19/05/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Miradas opuestas a “Moon Knight”

A favor: Una renovación para Marvel

Por Victoria Conci

Cuando Disney anunció que haría una serie sobre Moon Knight, la noticia fue recibida con expectativas por los fans del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM). Hacía falta un poco de aire fresco en la franquicia y el desembarco de este superhéroe con múltiples personalidades se presentó como una interesante opción.

Es que los cómics de este personaje, que antes de la serie no gozaba de popularidad, se caracterizan por ser oscuros y muy violentos. Era la oportunidad de Marvel para hacer algo con un tono más cercano a DC, y si bien Disney se las arregló para que no lo sea demasiado, podemos celebrar que los seis capítulos de la ficción lograron hacerle justicia al personaje.

Moon Knight tiene momentos de terror, suspenso y aventura, más allá de las típicas secuencias del género superhéroes. Y ahí está su riqueza, en la variedad. Es fiel a lo que podríamos esperar de Marvel, y al mismo tiempo se diferencia y sorprende.

El capítulo cuatro, La tumba, recuerda a Indiana Jones o a La momia, aunque un poco menos ATP (apta para todo público). En el quinto episodio hay un giro inesperado que traslada la acción a un psiquiátrico y allí el enfoque egipcio y de aventuras se diluye un poco para dar paso a algo aún superior.

Es probable que ese sea el mejor tramo de la serie, que desarrolla a fondo el tema de la locura, que de cualquier manera está presente a lo largo de toda la historia.

Otro punto a destacar de Moon Knight son sus protagonistas. Oscar Issac se luce interpretando a Steven, quien sufre de trastorno de identidad disociativo. Con un gesto, una mirada y un leve cambio de postura, el actor pasa de una personalidad a otra. Incluso modifica su acento. Parece que estuviésemos ante dos individuos diferentes.

Ethan Hawke debuta en el UCM como el villano Arthur Harrow, un fanático religioso y líder de una secta. El personaje tiene también algunos cambios de registro sobre la marcha y lo cierto es que no podría haber mejor actor para interpretarlo.

Moon Knight llega como una renovación para el mundo Marvel y se anima a correr más riesgos que otras producciones de la marca. Ojalá en un futuro veamos más títulos como este o WandaVision.

En contra: Una más de superhéroes

Por Juliana Rodríguez

Descubrimiento un poco tardío de Hollywood, Oscar Isaac ya puede ser considerado uno de los mejores actores de su generación. Después de infinidad de papeles secundarios, quienes lo vimos en esa gran película de los Coen que fue A propósito de Llewyn Davis deseábamos verlo más. Ahora lo tenemos hasta en la sopa, lo cual suele pasar con carreras meteóricas del cine mainstream.

El tema aquí es que Oscar es una cara que hoy está en las principales franquicias, en personajes similares. Así, una escena en el desierto en Moon Knight bien podría pasar por una de la película Duna. Y cuando en la serie de Disney usa ropa clara o pañuelo al cuello parece el piloto Poe Dameron de Star Wars. Bien por él que tiene el futuro asegurado. Raro para quienes vemos el áura de diferentes personajes superpuestas.

Marvel está tratando de hacer milagros y encontrar nuevos abordajes para contar la misma historia desde hace rato. En sus series, lo logró con la maravillosa WandaVision. Moon Knight aspiraba a ese mismo lugar, pero no llega a la meta, se queda a mitad de camino.

Moon Knight bebe de varias fuente para darle vida al Caballero de la Luna: desde las películas de aventuras arqueológicas de la década de 1980 como Indiana Jones (pero esta serie no tiene el humor de “Indi” y se toma demasiado en serio a sí misma) hasta las maneras de contar un trastorno de personalidad (pero no llega a la profundidad de Glass, el filme de M. Night Shyamalan).

En el camino, se enreda con complejas explicaciones místicas basadas en dioses egipcios que los espectadores nunca terminamos de entender, abusa de la estética de jeroglíficos y pirámides, se cuelga capítulos enteros con el rollo de una balanza que por algún motivo nunca está equilibrada, aparecen avatares de dioses a cada vuelta de episodio.

A veces, no alcanza con convocar actores de prestigio y citar a Alejandro Magno para darle un refresh a una historia que, sencillamente, es una más de superhéroes. Eso sí: lo mejor de Moon Knight es su hipopótama y vale la pena seguir los capítulos solo para verla.

Más información

Moon Knight: la nueva serie de Marvel Studios

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!