29/06/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Lionel Messi cumple 35 años: por qué se dice que es hincha de River

El sueño de los hinchas es que los grandes cracks sean simpatizantes de sus cuadros y poder sacar chapa de eso. Y en el caso de Lionel Messi, ocurre algo así con River Plate, club del que se dice que es hincha aun cuando el propio Leo, cada vez que le preguntan, ratifica que es de Newell’s.

Sin embargo, el fanatismo puede más y también el enrostrarle al rival que el mejor jugador del mundo “es mío”. Se lo hacen, obvio, los de Newell’s a los de Central con Messi, como lo hicieron también con Diego Maradona, que no era hincha leproso, pero el hecho de haber jugado en el club en los años 90, fue suficiente para ser adoptado por uno y odiado (o, al menos, repudiado) por otros.

Son varios los argumentos que se utilizan para afirmar que Messi es de River. Y si no fuera por su paso por las Infantiles de Newell’s y las declaraciones que hizo siempre sobre su simpatía por ese equipo, las razones que lo acercan al club del barrio de Núñez tendrían cierta lógica. A saber:

Un amigo de la infancia en Newell’s lo dio por hecho

De todas las argumentaciones, la más fuerte la aportó en primera persona un excompañero de Messi en las Infantiles de Newell’s, Gerardo Grighini, quien afirmó sin eufemismos de qué cuadro era Lionel de chico. Y lo hizo nada menos que en la biografía de Messi, que escribió el periodista catalán Guillem Balagué.

Leé también: ¿Lionel Messi era hincha de River? Así lo afirma un amigo suyo de inferiores

“Él dice que es hincha de Newell’s -contó Grihini- pero cuando era chico era de River, como yo. Era fanático de Pablo Aimar”.

El ídolo de su infancia era un jugador de River

La mayoría de los chicos futboleros tienen como jugador favorito a un referente del equipo del cual son hinchas. Salvo las excepciones monumentales, como Maradona o el propio Messi actualmente, que son idolatrados en todo el mundo, es raro encontrar un niño que simpatice por un cuadro e idolatre a la figura de otro.

Messi tenía a Pablo Aimar, cuando este brillaba en River, como su ídolo. No a Bielsa, por ejemplo, o alguno los jugadores de los años 90 de Newell’s, sino al 10 del Millonario.

Cuando Newell’s no le pagaba el tratamiento, golpeó las puertas de River

Lionel Messi era un niño de físico muy pequeño y su historia sobre las hormonas de crecimiento que debió tomar ya es más que conocida. Pero en aquellos tiempos de fútbol infantil en Newell’s, Leo ya mostraba que era distinto, sin embargo el club no quería pagarle el tratamiento.

Harto de esperar una respuesta, su padre, Jorge Messi, viajó a Buenos Airesporque un contacto le ofrecía la chance de ir a River. Lionel hizo la prueba con chicos dos años más grandes que él y físicamente enormes. Jugó poco y lo hicieron volver dos semanas después para entrenar con jugadores de su edad y la rompió.

En la Selección Argentina, Messi se dio el gusto de jugar junto a su ídolo de la infancia, Pablo Aimar. También compartieron plantel en el Mundial 2006.

River aceptó ayudar a Messi con su tratamiento para el crecimiento, pero el camino se truncó: “Me pidieron que trajera el pase y cuando fuimos a buscarlo, los de Newell’s me sacaron cagando, no me lo quisieron dar. Lo peleamos, pero nunca me lo dieron. Y después salió todo lo del Barcelona”, contó el propio Lionel.

No le gritó el gol a River en el Mundial de Clubes

El 20 de diciembre de 2015, River, que había sido campeón de la Libertadores, llegó a la final del Mundial de Clubes donde enfrentó al Barcelona de Messi, Luis Suárez y Neymar, que había ganado la Champions de ese año. La diferencia entre un equipo y otro fue abismal y casi que el 3-0 en contra fue un resultado decoroso para el equipo de Marcelo Gallardo.

Pero lo más curioso se dio cuando a los 36 minutos del primer tiempo, Messi puso el 1-0 y no sólo que no gritó el gol sino que después, con la cabeza gacha, le levantó su brazo a la gente de River que estaba en la tribuna, como pidiendo perdón. Muchos entendieron esa disculpa como propia de los futbolistas que le hacen un gol al equipo del que son hinchas.

Luego de aquel partido en Yokohama, Japón, Leo se llevó de recuerdo cuatro camisetas de River y hasta se sacó una foto con el utilero del club argentino, en la que se lo ve sonriente… y con una camiseta de River sobre sus hombros. “Tiene un enorme cariño por River”, dijo entonces el presidente Rodolfo D’Onofrio.

Lionel Messi junto al utilero de River y la camiseta sobre sus hombros. Fue luego de la final del Mundial de Clubes en 2015.
Lionel Messi junto al utilero de River y la camiseta sobre sus hombros. Fue luego de la final del Mundial de Clubes en 2015.

Messi negó siempre éstas y cualquier otra versión que lo vinculase sentimentalmente a otro club que no sea Newell’s, del que siempre dijo ser hincha de toda la vida. Sin embargo, los que dicen que de chico era de River, algunos argumentos tienen.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!