13/08/2022

Mirando la Hidrovía

Noticias sobre la Hidrovía

Esta es, según los expertos, la posición correcta para conducir

La posición que los conductores adoptan frente al volante es muy personal. Si bien no existe una ley que especifique la postura correcta para conducir, los especialistas advierten que ciertos ajustes mínimos son fundamentales para reaccionar mejor ante cualquier imprevisto y evitar molestias o lesiones.

La posición de conducción es clave para la seguridad porque se está más cómodo, se llega correctamente a todos los mandos y permite reaccionar ante cualquier imprevisto con mejores reflejos. Y una correcta ergonomía al conducir evita males mayores a nivel físico.

Cuál es la posición correcta para conducir

  • Brazos. Al tomar el volante, no deben quedar completamente estirados, sino más bien flexionados en un ángulo máximo de 45 grados. Permitir que los hombros siempre reposen sobre el respaldar. Las rodillas no deben rozar con el volante.
  • Manos. Se recomienda colocarlas en la posición diez y diez imaginando que el volante es la esfera de un reloj. Las manos siempre deben de ir sobre el volante, excepto para realizar una maniobra. No sujetar con fuerza el volante, para evitar fatiga muscular.
  • Piernas. No deben quedar totalmente rectas, para evitar lesiones en la pelvis y en la cadera. La distancia entre el asiento y el volante debe ser tal que los pies lleguen fácilmente a los frenos y pedales. Colocar los glúteos en el ángulo que forman el asiento y el respaldo. Pisar el embrague a fondo con el pie izquierdo y observar que la rodilla quede flexionada (no puede quedar la pierna completamente estirada). Esto es fundamental para no perder el tacto ni la sensibilidad con el pedal del embrague, ni la fuerza con el pedal del freno.
  • Cabeza. No debe estar inclinada hacia adelante. Es conveniente apoyar la cabeza en el asiento para evitar daños en las cervicales y el cuello. El apoyacabezas debe situar su punto medio a la altura de las orejas y nunca debe quedar la parte superior del mismo por debajo de la parte más alta de la cabeza. Para colocarlo correctamente debe coincidir la parte superior del apoyacabezas con la altura de los ojos. Será eficaz evitando el latigazo cervical cuando la parte posterior de la cabeza esté prácticamente rozando con él, a unos cuatro centímetros de distancia.
  • Cinturón. Mal ubicado, puede provocar rozaduras y lastimarnos. La correa superior debe ubicarse el pecho y la clavícula y no pasar por el cuello ni por debajo de éste.

Tres ejercicios para prevenir dolores

  1. Levantar un poco uno de los pies y, en el aire, dibujar círculos hacia un lado y hacia el otro. Alternar entre estirar la punta del pie y flexionar el tobillo hacia arriba. Repetir cada movimiento 10 veces con cada pie.
  2. Con los codos pegados al cuerpo, elevar los hombros. Mantener arriba durante cinco segundos y volver a bajar hasta la posición normal. Repetir 10 veces para relajar toda la zona alta de la espalda.
  3. Mover el cuello dibujando círculos lentamente hacia un lado y hacia el otro.

Ir a la fuente

close

Suscribite a nuestro boletín informativo diario. Completamente GRATUITO.

¡No enviamos spam!