23/05/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

TRANSPORTE PÚBLICO: UNA NUEVA AUDIENCIA ENTRE UTA Y FATAP, CON UN PARO POR 72 HORAS EN SUSPENSO

El gremio de los colectiveros insistirá con replicar para todo el interior del país los salarios acordados para los trabajadores del AMBA. La representación empresarial le sigue apuntando a los Gobiernos provinciales y municipales por el faltante de compensaciones: advierten que resta cubrirse un 70% de esos subsidios para poder hacer frente al pedido del gremio. La UTA mantiene la amenaza de un paro por 72 horas a partir del martes.

Con la amenaza aún pendiente de un paro por 72 horas, la UTA y la Fatap vuelven a reunirse este lunes en audiencia paritaria ministerial. EL NORTE

De la redacción de EL NORTE
[email protected] 

La enredada y tensa novela por el transporte público de pasajeros en el interior del país sumará este lunes un nuevo capítulo. Para las 15:00 está previsto el inicio de una nueva audiencia ministerial en el marco de la trabajosa paritaria salarial entre la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap). Será la última posibilidad de desactivar un paro por 72 horas anunciado por la UTA, que –de no existir un acuerdo– comenzará a implementarse desde las  cero horas del martes y hasta las 24:00 del jueves.    

El antecedente más inmediato del extenso conflicto se produjo el viernes. Hubo audiencia por videoconferencia, pero el encuentro no sirvió para acercar posiciones. Por lo tanto, la UTA ratificó su medida de fuerza: el paro por 72 horas que esta vez el Ministerio de Trabajo de la Nación no podrá desactivar por la vía de la conciliación obligatoria. Ya no hay margen: el recurso había sido empleado dos semanas atrás y sirvió para sostener el servicio frente a un paro que sería por 48 horas. Esa conciliación llegó a su término y también finaliza en las próximas horas la única prórroga posible a esa medida.

Desde la Fatap pidieron, para este lunes, previo a la audiencia, una reunión con representantes del Ministerio de Transporte de la Nación, la UTA y, también, representantes del Comité Federal de Transporte (Cofetra), que nuclea a las provincias. Y exigieron que sea en modo presencial, cara a cara. Todavía no había confirmación sobre ese encuentro preliminar.






“Total ausencia”

Según surge del acta de la reunión del viernes, desde la Fatap cuestionaron “la total ausencia de los actores principales del sistema de transporte de pasajeros del interior del país”. La mención aludió tanto al Ministerio de Transporte de la Nación como al Cofetra, en representación de los Gobiernos provinciales y municipales, concedentes de los servicios que operan las empresas. Los quieren presentes en un encuentro previo a la mesa paritaria para “establecer los mecanismos de compensación de los mayores costos que implica el nuevo reclamo salarial”.

Indicaron asimismo que “bajo las actuales condiciones, y considerando el impacto que implicaría el nuevo acuerdo paritario entre los meses de enero a septiembre, de $15.000 millones, podemos afirmar que en función de los aportes nacionales comprometidos en el marco de la Resolución 263/22 del MTR y de los fondos que aportan los Gobiernos provinciales, resta aún cubrirse más del 70% de los aportes necesarios para hacer frente a la nueva pauta”.

¿En qué consiste la pretensión salarial de la UTA? Ni más ni menos que en la posibilidad de equiparar, para todo el interior del país, los salarios que la propia organización logró semanas atrás para los trabajadores que se desempeñan en servicios del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde las compensaciones estatales son muy superiores. 






La pretensión

El 8 de abril, la UTA cerró un acuerdo para los choferes de corta y media distancia del AMBA, con un aumento del 50%, escalonado, que llevará el salario básico a 150.000 pesos desde agosto. Además del pago no remunerativo de 43.000 pesos, en cuatro cuotas. El gremio reclama que se equiparen los salarios del interior del país con los que perciben por el mismo trabajo aquellos que prestan servicios en AMBA.

Anteriormente, la UTA y la Fatap habían acordado el desembolso de dos pagos extraordinarios de 10.000 pesos cada uno a los trabajadores. La medida buscaba “garantizar la paz social”. El primer desembolso se hizo el viernes y el segundo quedó comprometido para antes del cierre de mayo. De todas maneras, desde la UTA mantienen la medida de fuerza.  

Diario El Norte

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!