25/05/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Gustavo Cerati, a 12 años de su último show

Aquel de Caracas había sido uno de los mejores shows de la gira de presentación de “Fuerza Natural”, el disco que

Al rato, nuevamente Taverna pasó por el camarín y encontró a Gustavo tirado sobre uno de los dos sillones blancos que había en el lugar, con la boca entreabierta y la camisa desabrochada. El proceso del accidente cerebro-vascular se había iniciado, aunque para sus compañeros estaba “descompensado”.

Lo revisaron dos médicos que no supieron bien qué hacer y al rato, cuando se despejó la zona de fans que habían ido a ver el show, lo subieron a una ambulancia que lo trasladó al Centro Médico La Trinidad, en donde no había luz y el generador electrónico estaba destinado solo a la UTI. La ambulancia fue hacia otra clínica y tras algunos estudios, regresó a La Trinidad.

Cerati tenía los ojos abiertos pero la mirada perdida. Alrededor de las 4 de la madrugada ya del 16 de mayo, sin signos de mejoría y sin un diagnóstico concreto, lo internaron en la suite presidencial. El cardiólogo al que llamaron de “urgencia”, dijo que recién podría ir sobre las 10 de la mañana.

Una leve mejoría de Gustavo Cerati y otra recaída

En la mañana, Cerati recuperó la conciencia, aunque estaba confundido y con la mitad de su cuerpo en falla. Era producto del ACV. No podía hablar aunque su gestualidad lo decía todo: le preocupaba que su costado derecho no respondiese. Igualmente, comió. Con dificultad para maniobrar el cubierto con su mano izquierda, pero pudo ingerir alimentos.

Gustavo Cerati estaba presentando su disco "Fuerza Natural". (Foto: AFP/Kisai Mendoza).
Gustavo Cerati estaba presentando su disco «Fuerza Natural». (Foto: AFP/Kisai Mendoza).

A la tarde volvió a comer algo. Seguía sin hablar, aunque con algunos gestos trataba de hacerse entender. Junto con Adrián Taverna, vio la televisión desde la cama, después de haber pasado un rato sentado en el sillón. Más tarde, a la noche, llegó la cena y todo seguía igual. Ni mejor ni peor. Todavía…

Gustavo Cerati y un final ya sin retorno

A la mañana, Cerati hizo una suerte de crisis física, sacudiéndose y mostrando gestos de dolor. Lo llevaron a hacerle una tomografía computada con la ayuda de Taverna, porque Gustavo no se quedaba quieto y era imposible hacerle el estudio. De ahí, a otro sector a hacer un centellograma.

Cerati apenas abría los ojos y tenía la vista perdida y, como en los instantes posteriores al show, la boca entreabierta. Después de otros análisis, la conclusión llegó en formato de diagnóstico letal: Gustavo Cerati había tenido un ACV, su cerebro se presionaba contra el cráneo producto de la inflamación y debía ser operado.

Leé también: Soda Stereo vuelve a Buenos Aires con su show “Gracias Totales”

¿Demoraron en operarlo o el músico igualmente ya tenía su destino jugado? Con 50 años de edad, Gustavo Cerati había entrado en un estado de inconciencia del que ya no salió, a pesar de la cirugía y los diferentes tratamientos de estimulación que tuvo durante los siguientes cuatro años. Hasta el 4 de septiembre de 2014, el día en que murió.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!