02/07/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Ausentismo: un problema vigente en las secundarias cordobesas

“En el grupo de WhatsApp del colegio, todos los días hay al menos dos padres que avisan que sus hijos no van a la escuela por enfermedad o por imprevistos. En mi caso, no llevé a mi hijo durante una semana entera de mayo. Sumados a los feriados, a la ausencia de los profesores y a otras faltas ocasionales, tuvo ocho días con clases regulares”.

Micaela le contó a La Voz su experiencia personal sobre la cantidad de clases a las que pudo llevar a su niño. Ella envía al más grande de sus tres hijos a una escuela secundaria privada de la zona este de la ciudad.

“Cuando faltan los profesores, que es una situación que se repite a menudo, pasan las horas en ‘tutorías’, que están a cargo de los preceptores. Pero mi hijo considera que esas son horas libres”, señaló la mamá que en el grupo de mensajería de tercer año pidió insistentemente una solución.

Lo cierto es que los directivos del mismo establecimiento plantearon que la situación “es caótica”.

“Este año se cayeron muchas horas de los miembros del plantel docente suplente. Empezamos con muchas caras nuevas, cuando pudimos conseguir reemplazos. Al corto tiempo, hubo que empezar a planificar y a pensar estrategias pedagógicas porque el nivel de los estudiantes era muy básico”, lamentaron los responsables.

Condiciones que no evitan la deserción escolar

Peor es el caso de Marcela, una estudiante de quinto año de un Instituto Provincial de Enseñanza Media (Ipem) de la zona nordeste de la ciudad. “No pude ir a clases porque se enfermaron mis hermanos y los tuve que cuidar. Fueron seis días y casi no tuvimos materias”, aseguró.

Los hechos de su relato corresponden al mes de abril. A final de ese mes también tuvo que ausentarse porque contrajo gripe. Finalmente, por estos días analiza dejar la escuela.

“En Lengua no tenemos profesor. El profesor de Matemática falta desde hace un mes. En Ciudadanía y Participación no tuvimos clases desde comienzo de año. Y encima los vidrios de las escuelas están rotos y tenemos muchísimo frío”, cuestionó.

Consultada por este medio sobre las consecuencias que podría traer aparejado el hecho de abandonar los estudios, se mostró apática. “Estamos todos en la misma. Entre mis compañeros ya hay seis que no vienen más. Y estamos en cuarto año”, se excusó.

En 15 escuelas, un 30 por ciento de ausencias en mayo

Una fuente –que pidió confidencialidad sobre sus datos– se desempeña en distintas áreas del Ministerio de Educación. En diálogo con este medio, aseguró que en mayo hubo un 30 por ciento de ausentismo en promedio, en una muestra de 15 escuelas secundarias de la ciudad de Córdoba. “El número ya se considera normal para colegios barriales sin problemas de transporte”, explicó.

El dato, confirmó, fue elaborado sobre la base de la consulta a preceptores de una quincena de establecimientos.

“A fin de año, los preceptores hacen estadísticas con base en los registros diarios y mensuales sobre ausentismos y promociones de curso. Por la pandemia, no se hicieron estos registros de asistencia presencial desde 2019″, dijo.

A su vez, siguiendo el mismo mecanismo, reunió números parciales sobre el ausentismo docente.

“El mayor ausentismo se da en el personal docente. En esta muestra llega al 40 por ciento y la causa es la gestión de carpetas médicas producidas por enfermedades respiratorias y gripales y por Covid-19. Son licencias cortas, a lo sumo de cinco días, y no contemplan situaciones de contacto estrecho”, detalló.

El número de ausentismo docente de la muestra, reconoció, puede tomarse como un “desfase”. “El ausentismo docente suele llegar al 30 por ciento. Hay un incremento sensible”, analizó.

A su vez, en el mismo conteo se visibilizó un tres por ciento de horas cátedra sin cubrir, “por demoras en el sistema” de altas y bajas docentes. “Si se demoran, los directivos activan rápido el artículo 43 y nombran a los que tienen más a mano”, mencionó.

El citado artículo permite a los directivos nombrar a quien considere pertinente para el cargo que busca cubrir cuando ya se agotaron las convocatorias públicas.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!