levantamiento de rastros en el penal, la toma de testimonios de las personas que se encontraban presentes en el lugar al momento de la descompensación y la realización de la diligencia de autopsia para determinar las causales de muerte. Si bien aún no hay resultados de la necropsia, los primeros estudios realizados sobre el cuerpo descartaron la muerte violenta e hicieron sospechar que podría tratarse de fiebre hemorrágica argentina, ya que el interno estaba alojado en el mismo pabellón, el Nº 8, en el que estaba el interno José Eduardo Mostajo, de 72 años, en cuyo caso se confirmó la enfermedad.






Habeas corpus

Ante estos y otros hechos, el Juzgado de Ejecución Penal había presentado un recurso de habeas corpus colectivo a favor de los internos. El secretario Patricio Porta informó al respecto que la medida se tomó ante el conocimiento de un  caso confirmado de “mal de los rastrojos” dentro del penal y de la sospecha de otro.
La solicitud había sido interpuesta ante el Juzgado de Garantías N° 1 a cargo del Dr. Román Parodi.
“Entiendo que la posibilidad de proliferación de esta enfermedad puede afectar gravemente a las personas alojadas en la UP3, y es por ello que se presenta acción de habeas corpus para intervenir en el acto lesivo denunciado”, había manifestado Porta en ese momento.






Medidas sanitarias

Se recibieron cientos de unidades de vacunas contra el mal de los rastrojos que llegaron a la UP3 traídas desde la Dirección de Zoonosis Rural de Azul. Fueron destinadas a la inmunización del personal penitenciario y de los internos.

Ante la confirmación de los análisis del primer caso se hicieron presentes los responsables de las áreas correspondientes superiores de Campana y de La Plata para disponer las medidas sanitarias especiales y evitar el contagio en el resto de los internos, fumigar y desratizar las áreas por la eventual presencia de roedores infectados.

Diario El Norte

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!