01/07/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Subsidios al transporte: en la Provincia creen que es solo un parche

El Gobierno de Córdoba tomó con cautela la decisión de la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados de la Nación, por la que se declara la emergencia en el transporte del interior del país y se eleva a 59.500 millones de pesos el fondo compensador.

Ese despacho debe obtener el visto bueno de la Comisión de Presupuesto de la Cámara Baja, antes de llegar al recinto para su media sanción.

Altas fuentes del Gobierno provincial explicaron que si se aprueba la medida, sólo permite “calmar las aguas” en el interior del país por unos meses. “En poco tiempo, va a estar todo explotado de nuevo”, vaticinó la fuente.

Es que a los estragos que está provocando la inflación en los insumos que necesitan los ómnibus y al efecto del incremento de los costos salariales, se agrega el aumento en el precio del gasoil, producto de la escasez que hay en el país. “No se incorpora ningún cupo o beneficio para el interior”, detalló.

El despacho establece la “emergencia económica” en el transporte público de pasajeros por automotor urbano, suburbano e interurbano del interior del país “con el objeto de garantizar la prestación de los servicios a los usuarios y la conservación de las fuentes de empleo”.

“Como toda emergencia, le otorga facultades al Ejecutivo Nacional, lo cual puede ser complicado ya que le da una discrecionalidad importante a la hora del reparto del fondo”, sostuvieron en el Centro Cívico.

La emergencia regirá hasta el 31 de diciembre de 2022. Ese es el ultimátum que se fijaron los diputados para discutir, en lo que resta del año, un nuevo sistema de distribución de subsidios y la extensión de la tarjeta SUBE a todo el país.

El despacho también tiene una especie de “copie y pegue” de los convenios que trimestralmente firman las gobiernos provinciales con el Ministerio de Transporte de la Nación: dice las provincias y municipios que adhieran al Fondo Compensador deberán, juntamente con las empresas de transporte, implementar el Sistema Único de Boleto Electrónico (Sube)”.

Se trata de una especie de “letra muerta”, ya que hasta ahora no se avanzó nada en ese sentido. Córdoba quiere adherir a la Sube para que los usuarios reciban los atributos sociales (subsidios) que otorga la Nación por ese medio, pero hasta ahora no hay ningún avance.

Otra de las obligaciones, que también ya regía, es que las provincias “deberán continuar aportando al sistema de transporte (…) un monto que mantenga la proporción que se hubiera verificado por los aportes correspondientes al año 2021 entre los aportes girados por el Estado Nacional en concepto del Fondo Compensador y los aportes de las jurisdicciones locales, procurando la sustentabilidad de los servicios”.

Sobre la posibilidad de que los diputados schiaretistas acompañen el despacho, la fuente provincial lo puso en duda.

También hay poca esperanza de que antes de fin de año se pueda resolver el reparto inequitativo de los subsidios. Dependerá de la presión que hagan los gobernadores aliados al Gobierno nacional ya que ese cambio implicaría menos recursos para el Amba.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!