29/06/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Una mujer de 23 años cuida a 34 “hijos”: “Me levanto a las 4 para preparar la comida”

Madre soltera desde los 17 años, Tusayiwe Mkhondya es una mujer que nació en Malawi, África. Ahora está a cargo de 34 menores, a los que cariñosamente llama “hijos”. Entre ellos hay huérfanos, niños de la calle y madres adolescentes.

La vida de la activista fue tan desgarradora como la de la mayoría de los niños a los que ayuda. A los nueve meses de edad, sus padres la abandonaron. A los seis años, empezó a sufrir abusos sexuales. A los 16, quedó embarazada y tuvo atravesar su maternidad en completa soledad.

Fue a los 18 años que Tusayiwe creó Yana, una organización para colaborar con otras mujeres y niños que pasan por lo mismo. Pero la mujer dijo que esa decisión también fue “una manera de salvarse” a sí misma. En su refugio, hay desde bebés de pocos meses hasta adolescentes, y ella dedica toda su vida a cuidarlos.

“Siempre pensé que los abusos que sufrí fueron mi culpa porque en vez de luchar y gritar me quedé congelada”, escribió al joven en su cuenta @tusaiweyana, recordando el momento en el que decidió cambiar su vida para siempre y convertirse en activista.

A través de un video en Tik Tok, Tusayiwe mostró su rutina matutina en “You Are Not Alone” (Tú no estás solo), una ONG que fundó luego de atravesar un embarazo adolescente en soledad y sin ayuda externa.

Tusayiwe Mkhondya. La mujer tiene 34 “No todos los niños están abandonados. Algunos son huérfanos, algunos tienen un solo padre, algunos tienen ambos padres pero han sido abandonados por esos padres”, dijo. El día de Tusayiwe comienza a las 4: ella se levanta antes del amanecer para preparar sándwiches, almuerzos y viandas para sus niños.

“Soy la única que cocina para los niños menores de 5 años y cada niño tiene sus propias tareas matutinas, todos colaboran para preparar la comida. Los niños se acuestan a las 7 p. m., pero el turno noche realmente comienza en ese momento, ya que muchos bebés se despiertan para tomar leche”, expresó la mujer.

Tusayiwe Mkhondya. La mujer tiene 34

“Tengo que alimentarlos y también cambiarles los pañales. A su vez, aprovecho ese momento para comenzar también con el trabajo para el día siguiente”, agregó. Ella dice que, más allá de darles de comer y bañar a los niños, su objetivo es brindarles “educación, empoderamiento y habilidades”.

A pesar de su corta edad, el sueño de Tusayiwe es enorme: quiere tener tierras para construir un gran edificio donde ella y los niños puedan vivir cómodos. “Una vez que tengamos la tierra, espero podamos construir hostels este año para poder recibir y ayudar a más niños abandonados, y niños que viven en las calles”, cerró.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!