21/05/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

EL AUMENTO EN LOS PRECIOS DE LA INDUMENTARIA Y CALZADO TAMBIÉN IMPACTA EN SAN NICOLÁS

EL NORTE recorrió comercios de la ciudad, que corroboraron los marcados incrementos. Los consumidores son muy cautos con las compras. “Notamos aumentos de una semana a la otra.

“Entre un pedido y otro, hubo un 25 por ciento de incremento, por lo cual tuvimos que darlo de baja”, indicaron desde un negocio de calzado de nuestra ciudad. IARA CERASI / EL NORTE

De la Redacción de EL NORTE
redacció[email protected]

“Notamos aumentos de una semana a la otra. Viajamos a comprar ropa con 100.000 pesos y volvemos con dos o tres bolsas nomás. En el término de siete días, las prendas pueden aumentar entre 100 y 150 pesos”, manifestaron desde un local. Negocios de menores dimensiones cancelan pedidos, se mudan y hasta evalúan el cierre.

El Instituto de Estadísticas y Censos (Indec) informó que la inflación fue de 6% en abril, por lo que en el primer cuatrimestre del año los precios minoristas acumularon una suba del 23,1%; mientras que el total interanual marca un incremento del 58%. El sector que más aumentó durante abril fue vestimenta y calzado que subió un 9,9% (versus 10,9% en marzo) y aportó 1,1 p. p. a la inflación del mes, con fuerte suba en prendas de vestir.

EL NORTE recorrió algunos comercios de San Nicolás, que corroboraron las marcadas subas que registró el sector.

“No solo notamos aumentos de un mes a otro, sino de una semana a la siguiente. La inflación es impresionante. Viajamos a comprar ropa con 100.000 pesos y volvemos con dos o tres bolsas nomás. En el término de siete días, las prendas pueden aumentar entre 100 y 150 pesos”, manifestaron desde un local.






Una campera que el año pasado valía 9000, este año escaló a 14.000 y actualmente a 17.000, por ejemplo.

El cambio de temporada es otra de las variables que destacaron los comerciantes.

“Reponer cuesta mucho”

Por otra parte, los comercios menores de ropa lamentan la situación e indican que están exigidos al punto de analizar el cierre. “Sentimos frustración. Hasta los precios que se exhiben quedan desactualizados en la misma semana. Reponer cuesta mucho. Pasamos a un local de menor superficie, pero igualmente no alcanza”, sostuvieron desde una tienda céntrica.

“Hay que tener en cuenta el alquiler, los servicios, los impuestos. Los que trabajamos en blanco, legalmente, tenemos costos muy elevados”, agregaron.

Desde una firma de calzado explicaron que en su rubro, los fabricantes no entregan materiales y la falta de mano de obra también se encareció.






“Muchas de las personas que trabajaban en la confección, con la pandemia, regresaron a sus países de origen, países limítrofes. Hay más competencia, faltan insumos importados, hay especulación. Entre un pedido y otro, hubo un 25 por ciento de incremento, por lo cual tuvimos que darlo de baja”, indicaron.

Los consumidores se comportan con cautela al momento de comprar. Comparan y son más selectivos. “Hace un tiempo, la gente entraba, elegía y compraba. Hoy miran, analizan, a veces vuelven luego de ver otros negocios, otras veces directamente no compran”, notan los comerciantes.

En 12 meses, 73,4%

En los últimos 12 meses, los precios de la ropa y el calzado crecieron 73,4%. El único sector que igualó ese aumento interanual fue “Restaurantes y Hoteles”, una actividad que recuperó fuerte su actividad tras el impulso del Plan Previaje y los largos meses de restricciones por la pandemia.

En los últimos 12 meses -según el Indec- los precios de la ropa y el calzado crecieron 73,4%.

En los cuatro primeros meses del año, “Prendas de vestir y calzado” registró un aumento del 29%, superado solamente por “Educación”, que tuvo en marzo un inusual incremento del 23% por el impacto de los colegios privados en el inicio de clases.






En shoppings o grandes casas de deportes se pueden comprar zapatillas de marca por unos $13.000, pero una gran cantidad de modelos se venden por encima de los $41.000 sin ser aún los más caros.

Tratando de contrarrestar, el Gobierno lanzó el 10 de marzo un plan denominado “Acción Moda”, con la previsión de que unas 70 marcas de primera línea ofrezcan 15 prendas cada una a precios accesibles en 2000 puntos de venta en todo el país. Estas prendas estarán identificadas con una etiqueta oficial. La iniciativa se coordinó entre la Secretaría de Industria y la Cámara Argentina de la Industria de la Indumentaria (CIAI).

Factores a tener en cuenta

A través de un documento, la Fundación ProTejer argumentó que la suba de precios internacionales récords en dólares (commodities, energía, materias primas e insumos textiles más el efecto suba del tipo de cambio) y la estacionalidad de precios de marzo (lanzamiento temporada otoño-invierno) son los principales factores que explican los incrementos de la industria textil registrados en el último tiempo.

Las prendas de abrigo son más complejas, utilizan mayor cantidad y otro tipo de tela que las de verano, lo que eleva su costo, afirmaron. Asimismo, el análisis sostuvo que contribuye la “inercia inflacionaria, donde juegan factores que profundizan la dinámica (puja distributiva, tipo de cambio, costos, estructura productiva, presión impositiva, tasa de interés)”.

También el tipo de cambio se incrementó un 20% en el último año encareciendo aún más la ropa importada. Por otro lado, vale considerar que, durante cinco años –de diciembre de 2016 a marzo de 2022– los precios de indumentaria aumentaron por debajo de la inflación promedio.

Diario El Norte

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!