07/08/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Construcción: el panorama en insumos

Como Clasificados La Voz viene reflejando en los últimos meses, el sector de la construcción es el más sensible a los matices y vaivenes de la coyuntura. Así, por un lado, el segmento proveedor de materiales (aglutinado en el Grupo Construya), aumentó 8,9 por ciento entre enero y mayo, es decir, prácticamente a lo que en la jerga económica se conocen como “tasas chinas”.

Por otro lado, desde junio creció la incertidumbre, en especial por la volatilidad de los precios de los materiales que se produce en momentos de alta inflación y saltos del dólar. En los momentos más álgidos, el alza incontenible del dólar blue amenazó con paralizar la construcción, por la falta de precios de referencia y la decisión de determinados proveedores de cortar la venta de insumos. Hubo semanas en las que los corralones no entregaron presupuestos, eliminaron los descuentos o bonificaciones y cotizaron pocos productos al dólar del día, lo que llegó a generar un caos en el sector.

A raíz de eso, los tiempos de entrega de las nuevas unidades de departamentos y la culminación de proyectos comenzaron a perfilar demoras, y algunos profesionales manifestaron su preocupación por la falta de valores establecidos para los insumos, el acceso restringido a la mayoría de los materiales y la incertidumbre respecto de los precios de los insumos importados.

Desde junio creció la incertidumbre, por la volatilidad de los precios de los
materiales que se produce en momentos de alta inflación y saltos del dólar.

La situación hoy

“Debido a la gran incertidumbre económica, con fluctuaciones del tipo de cambio del mercado paralelo (que crea expectativas de devaluación) e impacta en el mercado de materiales de construcción de varias maneras, algunos fabricantes y distribuidores suspendieron las entregas por unos días, otros ajustaron preventivamente los precios y se perdió referencia de todo lo que entra desde el exterior”,

enumera Pablo Facta, gerente comercial de Terralon SRL.

En los corralones de venta a minoristas y constructoras, la gran mayoría no suspendió las ventas ni las entregas pero sí la posibilidad de hacer acopio de mercadería fijando precio. Además, la mayoría garantizó la provisión a sus clientes habituales, tratando de no realizar operaciones especulativas.

“Todo este cimbrón económico se sumó a la falta de materiales que ya venía sufriendo el sector, por problemas energéticos y de producción de algunos insumos que ocurren todos los años”, agrega Facta.

En cuanto a los consumidores, las empresas constructoras y los particulares que ya tienen las obras en proceso no les quedó otra que seguir comprando y trabajando (ya que los costos de parar suelen ser altos), pero se notó la disminución de nuevas obras y de compras a la espera de un panorama más claro. “Igualmente, sigue siendo el sector de la construcción el más confiable a la hora de volcar los ahorros e inversiones, a falta de otras opciones”, enfatiza Facta.

“Hoy, la situación en la venta de materiales de construcción indica que se ha reactivado la actividad, producto de la escalada del dólar y de ser refugio de valor de los pesos que la gente tiene en su poder. Los precios de los productos se han incrementado en este período de inestabilidad y se dificulta operar con normalidad. Los planes en cuotas de tarjeta siguen vigentes, lo que hace que la gente compre anticipadamente, porque sabe que a largo plazo la cuota se achica. Se nota un nivel de nerviosismo en el público en general, que intenta proteger su capital”,

concluye Sebastián Pérez, director de Ferrocons SA.

Te puede interesar

Centro: potencial de oportunidades

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!