04/07/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Córdoba: ¿cómo avanza la investigación por la muerte de Lautaro en el incendio en villa La Tabla?

Si bien continúa abierta la investigación por el trágico incendio que se cobró la vida de Lautaro Ezequiel Oliva (16), ya hay indicios firmes sobre el suceso. Primero, está claro que fue un hecho accidental y las miradas de los peritos están puestas en la conexión eléctrica de la precaria vivienda donde estaba el joven.

En ese punto, se intenta determinar o descartar si un ladrillo conectado a una resistencia para dar calor fue finalmente lo que causó el incendio que, en pocos minutos, convirtió esa casa en una trampa.

Las llamas, además, arrasaron con otras ocho viviendas.

Los peritos ya saben dónde se inició el fuego, sólo resta precisar el agente térmico y sus conexiones eléctricas, entre otros puntos.

¿Por qué no escapó del fuego?

En paralelo, hay un punto llamativo y que se intenta determinar en ámbitos investigativos: ¿por qué Lautaro no escapó del fuego?

El joven limpiavidrios no se encontraba en su casa, sino que había estado reunido instantes antes con unos amigos, según lo que ha podido determinarse en la causa.

Peritos y efectivos que trabajan en esta clase de siniestros indicaron que, si bien muchas víctimas de incendios mueren intoxicadas por la acción del humo (el monóxido de carbono), por lo general buscan una escapatoria del lugar.

Esta conclusión se logra al analizar la escena del hecho.

En el caso de Lautaro, lamentablemente se ha determinado que el muchacho no escapó ni intentó hacerlo. Este punto ha hecho que desde la fiscalía se ordene profundizar los estudios anatomopatológicos para avanzar en la causa.

¿Por qué hubo explosiones?

El martes de la tragedia, en medio de la conmoción vecinal por la tragedia consumada en la villa, se oyeron testimonios que daban cuenta sobre “explosiones” escuchadas mientras llamas avanzaban y eran sofocadas por los bomberos.

La investigación ha determinado que esas “explosiones” eran de desodorantes o sprays vacíos que habrían sido juntados por algunas personas que se dedican a hacer changas en el Centro.

Mientras hay promesas del Gobierno de ayudar a las familias de ese asentamiento, no decrece el dolor, la bronca y la consternación porque no es el primer incendio.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!